Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 9- -4- -2007 73 Gris Domingo de Resurrección LA MAESTRANZA Real Maestranza de Sevilla. Domingo de Resurrección, 8 de abril de 2007. Lleno de no hay billetes Toros de Zalduendo- -incluido el 3 bis- que resultaron deslucidos en líneas generales; destacó el 2 noble. Enrique Ponce, de plomo y oro. Dos pinchazos y media tendida (silencio) En el cuarto, estocada. Aviso (ovación) El Cid, de grosella y oro. Estocada (oreja) En el quinto, pinchazo y casi entera (silencio) Sebastián Castella, de grana y oro. Bajonazo (silencio) En el sexto, estocada caída y descabello (palmas de despedida) FERNANDO CARRASCO SEVILLA. Porque será allí, en la Gloria, querido Manuel Ramírez, donde habrás visto la tarde inaugural de esta temporada, que acabó para ti antes de empezar en Talavera de la Reina- -hasta para eso has sido torero, Manolo- y seguro que convendrás conmigo que fue tarde gris, este Domingo de Resurrección, a pesar de la oreja que cortó El Cid. Pero supo a poco esa oreja. Porque el conjunto estuvo marcado por el soso juego que dieron los de Zalduendo. Ganadería triunfadora la temporada pasada, pero que ayer no siguió ese compás, a excepción del segundo, el primero del saltereño, un astado bonancible que repitió, que fue con fijeza y que duró lo suficiente para que se le cortarse la oreja que, repito, supo a poco. La corrida, y seguro que lo anotaste, resultó deslucida. Y con ese material, como tú solías decir, demasiado hicieron los toreros. Coincidirás conmigo, querido Manolo, que Ponce se las vio El Cid obtuvo el único trofeo de la tarde y se las deseó con su primero, un toro complicado que le punteó el capote y que derribó a Manolo Quinta. De allí se fue suelto y aunque el valenciano, curtido en estas lides, intentó ahormarlo por bajo en el inicio de faena, tuvo que luchar contra los cabezazos y la cara alta en las embestidas. Verías que le avisó en un par de ocasiones y que nunca se entregó. Anduvo por encima Enrique. Apuntarías que al cuarto le dieron tela porque sentía el hierro y huía despavorido. Y de nuevo verías a Ponce doblarse con el zalduendo, someterlo y ganarle la partida, poco a poco, haciéndole embestir. Sé que le habrás dicho al padre Leonar- RAÚL DOBLADO Enrique Múgica pregona la Fiesta El público debe defenderse del negativismo acosador y entrometido de quienes, con tesón digno de mejor causa, no cejan en su empeño de impedir que otros disfruten de lo que a ellos les disgusta Son palabras del Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, quien pronunció ayer el tradicional pregón taurino de Sevilla. Señaló que los festejos maestrantes se pregonan solos y que los espectadores determinan con su presencia y actitud la realidad de la Fiesta do que el toro en otras manos duraba un suspiro. Te vendrías arriba viendo las verónicas de Manuel Jesús al mejor de la tarde, y el quite de Castella por chicuelinas y la réplica del saltereño. Y cogerías de nuevo los prismáticos para ver el inicio de faena, en la que no probó al toro y lo citó de largo. Dirías que algo aceleradillo estuvo al principio pero que lo bordó con la zurda, en naturales largos y templados, de mano baja. Y el de Zalduendo que repetía y el torero creciéndose. Más breve después pero a más en su quehacer. Te gustarían los remates por bajo y las trincherillas. Y dirías aquello de ¡qué barbaridad! cuando viste cómo enterraba el acero después de unos ayudados por alto. Pero seguro que también te supo a poco la oreja porque sabes que este Cid es capaz de más. Te gustó menos, seguro, el quinto, un toromuy descompuesto quenunca se entregó en la muleta y que, al final, se fue a tablas porque no quería saber nada de la plaza ni del Cid. Y te habrás sentido decepcionado porque Castella no tuviese material y que tras ver cómo le devolvían a su primero se encontraba con un tercero bis feo pero que embestía con todo, que topaba más que otra cosa y con el que el francés sólo pudo pegarse un arrimón al final. De nuevo tomarías los prismáticos para verle dar el pase cambiado por la espalda al sexto, ya con la noche encima y luego llevarlo muy templado en los primeros compases, pero que fue un suspiro porque el zalduendo se coló y luego dijo que se apagaba, que se acababa la emoción en las embestidas y que prefería rajarse y así terminar con una tarde demasiado gris para que, querido Manolo, haya llegado hasta la Gloria, donde tú la presenciaste. Ferrera sale a hombros en la Feria de Arles ABC ARLES (FRANCIA) Antonio Ferrera cortó tres orejas y abrió la puerta grande en la Feria de Arles. El extremeño sobresalió en el cuarto, un buen toro de Antonio Palla, que envió una corrida de noble juego. Con la plaza casi llena, éste fue el balance de la terna: Ferrera, oreja y dos orejas; Salvador Cortés, ovación y ovación tras dos avisos, y el francés Jeremy Banti, que tomaba la alternativa, ovación y ovación tras petición. Por la mañana, se lidió una buena novillada de Capea. Daniel Luque, ovación y oreja. Marco Leal, oreja en ambos. Román Pérez, saludos y dos orejas. En el coso galo de Aignan, se lidiaron toros de Miranda de Pericalvo y uno de Escudero de Cortos, buenos. Luis Vilches, ovación en ambos. Javier Valverde, tres orejas. Mehdi Savalli, oreja y ovación. En Lucena (Córdoba) toros de Albarreal. Ortega Cano, silencio tras aviso y saludos tras petición. Manuel Díaz El Cordobés tres orejas. El Fandi, cuatro orejas. En Lisboa, El Capea causó una grata impresión en su debut en Campo Pequeño, con toros de Brito Paes. Dio una vuelta al ruedo, al igual que Moura Caetano, Antonio Joao Ferreira y Manuel Ribeiro Telles. Por otra parte, la corrida de Murcia fue suspendida por las fuertes lluvias. Se anunciaban toros de José Luis Pereda para Pepín Liria, César Jiménez y Matías Tejela. Otro festejo suspendido fue el de Ciudad Real, en este caso al ser rechazada en el reconocimiento la novillada de Manuel Caro Andrade. Conformaban el cartel Jesús de Natalia, Pepe Moral y Fernando Tendero.