Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 11- -4- -2007 DEPORTES www. abc. es deportes 85 El Valencia cayó en el último suspiro Un gol de Essien materializó el pase de un Chelsea que fue muy superior en la segunda parte Valencia Chelsea 1 2 Valencia (4- 4- 2) Cañizares; Miguel, Ayala, Moretti, Del Horno; Joaquín, Albelda, Albiol (Hugo Viana, m. 71) Silva; Morientes (Angulo, m. 65) y Villa. Chelsea (4- 1- 3- 2) Cech; Diarra (Joe Cole, m. 46) Carvalho, Terry, A. Cole; Obi Mikel; Ballack, Essien, Lampard (Makelele, m. 90) Shevchenko (Kalou, m. 90) y Drogba. Árbitro: Vassaras (Grecia) Mostró tarjeta amarilla a Del Horno, Albelda, Ayala, Moretti. Goles: 1- 0. m. 32: Morientes. 1- 1. m. 52: Shevchenko. 1- 2, m. 90: Essien. ENRIQUE ORTEGO VALENCIA. A veces, en este caso por desgracia, el fútbol es matemático. Previsible. Era una eliminatoria tan igualada, con dos equipos tan parecidos de estilo y fuerzas que se intuía que se podía decidir en los últimos minutos y así fue. En el último. Cuando la prórroga parecía inevitable, Essien resolvió con un sorprendente disparo al palo corto de Cañizares y hacía justicia a la buena segunda parte de su equipo, muy superior tras el descanso a un Valencia al que le faltó fútbol y le falló el físico. Se le podrá llamar arrogante o podrá caer mal, pero nadie puede discutirle a Mourinho su mérito. Hizo campeón de la UEFA y de la Champions al Oporto y este año, después de ganar dos Premier consecutivas, ya ha ganado un título y tiene a su Chelsea con aspiraciones en los otros tres. No puede ser suerte, ni casualidad. Ayer manejó con soltura el planteamiento y cuando vio el partido cuesta arriba metió el piñón bueno. Quitó un lateral, metió un extremo y su equipo en la segunda parte no dejó salir de su campo al Valencia. Puede que el fútbol del Chelsea no sea brillante, pero su efectividad le da para ganar cuando tiene que ganar. Aunque sea en los últimos minutos, lo que ya se ha convertido en una especialidad. Dentro del estilo propio de cada uno, Quique Sánchez Flores, como hiciera Mourinho en Stamford Bridge, mostró su cara más ofensiva a la hora de formalizar el once titular y tiró de David Villa fue la imagen de la desolación de todos los jugadores del Valencia al finalizar el encuentro AFP Mourinho reaccionó rápido LO MEJOR Mestalla olía a Champions Tiene la Copa de Europa un sabor y un olor especial y ayer desde un par de horas y durante todo el partido se respiró con intensidad en el estadio valencianista Morientes- -un seguro de gol como pareja de Villa- con Joaquín y Silva en las bandas. Mourinho se cubrió un poco más, con dos medios centros escalonados, Obi Mikel y Essien y dos interiores puros y duros, Ballack y Lampard. No tuvo nunca prisa el Chelsea, como no la tuvo el Valencia. Partido táctico- táctico. De pizarra y tiza a la vieja usanza, de esos que no entran por los ojos, pero que los más expertos mastican con cierto placer. Después de diez minutos de mayor presión y agresividad, el Valencia se hizo más calculador, cedió unos metros y el Chelsea se aprovechó. Pero siempre sin dislocarse. A su manera, con un ojo en el retrovisor, con balones largos siempre por el centro. Todo bastante predecible. El Valencia no creaba peligro, pero tampoco sufría. Era cuestión de esperar el detalle y el momento, como habían aventurado los técnicos en la víspera. Y, afortunadamente, lo encontró el Valencia. Primero Morientes remató al poste y a la siguiente remató dentro. Es la fortuna de contar con un hombre que lleva el gol en la piel, tenga como tenga el hombro. Ese gol llevaba implícito aroma a semifinales, pero quedaba una hora por delante y el Chelsea, como buen equipo inglés y además entrenador por un ganador como Mourinho, no se rindió. Todo lo contrario. Y así fue. Tomó más protagonismo ofensivo y antes del descanso ya dejó una muestra de lo que vendría después, pero Cañizares sacó una buena mano a un cabezazo de Drogba. La respuesta de Mourinho fue la entrada de Joe Cole. Tres puntas y ofensiva total. Muy pronto encontró recompensa. LO PEOR España sin Liga de Campeones El fútbol español se queda sin representantes en la Champions No habrá nadie en semifinales, donde, si el Liverpool pasa, estarán tres representantes ingleses Así jugó el Valencia Cañizares: bien. Miguel: bien. Ayala: bien. Moretti: bien. Del Horno: bien. Joaquín: mal. Albelda: regular. Albiol: regular. Silva: bien. Villa: regular. Morientes: notable. Angulo: regular. Hugo Viana: regular. El técnico: Sánchez Flores: bien. Tácticamente el equipo fue fiel a su estilo, aunque en la segunda parte apenas salió de su campo. Lo mejor: la primera parte y el gol Lo peor: la segunda parte, sin capacidad ofensiva. Shevchenko aprovechó una indecisión de los centrales para rematar a quemarropa. Gol. Partido y medio después, ciento cuarenta minutos, vuelta a empezar. Lo previsto al fin y al cabo. El gol dejó grogui al Valencia. Fue como una puñalada trapera de la que no se recuperó. El Chelsea se fue a por el partido. Ahora con más convencimiento. Quique intentó recomponer líneas con Silva en la media punta, pero sin tener el balón no había ni posibilidad de montar la contra salvadora. Villa tampoco apareció cuando más se le necesitaba y la prórroga se antojaba el menor castigo cuando llegó el gol de Essien. Punto final. Así jugó el Chelsea Cech: bien. Diarra: bien. Carvalho; notable. Terry: notable. A. Cole: bien. Essien: notable. Obi Mikel: bien. Lampard: notable. Ballack: bien. Shevchenko: bien. Drogba: bien. Joe Cole: bien. Makelele: s. c. Kalou: s. c. El técnico: José Mourinho: notable. Reaccionó rápido con la enrtrada de Joe Cole tras el descanso. Lo mejor: nunca se rindió Lo peor: su primera parte.