Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos LUNES 9- -4- -2007 ABC La Fura dels Baus le da la vuelta al Anillo El grupo catalán estrena en el Palau de les Arts de Valencia los dos primeros títulos de una nueva producción de El Anillo del Nibelungo de Wagner. En esta coproducción con el Maggio Musicale Fiorentino, aseguran que han seguido al pie de la letra la partitura del compositor y se han reconciliado con los dioses POR SUSANA GAVIÑA BARCELONA. El Naumon está anclado frente al bullicioso Maremagnum de Barcelona. En este barco, un viejo rompehielos de 60 metros de eslora, reconvertido en centro cultural durante los meses que no surca los mares en busca de nuevos espectadores, es donde el grupo catalán La Fura dels Baus alumbra todos y cada uno de sus trabajos, antes de trasladarse al escenario sobre el que termina de apuntalarlos. Allí, hasta la cocina entró ABC para ver a los componentes del grupo cómo paren su próxima criatura. Se trata de El Anillo del Nibelungo la obra monumental de Wagner que tardó 26 años en completar (1848- 1874) y que en coproducción con el Maggio Musicale Fiorentino se estrenará en el Palau de las Arts Reina Sofía de Valencia en días casi sucesivos, 28 y 30 de abril, los dos primeros títulos de esta Tetralogía- El oro del Rin y La valquiria mientras que los dos restantes- Sigfrido y El ocaso de los dioses -llegarán en las dos temporadas siguientes. Todos bajo la misma batuta, la del director del Festival del Mediterráneo (varado todavía) Zubin Mehta, quien ha sido, además, el responsable de este maridaje entre el compositor alemán y el grupo catalán, cuyo idilio comenzó en el año 2000. Subimos por la pasarela que da acceso al barco, y nos introducimos en sus tripas. De ahí a un pequeño cuarto en el que se encuentran Carles Padrissa, director de escena; Roland Olbeter, responsable de la escenografía; y Chu Uroz, del vestuario, entre otros integrantes del grupo. Las conversaciones se entrecruzan, y las ideas se superponen. Creo que deberíamos proteger la rueda, y hacer con velcro como una estructura... afirma uno. Para que sólo se ve la luz confirma otro. Esto hay que acotarlo... con luces de gálibo, no... Es complicado le avisa un tercero. Mientras, garabatean unos bocetos que ilustran estas ideas para realizar los prototipos Flechas arnés acribillado son algunas de las palabras que surcan el aire y que traen a la memoria otros montajes del grupo, experimentado en las lides operísticas. Ha pasado más de una década desde su iniciación en 1996 con la Atlántida de Falla, que presentaron en el Festival de Música de Granada; a la que siguieron El martirio de San Sebastián de Debussy (Barcelona y Madrid) La condenación de Fausto de Berlioz (Salzburgo) La flauta mágica de Mozart (París y Madrid) o, más recientemente, El castillo de Barbazul de Bar- Instalaciones móviles Padrissa insiste en que su intención en esta Tetralogía no es cotidianizarla. Ya la han domesticado mucho durante las últimas tres décadas Uroz (izquierda) Padrissa y Olbeter, delante del Naumon en Barcelona S. G. tok y Carta a un desconocido de Janacek, estrenadas ambas en un programa doble en la Ópera de París, dirigida todavía por su amigo y devoto seguidor Gerard Mortier. Ahora se enfrentan a uno de los grandes tótem de la música: Wagner y su teatro total. Difícil para algunos e intocable para otros, durante las tres últimas décadas la Tetralogía también ha sucumbido a la actualización de la mano de directores como Friedrich, Ronconi, Stein, Lehmann o Chéreau. Sin embargo, La Fura dels Baus, siempre a contracorriente, ha regresado a sus orígenes y vuelto la mirada hacia los dioses, en esta obra en la que el compositor alemán, responsable también del libreto, fusionó diversos mitos y cuentos folclóricos germanos y escandinavos. Son dioses- -subraya Carles Padrissa- No son burgueses que tienen una fábrica. Hemos intentado recuperar la idea mitológica de la obra Un giro que está convencido sorprenderá al público. Porque en los últimos treinta años el interés ha radicado en humanizar la historia y ha habido muy pocas lecturas que busquen ese origen mitológico El dios, Caché de altura Es una realidad que el precio de los montajes operísticos se ha incrementado de manera fabulosa. Sobre todo a partir de la incursión de las nuevas tecnologías. Es por ello que los trabajos del grupo catalán tienen un elevado coste. En el caso de la Fura, éste no sólo se aprecia en el proceso de creación, sino también en el de remontaje de sus producciones (lo que ha provocado que algunas hayan sido suplantadas por la proyección en DVD. Basta recordar el caso de la ópera D. Q. de Turina, creada para el Liceo, y que en los actos del IV Centenario de la edición del Quijote se optó por proyectarla en pantalla grande. Por la Tetralogía, quince horas de espectáculo, el grupo catalán cobrará alrededor de 600.000 euros. Un caché normal según palabras de Álex Ollé, otro de los fundadores del grupo. En todo caso es más pequeño que el de cualquier director de festival, de teatro o de ópera