Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 10- -4- -2007 Tráfico yerra en sus previsiones ESPAÑA 23 rre. De hecho, está demostrado que la mayoría de los delitos contra la seguridad del tráfico se acaben sobreseyendo y no se consideren infracción penal como señala la fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Cuenca, impresión que es aplicable al resto de España. También se demanda un código penal más severo. El caso es que hay un sentimiento generalizado de que los irresponsables le han perdido el respeto a la posibilidad de quedarse sin carné. Las campañas de la DGT han ido centradas en el exceso de velocidad, colocación de radares y los aficionados a correr más de la cuenta ya se han pertrechado de avisadores de controles y han buscado otras triquiñuelas, como utilizar los puntos de abuelos, abuelas, madres o esposas o llegar incluso a comprarlos en subastas por internet. Desde el RACC, aunque defienden el carné por puntos, apuntan a que son necesarias otras actuaciones, como mejorar la señalización, especialmente en las carreteras de doble sentido- -donde se producen la inmensa mayoría de los accidentes mortales- así co- Malas carreteras mo mejorar la vigilancia e invertir en la mejora de la red viaria Sobre este punto se mostraron especialmente críticos los Automovilistas Europeos Asociados: La climatología adversa ha dejado en evidencia el mal estado de las carreteras españolas y la insuficiente presencia física de efectivos de Policía y Guardia Civil Sobre el permiso por puntos se limitaron a señalar que es evidente que no ha logrado su objetivo, que era eliminar hooligans de las carreteras. Hay que rediseñar y volver a empezar con el carné por puntos porque si no, volveremos a fracasar Para el RACE, el carné por puntos era necesario, pero no suficiente, y ha sido un fracaso porque sólo se ha enfocado para un determinado número de conductores que son los van a una velocidad alta Por último, las asociaciones de transportistas consideran que invertir en mejoras en las carreteras españolas es fundamental para hacer frente a la alta cifra de fallecidos. Kilométricas retenciones en el final de la larga operación retorno Navarra, Comunidad Valenciana, Cataluña y País Vasco cerraban ayer sus vacaciones de Semana Santa en medio de los atascos D. P. MADRID. El Lunes de Pascua lo fue también de paciencia para los cientos de miles de españoles que se vieron atrapados en los innumerables atascos que salpicaron las carreteras de la Península. Cuatro Comunidades, Navarra, la Valenciana, Cataluña y País Vasco, concluían ayer sus vacaciones de Semana Santa. Se cerraba la operación retorno como empezó el domingo para el resto de España, con kilómetricos atascos, complicados por la lluvia generalizada y los accidentes. Por el Levante, las entradas a Alicante, Valencia, Barcelona, Tarragona y Murcia se encontraban colapsadas desde las siete de la tarde. Los problemas de tráfico empezaron las cinco y se fueron complicando hasta bien entrada la noche. La A- 7 sufría cinco kilómetros de parón en Crevillente (Alicante) la N- 340 presentaba 14 kilómetros de tráfico lento en Jijona (Alicante) la A- 2 padecía retenciones en Esparraguera (Barcelona) durante 11 kilómetros, la A- 23 tenía paradas reiteradas a la altura de Barracas (Castellón) la A- 7 tenía retenciones en Málaga capital, Totana (Murcia) Lorca (Murcia) Murcia capital y Tarragona capital, la A- 30 tenía tráfico lento en Murcia capital durante 14 kilómetros, la N- 340 presentaba retenciones en El Vendrell (Tarragona) y la A- 3 en Requena y Buñol (Valencia) Además, la A- 2 tenía otros 15 kilómetros de nivel amarillo en Cervera (Lérida) y 4 kilómetros en Lérida capital, la AP- 1 otros 12 kilómetros en Rubena (Burgos) la N- 443 tenía tráfico lento en Cádiz capital y en Puerto Real (Cádiz) la A- 5 presentaba nivel amarillo en Cazalegas y Valmojado (Toledo) la A- 2 contaba con retenciones en Contamina (Zaragoza) y Zaragoza capital, y la A- 68 en Zaragoza capital. En Madrid, la A- 6 tenía tráfico lento en Las Rozas y Pozuelo de Alarcón sentido entrada, y en Segovia la misma carretera presentaba 15 kilómetros de retenciones en El Espinar y Villacastín. Por el norte no fueron mucho mejor las cosas. La N- 1 llegó a colapsarse a la altura de la localidad alavesa de Armiñón, como consecuencia del tráfico que esta vía absorbe desde Burgos y La Rioja. Las entradas a Bilbao y San Sebastián fueron también muy problemáticas. Más información en: http: www. dgt. es