Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 11 s 4 s 2007 LA HORA DE LA VERDAD DEL 11- M EL SUICIDIO DE LOS TERRORISTAS EN LEGANÉS ESPAÑA 13 La Policía ratifica que los suicidas de Leganés tenían explosivo adosado No se tocó nada de la Kangoo hallada en Alcalá hasta su traslado a la central policial NIEVES COLLI MADRID. La declaración de cinco policías- -dos pertenecientes a la Comisaría General de Policía Científica y tres a la Unidad Central de Desactivación de Explosivos- -sirvieron ayer para dejar bien claros varios aspectos relacionados con la investigación del 11- M y el suicidio de los terroristas en Leganés, sobre el que se ha pretendido sembrar dudas. Clarificadores fueron también los testimonios de varios geos, quienes explicaron cómo justo después de volar la puerta del piso para negociar con los terroristas- -que estaban muy exaltados se produjo la explosión. Los agentes nunca llegaron a entrar en la vivienda. Los testimonios que ayer pudo escuchar el tribunal han reflejado también la intensidad y calidad del trabajo desarrollado por los agentes el 11 de marzo, dada la brutalidad de los atentados- estábamos desbordados -y la premura por identificar los cadáveres y entregarlos a las familias. La intervención de las distintas unidades policiales en Leganés centró gran parte de las declaraciones. Una vez que se produjo la explosión, los primeros en entrar fueron los bomberos ante el temor de que se derrumbara el edificio y, junto a ellos, los tedax, con el fin de asegurar la zona ante la posibilidad de que se produjera otra explosión. Los últimos en entrar fueron los agentes de la Científica, cuya misión era realizar la inspección ocular y recuperar todos aquellos efectos que resultaran de interés para la investigación. En medio de la oscuridad (la explosión se produjo sobre las nueve de la noche) y entre el humo y el polvo se fue desescombrando y, al mismo tiempo, buscando restos: biológicos (restos de los cadáveres de los suicidas) efectos de los terroristas (se hallaron diversos documentos, libros, efectos personales, armas... restos de explosivos (todos del tipo Goma 2 ECO) y detonadores (más de 200) Todo ello se fotografió y Restos de los suicidas aparecieron en la piscina de la urbanización de Leganés ABC Uno de los cadáveres que apareció en la piscina llevaba el pantalón, que podía ser de chándal, al revés Un policía vecino de los terroristas reconoció como suyos unos documentos sobre ETA esparcidos por la bomba Los GEO nunca llegaron a entrar en la vivienda de los suicidas; antes se produjo la explosión etiquetó y la inspección ocular, que se prolongó tres días, quedó grabada en vídeo. Sólo de madrugada, cuando se vació la piscina, se hallaron dentro de la cubeta otros restos de cadáveres con los artefactos adosados al cuerpo, extremo que, junto a otras pruebas que obran en la causa, corrobora que los islamistas se suicidaron. Uno de esos cadáveres, según los agentes, llevaba puesto al revés (es decir, con las etiquetas por fuera) un pantalón que parecía de chándal. Los policías indicaron que la potente explosión destrozó varios pisos de las viviendas, por lo que era seguro que las pertenencias de los suicidas se mezclaron con las de otros vecinos. Eso fue lo que ocurrió con unos documentos sobre ETA hallados en el escenario. Pertenecían a un policía miembro del Servicio de Información que vivía en el piso contiguo al de los terroristas, extremo sobre el que no caben dudas puesto que él mismo reconoció sus pertenencias. Sobre la furgoneta Kangoo hallada en Alcalá de Henares el mismo 11 de marzo, los agentes de la Científica explicaron que se ordenó su traslado a la central de Canillas sin que se tocara nada Fue allí donde fue inspeccionada: primero se encontró una cinta con caracteres árabes y, después, una bolsa con detonadores, hecho que provocó la intervención de los tedax. En su interior también había efectos domésticos, como mantas, sin interés para la investigación