Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL www. abc. es internacional LUNES 9- -4- -2007 ABC El Santo Padre imparte su bendición Urbi et Orbi a la ciudad de Roma y al mundo ante una abarrotada Plaza de San Pedro AP El Papa anuncia la Resurrección de Cristo a un mundo atormentado por la violencia Benedicto XVI lamenta el éxodo forzado de los cristianos de Tierra Santa y recuerda las matanzas de Irak y Darfur JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. ¡Jesús ha resucitado! ¡La paz sea con vosotros! anuncio ayer Benedicto XVI desde el balcón principal de la fachada de San Pedro, repitiendo en 62 idiomas- -incluido el árabe y el hebreo, el arameo y el chino- -un mensaje sorprendente que resuena desde hace dos mil años. Veinte siglos, ¡y Jesús sigue siendo noticia! comentaba el periodista Igor Man, decano de los enviados especiales italianos y experto en Oriente Medio. Una multitud de fieles de todo el mundo desbordaba la Plaza de San Pedro y se extendía por la Vía della Conciliazione. Venían a escuchar la noticia de la vuelta de Jesús a la vida, y a recibir la bendición del Papa, acompañada ayer de indulgencia plenaria para quienes la recibiesen en la ciudad y el mundo entero, Urbi et Orbi a través de la radio o la televisión, que enviaba las imágenes en directo a 67 países. Benedicto XVI repitió el esperado anuncio, ¡Cristo ha resucitado! haciendo notar que los Ángeles lo dieron, al amanecer del primer día de la semana, a María Magdalena y las mujeres que acudieron al sepulcro para ungir con perfumes el cuerpo muerto de Jesús. En la línea de resaltar la dignidad de la mujer- -tema conductor de la predicación del Viernes Santo, el Vía Crucis y los bautizos de adultos la vigilia de la Pascua- el Papa subrayó que Juan y Pedro, avisados por las mujeres, corrieron al sepulcro y comprobaron que ellas tenían razón Tomás no dio crédito a la noticia, y Benedicto XVI señaló que en ese apóstol encontramos ya las dudas e incertidumbres de tantos cristianos de hoy, así como los temores y las desilusiones de muchos de nuestros contemporáneos Sin embargo, la incredulidad de Tomás es, paradójicamente, útil y valiosa, pues nos ayuda a purificar nuestra concepción de Dios y a descubrir sus heridas, un Dios que sufre y que asume las llagas de la humanidad herida Entre las llagas de la humanidad contemporánea, el Papa destacó el terrorismo, los secuestros y los mil rostros de la violencia- -a veces justificada en nombre de la religión- el desprecio de la vida, la violación de los derechos humanos y la explotación de la persona Junto con la catástrofe de Darfur y los países cercanos Su Santidad lamentó que nada positivo viene de Irak, ensangrentado por continuas matanzas Benedicto XVI denunció las dificultades que afrontan las comunidades cristianas de Oriente Medio y el éxodo de los cristianos de la Tierra bendita que ha sido la cuna de nuestra fe. A esas poblaciones renuevo con afecto la manifestación de mi cercanía espiritual afirmó el Pontífice. Bajo un sol radiante, la misa del Domingo de Resurrección fue una auténtica fiesta en torno a un altar engalanado con flores enviadas por los católicos holandeses. La ceremonia comenzó con la apertura del tríptico de un Cristo en majestad de tipo bizantino como símbolo de la aparición del Resucitado a María Magdalena, las demás mujeres que seguían a Jesús y, Incrédulo Santo Tomás Una multitud de fieles de todo el mundo desbordaba la Plaza de San Pedro y se extendía por la Vía della Conciliazione