Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 12 s 4 s 2007 ESPAÑA 29 El teniente alega que nadie le dijo La mujer asesinada en cómo debió actuar en Roquetas Torrevieja había sufrido Los ocho guardias civiles imputados por la muerte de Galdeano se enfrentan a penas de cárcel de hasta 52 años y medio C. M. MADRID. Los ocho guardias civiles imputados por la muerte de Juan Martínez Galdeano, el 24 de julio de 2005 en el cuartel de Roquetas del Mar (Almería) y cuyo juicio quedó ayer visto para sentencia, se enfrentan a penas de prisión de entre 13 y 52 años y medio. Al término de la sesión del juicio, la mayoría de los imputados mostraron su pésame a la familia del agricultor fallecido y reiteraron que actuaron en cumplimiento del deber En su alegato, el teniente José Manuel Rivas, principal imputado, acusado de un delito de torturas y homicidio imprudente, declaró que actuó con los medios y conocimientos que tenía a su alcance y manifestó: He recibido muchas críticas hasta ahora, pero nadie me ha dicho aún cómo tendría que haber actuado El agente Moreno fue más tajante: Después de la familia nosotros somos los que más sentimos esta muerte El abogado defensor acabó su alegato diciendo que el procedimiento llega tarde porque los guardias civiles ya han sido condenados y han cumplido su sentencia La última sesión de la vista oral arrancó con la exposición por parte de Jaime Sanz de Bremond, letrado de la acusación popular, que imputó al teniente Rivas, al mando del cuartel cuatro robos recientes Después de la familia nosotros somos los que más sentimos esta muerte alega el agente Moreno cuando murió Galdeano, un delito de tortura con atentado grave a la integridad moral, al considerar que actuó con ánimo de castigar al hombre que lesionó a tres de sus agentes. A esta conducta por parte del teniente, achacó el inicio del cuadro de delirio agitado que, finalmente, originó a Galdeano la insuficiencia cardiorrespiratoria aguda que le provocó la muerte. La acusación estima que Rivas incurrió también en el delitos de lesiones y homicidio imprudente. Para el resto de agentes, la acusación pidió 6 años y 3 meses de prisión por los mismos delitos, incluido el de atentado grave contra la integridad moral, que cometieron simplemente al no poner los pantalones a Galdeano en ningún momento Los hechos enjuiciados en la Audiencia Provincial de Almería tuvieron lugar entre las 16.15 y 17.44 horas del 24 de julio de 2005, cuando Martínez Galdeano, de 39 años, acudió al acuartelamiento para pedir auxilio tras su implicación en un accidente de tráfico. DAVID MARTÍNEZ ALICANTE. La mujer de nacionalidad belga que fue hallada muerta el pasado lunes en su vivienda de la localidad alicantina de Torrevieja había sufrido cuatro robos recientes, según fuentes de la investigación. Varios testigos aseguraron que, por miedo a sufrir nuevos robos, la mujer había pasado algunas noches en un hotel, pero que volvió a casa el domingo por la noche. Al parecer, la víctima, de 52 años, pidió prestado un perro a su vecino para que vigilase el chalé, medida que se reveló insuficiente. Los ladridos del perro al día siguiente alertaron a los vecinos, que acudieron a la vivienda y encontraron mal cerrada la puerta del jardín. El hombre que había prestado el perro a la víctima se introdujo entonces en el domicilio y encontró el cadáver. se utiliza habitualmente para forzar puertas. Así, los presuntos ladrones habrían utilizado el mismo instrumento para entrar en el chalé y acabar con la vida de la mujer, que habría ofrecido supuestamente resistencia. La Policía Judicial de Torrevieja, que se ha hecho cargo de la investigación, baraja ya como probable la hipótesis del robo, y ha descartado definitivamente la violencia de género y el ajuste de cuentas como móvil. Esta hipótesis había cobrado fuerza en las primeras horas de la investigación, al haber contraído una importante deuda económica. El cadáver de la mujer será repatriado a Bélgica. La víctima se instaló hace cuatro meses en Torrevieja, y en este tiempo había sufrido cuatro robos. El hecho de que hubiese reformado el chalé recientemente ha llevado a pensar a los investigadores, según fuentes del caso, en la posible vinculación de los empleados que trabajaron en la casa. Repatriación Con una pata de cabra Según las citadas fuentes, todo indica que la mujer fue golpeada en el rostro con una pata de cabra una herramienta que