Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 10 s 4 s 2007 LA HORA DE LA VERDAD DEL 11- M LOS TESTIGOS ESPAÑA 17 Un testigo protegido revela que El mundo le presionó para que hablara de ETA Afirma que aparecieron publicadas cosas que él nunca dijo C. MORCILLO MADRID. Jamal Ahmidan El Chino estuvo omnipresente en la sesión de tarde de ayer. No sólo se habló de él con profusión, sino que la mayoría de quienes declararon eran familiares o amigos íntimos suyos. Uno de ellos, testigo protegido que colaboró con la Policía poco antes de los atentados, reveló a la sala que se sintió presionado por el periódico El mundo para que contara las supuestas relaciones que había mantenido El Chino con miembros de ETA, de ahí que accediera a una entrevista en la que no era cierto todo lo que se publicó. Un día se paró un periodista de El mundo en la puerta de mi casa- -explicó a la fiscal- -con una copia de mi declaración en la UCI El testigo protegido contó que se puso en contacto con la Unidad Central de Inteligencia tras los atentados. Allí declaró, de forma confidencial, lo que sabía sobre El Chino Un periodista me dijo que la Policía les había facilitado una copia de mi declaración, mi teléfono fijo y el móvil, así como mi dirección ¿Por qué no vino al Juzgado a decir que había sido perseguido? -le preguntó la fiscal- De quién me iba a fiar a esas alturas le espetó el testigo. Según declaró, no cobró por esa entrevista, a la que le animó su mujer para que no los molestaran más igual que tampoco lo había hecho por facilitar información a la Policía durante un breve periodo de tiempo. Un comisario que se siente aludido por Díaz de Mera lo desmiente en un escrito a su jefe C. M. MADRID. El caso Díaz de Mera, lejos de amainar, sigue provocando reacciones inesperadas en la Policía. Ayer trascendió que un comisario ha elevado un escrito a su superior, el comisario general de Información, en el que niega haber hablado al ex director general de la Policía sobre un informe en el que se recogían las numerosas y graves relaciones de la banda terrorista ETA con la matanza de Madrid. El comisario se siente aludido por las palabras de Díaz de Mera ante el Tribunal del 11- M en las que declaró que un agente de su confianza le había desvelado la existencia de un informe no aportado al sumario. Y eso pese a que el ahora europarlamentario popular se negara a revelar su fuente y la negativa le costara una multa de mil euros y que el juez le dedujera testimonio por desobediencia grave a la Justicia. Con el nuevo escrito, conocido ya por la Dirección General de la Policía, el caso Mera cobra tintes rocambolescos. El ex director de la Policía no dio ni una sola pista sobre su fuente, al menos al Tribunal, como para que ésta se haya sentido concernida, si bien es cierto que un medio de comunicación sí la señaló sin nombrarla días después. Además, otro comisario, el que fuera jefe de la Unidad Central de Información, tuvo que aclarar que no recibió ninguna orientación ni presión para elaborar el único documento que existe sobre el nexo ETA 11- M, después de que su nombre echara a rodar. El policía concernido, citado como testigo en el juicio por el puesto que ocupaba entonces, ha reconocido a su superior que recibió llamadas de Díaz de Mera con el que mantenía una relación fluida, según las fuentes consultadas. Niega rotundamente haber hablado de relaciones entre terroristas vascos e islamistas, dice que no ha elaborado ningún informe sobre el asunto- -dejó la Comisaría General de Información en julio de 2005, aunque ha vuelto más tarde- -y afirma que trató de sacar al europarlamentario de su confusión. Si es la fuente, como él cree serlo, la posición de Díaz de Mera es áun más delicada que la semana pasada. Ayer comenzó la investigación abierta por el Tribunal. El Chino y su célula se suicidaron en Leganés El amigo de Jamal Ahmidan, del mismo pueblo según concretó, no pudo precisar si fue Hicham Ahmidan (primo de Jamal) o el hermano pequeño de éste, Rachid, quien le habló sobre la relación de Jamal con miembros de ETA en días posteriores a la matanza. No era nada seguro, me comentó uno de los dos que Jamal conocía a un hombre mayor de ETA y a otro más, en el año 94, en la cárcel En prisión, a mediados de los noventa, Jamal Ahmidan supo que se podían fabricar artefactos explosivos a partir de una simple bombilla. Se lo enseñaron, dijo el testigo a la fis- AFP El PSOE forzará a Interior a explicar el informe Mera El portavoz del PSOE, José Blanco, anunció ayer la decisión de utilizar su cupo de preguntas en la sesión de control al Gobierno del Congreso para, el miércoles de la próxima semana, pedir a los ministros de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, que aporten los datos de que dispongan sobre el supuesto informe en el que se ampara el entonces director general de la Policía para sostener en su momento que había una conexión entre ETA y el 11- M, y cuya autoría se ha negado a desvelar al juez. cal, dos etarras, según confesión de El Chino a su amigo. -F: ¿Le dijo sus nombres? -T: No, señora -F: ¿Por qué se acordó de esa relación con ETA diez años después? -T: Porque me pareció muy fuerte -F: ¿Oyó que Jamal siguiera manteniendo contacto con miembros de ETA? -T: No, nunca El testigo protegido, que no accedió a la sala hasta que le garantizaron que su imagen no aparecería, admitió que siente miedo porque es el juicio de unos asesinos y no les importará matar a uno más.