Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 9- -4- -2007 Siete soldados de la OTAN mueren en dos ataques con explosivos en Afganistán Hamid Karzai, presidente afgano 29 Un millar de personas contra la pena de muerte Aunque Italia es uno de los países que más luchan contra la pena de muerte y el Gobierno Prodi mantiene el esfuerzo, el Partido Radical y la Comunidad de San Egidio celebraron ayer una marcha en Roma para pedir una nueva batalla en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, con vistas a lograr la abolición en todo el mundo. La Comunidad de San Egidio, conocida por sus tareas de mediación en conflictos, es muy popular, pero la alianza con el Partido Radical deslució la convocatoria, a la que acudieron un millar de personas. Los personajes de la política activa eran, la ministra de Asuntos Europeos Emma Bonino; el subsecretario de Economía, Paolo Cento, y el presidente de la Region de Apulia, Nichi Vendola. Aunque no pudo participar en la marcha, el ex presidente de la República, Francesco Cossiga, acudió a saludarles en la colina del Capitolio, para mostrar su apoyo. La marcha pasó por delante del Quirinal, el Senado y la Cámara, para terminar en la Plaza de San Pedro. Cuatro de cada diez franceses no saben todavía a quién votar La incertidumbre hace crecer de nuevo la posibilidad de una segunda vuelta de las presidenciales sin presencia socialista JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. A trece días de la primera vuelta, el 42 por ciento de los electores franceses, unos 18 millones, todavía dicen estar indecisos, pueden cambiar de opinión o abstenerse. Se trata de un margen de incertidumbre tradicional en la historia de las elecciones presidenciales francesas, con una novedad radical: vuelve a crecer la posibilidad de una segunda vuelta sin presencia socialista. En la historia electoral de la V República se repite siempre el mismo duelo final, izquierda- derecha, con un resultado definitivo que siempre ha oscilado entre el 51- 49 o el 52- 48, con márgenes de diferencia relativamente modestos. Desde 1958, ese escenario se ha repetido siempre, salvo en dos ocasiones, en 1969 y 2002, cuando los candidatos de la izquierda socialista fueron eliminados en la primera vuelta. Sobre Ségolène Royal, socialista, se cierne hoy el fantasma de las presidenciales del 2002, cuando J. M. le Pen, extrema derecha, eliminó a Lionel Jospin, socialista. Favorita durante el segundo semestre del 2006, a la baja cambiante, durante el primer trimestre del 2007, Ségolène se cotiza siempre a la baja, mínima, pero real, en los últimos cuatro sondeos, rozando el 20 por ciento de intenciones de voto. Los candidatos de centro, François Bayrou, derecha, Nicolas Sarkozy, y extrema derecha, J. M. le Pen, cuentan muy groseramente con el 60 por ciento de las intenciones de voto. Con el 28 o 29 por ciento de intenciones de voto en la primera vuelta, Sarkozy, figura siempre como posible vencedor. Le Pen no termina de despegar, anclado al 12 o 13 por ciento. Bayrou roza el 18, 19 y 20 por ciento, con un margen de crecimiento que los institutos de opinión consideran muy alto. Los electores centristas son los más volátiles y menos previsibles. Son ellos los que pueden favorecer o eliminar a la candidata socialista. J. M. le Pen da por segura la eliminación de Ségolène. La guardia pretoriana de la candidata socialista tira con mira telescópica (verbal) contra el candidato centrista, Bayrou, muy enérgico en sus ataques contra Ségolène y Sarkozy. El candidato conservador sufrirá esta semana los ataques de un ex ministro, Azouz Begag, que anuncia un libro titulado El borrego en la bañera presentado por su editor como una crítica virulenta contra Sarkozy. Francés de origen norteafricano, ex ministro delegado para la promoción social y la igualdad de oportunidades, Azouz Begag criticará a Sarkozy en el terreno de la seguridad en los suburbios... Terreno que, hasta ahora, ha sido muy favorable al candidato conservador. El libro corre el riesgo de dejar al descubierto heridas todavía mal cicatrizadas: Azouz Begag ha sido un protegido político de Dominique de Villepin, primer ministro, que ha confirmado su apoyo personal a Sarkozy, pero de quien nadie olvida sus aspiraciones presidenciales propias. Alberto Sotillo ENFANTS DE LA PATRIE... l país vecino ya le dan suficiente caña nuestros más severos analistas. Así que yo voy a hacer lo contrario: voy a hablar bien de Francia. No cuesta tanto. Basta con ir a cualquier pequeña ciudad de provincias, y dejarse llevar. Es ahí donde se comprende que en Francia rigen los terrenales derechos del ciudadano, y no los telúricos, abroncados derechos de las nacionalidades. En Francia a ningún político en sus cabales se le ocurre abrir en cada legislatura un debate sobre la estructura del Estado. Lo que se asume es que, por escasos de escrúpulos o decadentes que sean sus dirigentes, éstos tienen la obligación de fortalecer al Estado y de arreglárselas para que mejoren las vidas de sus compatriotas. Desde Enrique IV a nuestros días, el debate se ha centrado en la gallina que debía estar en el puchero de cada francés. Gracias a esa gallina, llegaron después Pascal, Racine, Camus y demás místicos de la cultura gala. En Francia no hay debates masoquistas. Dicen que la enseñanza ya no es lo que era, pero a ningún francés en su sano juicio se le ocurriría inventar cicaterías para arrinconar la historia, la literatura y la cultura de su patria. En el país vasco- francés se habla euskera, pero todavía no han tenido la ocurrencia de suplantar a Víctor Hugo por un versolari local. Sí, hay un debate sobre la identidad. Frente a la globalización, a veces es víctima del pánico el francés que sueña con vivir hasta la eternidad en esa patria de Tartarin de Tarascon que, quizás, sólo existió en su imaginación. Pero ningún conflicto de identidad se ha convertido en excusa para atizar enfrentamientos cainitas. A nadie se le ocurre llamar fascista al dueño de un restaurante que quiere plantar la bandera tricolor sobre la terraza de su establecimiento. ¿Y a quién se le ocurriría pensar que la Marsellesa es un himno de fachas cuando sus notas emergen en aquellas películas... la Gran Ilusión... Casablanca... o Jules et Jim? A ABC. es finalmente, los Apóstoles. El Papa estaba cansado por las largas ceremonias de estos días y un poco afónico, pero muy contento viendo la inmensa multitud entusiasta que agitaba banderas y pancartas en un clima de verdadera fiesta. La llegada de peregrinos a la tumba de Juan Pablo II y a las basílicas mayores ha batido récords históricos, lo mismo que la gruesa cola para entrar en los Museos Vaticanos, que el sábado superaba un kilómetro de longitud. Benedicto XVI se trasladó ayer por la tarde a la residencia veraniega de Castelgandolfo, donde permanecerá una semana, aunque acudirá el próximo miércoles a la Plaza de San Pedro para la audiencia general. El próximo domingo celebrará, con un día de adelanto, la misa de acción de gracias por su 80 cumpleaños, que festejará con un concierto el día 16 de abril. Los mensajes del Papa en Semana Santa en http: www. vaticano. va Especial sobre las elecciones presidenciales francesas en abc. es internacional El centrista François Bayrou durante una intervención televisiva; detrás, una imagen de Royal AFP