Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 12 s 4 s 2007 ESPAÑA 31 Los Mossos llevan a cinco agentes a la Fiscalía por supuestos malos tratos a dos detenidos D. C. BARCELONA. Rafael Olmos, director general de los Mossos d Esquadra, ha suspendido de empleo y sueldo a cinco agentes de este cuerpo y ha puesto el caso en manos de la Fiscalía después de que cámaras secretas los grabaran golpeando a dos detenidos en la comisaría central de Barcelona, situada en el barrio de las Corts. Se trata de un cabo y cuatro agentes, uno de ellos una mujer y dos, policías en prácticas. La división de Asuntos Internos de los Mossos abrió una investigación a principios de año debido al incremento de denuncias y sospechas de malos tratos en esas dependencias. Varias cámaras cuya existencia desconocían los mossos registraron que la agente golpeó con las manos a una detenida, mientras que el resto de policías hizo lo propio a otro arrestado, todo ello en el transcurso de quince días. Ambos episodios fueron denunciados posteriormente. Según Rafael Olmos, las cámaras y los exámenes médicos han arrojado sospechas razonables de malos tratos a los dos detenidos, uno de los cuales salió de la comisaría con moratones en los ojos y en el cuerpo. Cuando el pasado jueves, Olmos tuvo conocimiento de estos dos casos, decidió apartar a los agentes implicados y enviar el caso a la Fiscalía, de forma paralela a la denuncia que han presentado los dos afectados. La Dirección General ha tomado además la decisión de instalar en las Corts 40 cámaras de vigilancia, que se unirán a las 31 ya existentes. Los nuevos equipos controlarán las celdas, de manera que no lesionen la intimidad de los detenidos, y las zonas de registro, donde hasta ahora no existían. Se pretende también ampliar de forma paulatina esta medida de control a todas las comisarías de Cataluña que disponen de áreas de custodia. Rafael Olmos recordó que desde que se abrió la comisaría central de Barcelona hace un año y medio, coincidiendo con el traspaso a los Mossos de las competencias de seguridad ciudadana en la ciudad, han pasado por ella 21.000 detenidos. Según la investigación, el 99,9 por ciento de los procedimientos del centro han sido correctos indicó Olmos. Hallan muerto a un cura jubilado con un martillazo en la cabeza y maniatado El cadáver del sacerdote permanecía en su piso de Murcia desde hacía tres días D. VIDAL A. LÓPEZ MURCIA. Con la mitad del cráneo hundido de un fuerte martillazo, la manos atadas a la espalda y bañado en un gran charco de sangre alrededor del cual daban vueltas los perros y gatos con los que convivía. De esta manera encontraron ayer los agentes de la Policía Nacional en Murcia el cadáver de Salvador Fernández Ciller, un sacerdote castrense jubilado de su misión litúrgica- -salvo en el tanatorio- -pero que seguía prestando ayuda a los demás. Habría la puerta a todo el mundo y daba cobijo a quien se lo pedía según sus allegados. Un carácter bondadoso que quizá sea el que le ha llevado a una muerte violenta e inesperada por la comunidad en la que el religioso se movía desde hacía 12 años. El aviso de la muerte del religioso lo dio en la mañana de ayer una vecina que tenía una copia de la llave del piso del Salvador Fernández, y que entró en la vivienda porque las goteras que venían de su casa y el hecho de que hiciera días que no le veíamos nos hizo sospechar La Policía encontró unos sobres en el contenedor cercano a la vivienda del cura que ocurrir entre el viernes y el domingo, a tenor de los testimonios de vecinos y conocidos. Su muerte conmocionó a todo el barrio ya que Salvaron era una persona muy conocida entre los vecinos. Fue la llamada de una vecina al 112 la que alertó de los sucedido. El Centro de Coordinación de Emergencias envió una ambulancia a la calle Ruiz Hidalgo, cuyos sanitarios certificaron la muerte del anciano cura. El cadáver del sacerdote Salvador Fernández fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Murcia poco después del mediodía de ayer para practicarle la autopsia. Una de las feligresas de la parroquia donde el fallecido oficiaba misa fue, presuntamente la última persona que vio con vida al sacerdote, que acudió el viernes por la noche a visitar el monumento levantado en la iglesia, con motivo de la Pasión. Durante el pasado fin de semana el sacerdote lo llamaron por teléfono en varias ocasiones, sin obtener ninguna respuesta, por los responsables del tanatorio en donde oficiaba los funerales. Por otra parte las vecinas del edificio en el que vivía el cura no se podían explicar lo que había sucedido horas antes en su edificio. Lo calificaron como una persona muy generosa, J. CARRIÓN buena amable y alegre, aunque últimamente- -dijeron- -estaba algo triste e incluso depresivo sin causa aparente. Salvador Fernández era natural de Cehegín, y según fuentes de la Diócesis de Cartagena fue misionero en distintos países de Latinoamérica hasta que regresó hace 19 años a Murcia donde ejerció el sacerdocio primero en la parroquia de La Purísima y después en la iglesia de la pedanía murciana de El Puntal, donde ofició su última misa en noviembre del año pasado. Asustada y sorprendida, Encarna Sánchez abre la puerta de su casa, en la calle Ruiz Hidalgo, sólo dos pisos más arriba del piso donde ella misma encontró el cadáver de Salvador Fernández. El sacerdote le había confiado una copia de la llave de su vivienda. Esta vecina del Barrio del Carmen confirma que el sacerdote acogía en su casa a todo tipo de personas que lo necesitaban, les ponía un plato caliente. Daba aunque fuera un simple bocadillo. De hecho, algunos vecinos del asesinado se han llegado a quejar porque por aquí venía gente que no daba buena espina. También venían chicos magrebíes con los que me he cruzado en la escalera El fin de semana, Encarna oyó un portazo muy fuerte y, desde entonces, todos los allegados del sacerdote empezaron a echarle de menos. Misionero en América Cuarenta nuevas cámaras Los agentes que se desplazaron hasta el número cinco de la calle Ruiz Hidalgo del barrio del Carmen llegaron al domicilio del sacerdote pasadas las 10.00 horas y no lo abandonaron hasta las 15.00 horas, realizando una exhaustiva búsqueda de cualquier pista que pudiera abrir una vía de investigación en torno a las circunstancias en las que se produjo la muerte del sacerdote, que tuvo Conmoción en su barrio Confiesa el autor del asesinato en Oslo del médico Leal Bermúdez CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL ESTOCOLMO. A casi un mes del descubrimiento del cadáver del sevillano Joaquín Leal Martínez, desaparecido a mediados del pasado enero en Oslo en misteriosas circunstancias, la Policía de Noruega, ajustándose al modo de actuar nórdico lento pero seguro desveló ayer la identidad del autor del crimen, que no es otro que el detenido desde hace dos meses Roar Glasö. Esta esperada noticia, que ocupó las portadas de todos los periódicos, pone un primer punto y aparte al terrible suceso que ha conmocionado a toda Noruega. Finn Abrahamsen, responsable del caso conocido como Bermudez- sak confirmó ayer a la cadena NTB que Glasö ha declarado ser el autor físico del crimen El inspector no quiso de momento dar más detalles, que calificó como secre- to de sumario pero explicó que desde el primer momento sospechó de Glasö, que nos contó cosas no publicadas que solamente podía conocerlas el criminal El criminal no tuvo más remedio que declararse culpable tras la evidencia de que su DNA coincidía con los rastros encontrados en el cadáver. La trágica historia comenzó el lunes 15 de enero, cuando los colegas del médico denunciaron su desaparición, al no acudir a su trabajo como jefe de la Clínica de Patología del Rikshospitalet de Oslo. El sábado 17 de marzo, una pareja que paseaba por el bosque Sorkedalen, encontró el cadáver enterrado en la nieve.