Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA JUEVES 12 s 4 s 2007 ABC COMUNICACIÓN Telecinco obtuvo un beneficio de 314,3 millones en 2006, un 8,2 más Echevarría exige al Gobierno que cumpla su pacto sobre publicidad en TVE y autonómicas S. G. MADRID. Ni la aparición de nuevos operadores televisivos, ni la retransmisión por cadenas de la competencia de dos de los grandes eventos deportivos de 2006, los Mundiales de fúbol y de baloncesto, ni el desarrollo de la televisión Digital Terrestre (TDT) afectaron durante el pasado año al liderazgo de Telecinco en el ámbito de la televisión en España. La emisora privada siguió siendo un año más, como subrayó ayer su presidente, Alejandro Echevarría, la cadena de referencia del mercado televisivo español, y lo es en todos los parámetros propios de los medios de comunicación: audiencia, ingresos y beneficio En su discurso ante la Junta dde Accionistas, reunida en Madrid, Echevarría resaltó los excelentes resultados económicos del Grupo que, en 2006, tuvo unos ingresos consolidados netos de 997,6 millones de euros, con un crecimiento del 7,1 y unos gastos de explotación consolidados de 557,9 millones de euros. El beneficio neto se incrementó en el pasado año en un 8,2 por ciento y llegó a los 314,3 millones de euros. Pero nuestro liderazgo no es sólo económico, sino que está basado, primeramente, en un claro liderazgo de audiencias, que alcanza a todas las franjas horarias y a todos los públicos resaltó Echevarría, que añadió: Pudiera parecer que con ello se sigue la tónica de los últimos años. Sin embargo, estos resultados de audiencia son especialmente elogiables teniendo en cuenta, en primer lugar, el endurecimiento del entorno competitivo que ha supuesto la aparición de dos nuevos competidores analógicos, Cuatro y La Sexta. Y, en segundo, lugar, y sobre todo, que este liderazgo se ha conseguido sin descender por debajo de esa frontera virtual que supone el 20 por ciento de audiencia. Y aquí también hemos sido los únicos explicó el presidente de la compañía. Tras resaltar los avances en gobierno corporativo y responsabilidad social corporativa, Alejandro Echevarría repasó el contexto político- legal en el que se mueve actualmente el sector y señaló, entre las tensiones por las que había pasa- Ángel Riesgo ADICTOS A LA BLACKBERRY H Alejandro Echevarría, presidente de Telecinco do la empresa que al intento de acelerar la implantación de la TDT siguió, contradictoriamente, la creación de dos nuevas licencias de televisión en abierto avocándose al sector a una fragmentación de audiencias y de ingresos difícil de eludir. Sin embargo, destacó, la compañía lo ha conseguido y el logro es atribuible, única y exclusivamente a Telecinco pues ninguna ayuda se ha recibido desde el Gobierno, comprometido como estaba a compensar la alteración del equilibrio competencial que había provocado, con una reducción cuantitativa y cualitativa de la publicidad de Televisión Española En ese contexto, Echevarría reclamó al Ejecutivo el cumplimiento de sus compromisos pues las medidas siguen sin llegar, a pesar de que ya está casi ultimada la reestructuración de TVE y- -añadió- -no sólo eso, sino que se está experimentando un incremento notable en los índices de saturación publicitaria de esta cadena pública Por ello, reclamó del Ejecutivo la imposición de claros límites publicitarios a las cadenas públicas tanto estatales como autonómicas. En su discurso ante los accionistas, Echevarría recordó también la Ley del Cine, que nos ha exigido grandes dosis ERNESTO AGUDO El mayor dividendo, 1,28 euros, de la Bolsa española Telecinco repartirá entre sus accionistas, el próximo 3 de mayo, un dividendo de 1,28 euros brutos por acción, lo que supone una rentabilidad por dividendo de más del 6 por ciento. Esta rentabilidad por dividendo es actualmente la más elevada de las compañías del índice selectivo Ibex 35 y de toda la Bolsa de Madrid subrayó el presidente de la compañía, Alejandro Echevarría, quien añadió que con el reparto de este dividendo, Telecinco distribuye entre sus accionistas el 100 del beneficio neto generado en 2006, es decir, 314,3 millones de euros En total, la empresa ha repartido en sus tres años en Bolsa 777,2 millones de euros en dividendos. Liderazgo de audiencias Límites en publicidad tión, reconduciendo una situación que, de otra forma, está avocada al permanente enfrentamiento Echevarría hizo mención especial a la falta de una herramienta eficaz en la resolución de conflictos entre las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual y las televisiones. Tras recordar que esas entidades de gestión constituyen monopolios con libertad absoluta para fijar sus propias tarifas, señaló que incluso llegando a aceptar esa situación, lo que es desde luego inaceptable es que no se haya arbitrado aún un órgano y procedimiento eficaces para resolver de una vez por todas los innumerables conflictos que anegan, inútilmente, nuestros juzgados y tribunales, incapaces de resolver unos conflictos que sólo se deben a una incorrecta articulación legal El presidente de Telecinco concluyó reclamando una ley general Audiovisual que compile, aclare y actualice toda la legislación dispersa existente en materia audivisual Echevarría señaló que hasta ahora todos los textos propuestos eran intervencionistas, aunque la última iniciativa del Ministerio de Industria parece haber empezado a asimilar el cambio de enfoque que venimos propugnando Ley General Audiovisual de resistencia frente a las declaradas intenciones del Ministerio de Cultura de incrementar nuestras aportaciones financieras a la producción cinematográfica independiente y mostró su confianza en que el Gobierno pueda sembrar cierta racionalidad en esta cues- ace ahora dos años ya avisábamos en esta columna de una nueva enfermedad contagiosa, los que llamamos entonces Ejecutivos Zarzamora se han multiplicado en estos 24 meses y lo que podía ser un juego inocente se ha convertido en el vicio más tonto del ejecutivo actual. Vive con ella, conduce con ella, escribe en ella sin parar y hasta duerme con ella, por si acaso. El fenómeno Blackberry es en el mundo de los negocios equivalente al de los SMS en el mundo joven, un vicio inesperado. La idea inicial no era mala, los email llegan al ordenador de la oficina, pero si se consigue hacerlos llegar a un teléfono móvil especial y además logramos que eso sea inmediato, uniremos el indiscutible poder del correo electrónico con la cercanía única del móvil; así lo que hace dos años era una herramienta de las élites, es ahora un paso más en la peligrosa adicción al trabajo que las profesiones más sincopadas, como la publicidad, tienen casi a gala. El siempre disponible es muy de agradecer en cualquier empleado, pero ahora casi se ha convertido en una obligación. Pero lo más preocupante es que una vez que te entregan la bonita maquinita los correos electrónicos llegan sin parar, no puedes frenarlos, y al final esta maquinita es la que marca tu ritmo. Algunos altos ejecutivos, como Sir Martin Sorrell, presidente de WPP, tienen a gala responder a todos sus emails en menos de diez minutos; este tipo de actitudes llevan evidentemente a interrumpir otras cosas y a decidir de manera inmediata y rápida. ¿Es eso lo mejor? no estoy seguro, pero si sé que el monstruito te engancha hasta asustar. Siempre me ha molestado esa curiosa prioridad que tiene el teléfono sobre todos los otros medios de comunicación, incluido el cara a cara, si en una casa se está hablando de algo importante y suena un teléfono, la conversación se interrumpe para contestarlo, ignoro el motivo pero su poder coercitivo es muy grande. Ahora nuestras Blackberries marcan el ritmo de los negocios, la inmediatez manda, la reflexión y el dialogo pueden esperar.