Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 OPINIÓN LUNES 9 s 4 s 2007 ABC DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera DIRECTOR GENERAL DE DESARROLLO: EMILIO YBARRA PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro EL PAPA ANTE EL MUNDO ACTUAL LA PEOR ETA Y EL GOBIERNO MÁS DÉBIL A entrevista a dos etarras encapuchados publicada por el diario Gara demuestra hasta qué punto es imposible una negociación con los terroristas para poner fin a la violencia. También deja meridianamente claro el fracaso político de Rodríguez Zapatero en el proceso de diálogo con ETA porque, después de tres años de continuas profecías sobre el advenimiento de la paz, resulta que ETA ha endurecido su discurso hasta llevarlo a niveles propios de los años ochenta; justifica la violencia- -garantizándola mientras no logre sus objetivos- -y se permite lanzar nuevos chantajes, como ayer denunció el secretario general del PP Ángel Acebes. La ETA que ayer se hacía presente en el Aberri Eguna es la peor de cuantas se han mostrado en la larga serie de los comunicados que jalonan esta legislatura. Esla ETA quesientequehasuperado la crisis a la que fueconducidapor unapolíticaantiterroristaseria y digna, ahora temerariamente abandonada por el Gobierno de Rodríguez Zapatero. Por eso ETA plantea todas sus reclamaciones máximas, sin maticesni rebajas. Expresamentesereafirmaen la lucha armada porque seguirá luchando hasta conseguir sus objetivos fundacionales reitera que la solución al conflicto político es un cambio de las instituciones y el reconocimiento delaautodeterminacióny la territorialidad; humillaalEjecutivo apuntándose el éxito dela excarcelación deDeJuana; y exige que la izquierda abertzale esté en las elecciones, advirtiendo al Gobierno de que, en caso contrario, ETA lo tomaría muy en cuenta Evidentemente, si el Gobierno cede, ETA dice que hará nuevos gestos para un escenario sin violencia Hasta tal punto ETA se sientefuerte, que no duda en lucrarseestratégicamente de la conmoción del atentado del 11- M, miserablemente calificado por los etarras como ataque armado Lalarga entrevistaaldiario Gara refleja los varios mensajes estratégicos que ETA quería colocar en un día tan señalado para el nacionalismo como es el Día de la Patria El primero es un ataque directo al PNV propio de la disputa permanente L por el liderazgo del frente nacionalista. Además, ETA se reafirma como jerarca con plena autoridad de la izquierda abertzale que lejos de ser ese movimiento político que el juez Garzón situaba fuera del control etarra, está nítidamente diseñada por los terroristas como su prolongación social y política en el País Vasco. En tercerlugar, ETAhacedela lucha armada elepicentro de su discurso, demanera quecualquiernegociación odiálogo político lo plantea como un éxito de la violencia. Ahorabien, ETA no está diciendoahoranada queno haya dicho antes. Es cierto que ayer lo expuso con una claridad que no admite dudas en su interpretación. Por eso, la gestión política delprocesodenegociación llevadaa cabo por Rodríguez Zapatero es indefendible: no ha conseguido nada de lo que anunció a la opinión pública. El resultado es que ETA no renuncia a ningún método ni objetivo y exige todo a un Gobierno al que reprocha no que sea firme en sus posiciones, sino que no haya cumplido sus compromisos de distensión Cuáles sean tales compromisos es una pregunta que Rodríguez Zapatero debe responder cuanto antes y de forma convincente. También si está en condiciones de enfrentarse a ETA para derrotarla. No vale ya el tópico gubernamental de que de ETA sólo se espera el comunicado que anuncie el fin de la violencia. Si el Gobierno hubiera sido coherente con esta convicción, nunca habría puesto en marcha el proceso de negociación con los terroristas. Esmás, el Gobierno, con su presidentea la cabeza, aceptó la negociación política sin garantía alguna del fin del terrorismo, y fueron sus miembros quienes convirtieron a los terroristas en interlocutores de una mesa política en la que se decidiría el futuro del País Vasco y, por tanto, de España. Ya no hay más margen demaniobra para el Gobierno, salvo enviar un rotundo no a ETA, recuperar el consenso con el PP y volcar contra los terroristas todos los resortes del Estado, incluida la Ley de Partidos Políticos para ilegalizar cualquier formación proetarra, incluida el Partido Comunista de las Tierras Vascas. 11- M, PRIMERAS CONCLUSIONES OY se reanuda el juicio del 11- M. Aunque ya han transcurrido casi dos meses de juicio, aún tienen que declarar centenares de testigos, así como los peritos que están terminando los análisis sobre los restos del atentado para la identificación científica, si fuera posible, de los explosivos que estallaron. Paradójicamente, lo más llamativo de cuanto ha sucedido hasta el momento ha sido un episodio colateral, pues como tal debe calificarse la negativa del ex director de la Policía Díaz de Mera a revelar la fuente que le informó acerca de un documento policial que establecía vínculos entre ETA y el grupo islamista del 11- M. Este asunto ya tiene sus trámites encauzados ante el Tribunal Supremo, órgano competente para juzgar a Díaz de Mera por desobediencia, aunque con toda seguridad una rectificación inmediata facilitaría una revocación de la multa y el archivo de la causa abierta contra él. Esciertoquerestan muchas sesiones del juicio, pero la publicidad de las que ya se han celebrado facilita algunas conclusiones. Por lo pronto, este atentado fue un ataque del terrorismo islamista, ejecutado por un grupo que se fue formando por la suma de células integristas constituidas en España desde finales de ladécada delos noventa. No hay base probatoria llevada ajuicio para afirmar otra cosa, a la vista de lo que han declarado los expertos policiales y algunos acusados y testigos. El móvil fue político: forzar en España un cambio de gobierno aprovechando la oposición social al apoyo del Ejecutivo de Aznar a la intervención aliada en Irak. Los ejecutores del atentado asumieron el planteamiento estratégico reflejado en ciertos documentos H de layihad internacional queseñalaban aEspaña como eleslabón más débil de la coalición aliada. El atentado, situado intencionadamente a tres días de las elecciones generales, habría de conseguir la retirada de las tropas españolas en Irak, para lo que era precisa la victoria del PSOE. Sin embargo, Irak fue sólo una coartada para extender la guerra santa a España y para responsabilizar del atentado al PP pues a pesar de que los socia, listas ganaron las elecciones- -lo que aseguraba el repliegue de las tropas- los terroristas mantuvieron, y lo siguen haciendo hoy, sus amenazas por la presencia española en Afganistán. En tercer lugar, las tramas de los responsables se han ido definiendo con claridad. La islamista ha quedado identificada en los niveles de inducción, planificación, ejecución y encubrimiento. También la red de abastecimiento de explosivos se ha determinado con suficiente nitidez, a partir de testimonios que unen directamente a algunos de los autores materiales fallecidos en el suicidiocolectivo de Leganés con los responsables dela trama asturiana; testimonios que han detallado, por ejemplo, cómo los islamistas recogieron a sus anchas explosivos deMina Conchita gracias a las indicaciones de Emilio Suárez Trashorras. Por último, tan importante como lo que se ha probado es lo que no se ha probado: la participación de ETA o de otros agentes anónimos como servicios secretos extranjeros o tramas negras dela Policía española. De igual modo, tampocohan aparecido datos de las supuestas manipulaciones policiales masivas que habrían convertido todo el sumario en un puro espejismo para desviar la atención hacia unos pobres inocentes. NA vez más, la palabra certera de Benedicto XVI ha expuesto con todo rigor la doctrina de la Iglesia ante los retos del mundo contemporáneo. Con motivo de las celebraciones de Pascua, el Papa ha vuelto a insistir en los asuntos que forman el eje de su discurso desde que sucedió a Juan Pablo II, hace casi dos años; entre ellos, la apertura de la Iglesia hacia horizontes ecuménicos, la presencia activa de los católicos en la vida pública y la lucha por la verdad en contra del relativismo. El cristiano no puede vivir de espaldas a la realidad actual ni eludir los retos planteados por la globalización, la sociedad de masas y el bienestar que induce a una concepción materialista. Frente a ello, se impone una nueva búsqueda de la dimensión trascendente del ser humano. No todo vale, ni todo es equiparable, como pretende la concepción postmoderna que desemboca en el escepticismo y, en determinados casos, en un laicismo agresivo contra los valores cristianos. En este contexto, es imprescindible que los creyentes den testimonio de su fe más allá del ámbito estrictamente privado. De ahí que deba resaltarse de nuevo la masiva asistencia de fieles procedentes de todo el mundo a la Plaza de San Pedro en Roma y a los demás actos litúrgicos de la Semana Santa, que muchas personas conciben como algo más que un tiempo de vacaciones y turismo. En especial, la presencia de muchos miles de jóvenes es fiel reflejo de que el mensaje de Cristo sigue siendo atractivo para una generación dispuesta a vivir en plenitud la condición moral del ser humano. Benedicto XVI ha otorgado estos días especial protagonismo a la dignidad de la mujer y al papel que le corresponde en el seno de la Iglesia. En particular, ha reiterado los gestos de afecto y consideración hacia quienes proceden de países donde se mantiene una profunda desigualdad entre los sexos y se siguen practicando agresiones contra la mujer disfrazadas de tradiciones pseudoculturales. A diferencia de un feminismo puramente retórico, aquí se ofrece una muestra auténtica de defensa y valoración de la condición femenina. Esta es una prueba evidente de que estamos en presencia de un Papa que afronta con valentía los problemas de nuestro tiempo, muy lejos del tópico interesado que suponía (o tal vez deseaba) un Pontificado dogmático e incluso reaccionario. La apertura a otros horizontes viene reflejada por la atención que se prestó al continente asiático, tal vez el más alejado hoy en día de una presencia efectiva del cristianismo, que sufre con frecuencia la persecución por parte de ciertos regímenes dictatoriales. Con su inmensidad geográfica y su potencial demográfico, Asia es sin duda uno de los grandes espacios socio- políticos en este nuevo siglo. Y el Papa Ratzinger, desde la solidez de su formación intelectual, es muy consciente de que la Iglesia católica debe prestar a ese inmenso territorio el interés que merece ya entrado el siglo XXI. U