Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 8- -4- -2007 Ascenso de Bayrou a dos semanas de la primera vuelta de las presidenciales 31 Sin anillo pastoral durante el Vía Crucis ROMA. El primer Papa que ha prescindido de la triple corona en su escudo pontificio, sustituyéndola por una sencilla mitra de obispo, acudió el Viernes Santo al Vía Crucis sin el anillo pastoral, como notaron millones de espectadores en los 41 países donde se retransmitía la ceremonia en directo. Prescindir del anillo del Pescador el día de la muerte de Jesús como señal de duelo y de humildad, fue una costumbre de los Papas que quizá Benedicto XVI haya decidido recuperar, del mismo modo que en las ceremonias solemnes utiliza un palio del primer milenio- -una estola que baja sólo en el lado izquierdo- -como signo de acercamiento a las Iglesias ortodoxas. El anillo de Benedicto XVI lleva precisamente la imagen del Pescador de Galilea, del que Joseph Ratzinger es el 265 sucesor, y resulta muy visible ya que se trata también de un modelo antiguo de notables dimensiones. Como liturgista experto, el Papa deja hablar a los gestos. Verle postrado por tierra en Viernes Santo en la basílica de San Pedro era más elocuente que las palabras. Los actos de la Pascua muestran la inquietud por los católicos de China El Santo Padre escribió a Jamenei para pedir la liberación de los soldados británicos J. V. BOO ROMA. En la fiesta principal de los cristianos, que este año celebran simultáneamente católicos y ortodoxos, Benedicto XVI dirigirá hoy el mensaje Pascual e impartirá la bendición Urbi et Orbi a la ciudad y al mundo, desde la basílica de San Pedro. La fiesta de la Resurrección, iniciada ayer en la misa de medianoche con la sugestiva bendición del fuego y la liturgia de las luces, debe infundir esperanza pues, según el Papa, Jesús nos dice a cada uno de nosotros: He resucitado y ahora estoy siempre contigo Comentando un tema clásico en la iconografía bizantina- -la bajada de Jesús al mundo de los muertos para llevar al cielo las almas de los justos que esperaban la Redención- Benedicto XVI subrayó que el júbilo de la vigilia Pascual es precisamente que hemos sido liberados El Santo Padre invitó a rezar: Señor, demuestra de nuevo hoy que el amor es más fuere que el odio. Que es más fuerte que la muerte. Desciende a la noche de los infiernos de nuestro tiempo moderno y toma de la mano a quienes te esperan. ¡Acompáñame en mis noches oscuras y libérame! En las ceremonias de esta Semana Santa el Papa ha prestado una atención especial a los católicos de China, cuya opresión le preocupa mucho, y a los que dirigirá en breve una carta especial para animarles a superar las dificultades y a mejorar la unidad entre la Iglesia patriótica, oficial, y la clandestina. Aparte de bautizar a dos mujeres chinas en la ceremonia de anoche, el Papa caminó detrás de una mujer china escogida para llevar la Cruz durante una de las estaciones del Vía Crucis del Viernes Santo. que este mundo deje de ser feroz Benedicto XVI escuchaba ese llamamiento en silencio en la basílica de San Pedro, del mismo modo que caminaba en silencio detrás de la Cruz en el Coliseo mientras se leían las meditaciones que el Papa encargó al biblista Gianfranco Ravasi. Comentando el encuentro de Jesús con un grupo de mujeres al pie del Gólgota, Ravasi hizo notar que en torno a Jesús se estrecha, hasta el último momento, un mundo de madres, de hijas y de hermanas. Junto a él imaginamos a todas las mujeres humilladas y violentadas, marginadas o sometidas a prácticas tribales indignas, las mujeres en crisis y solas frente a la maternidad, las madres judías y palestinas, y las madres de los países en guerra... Era un fortísimo llamamiento a la justicia. A mirar a la mujer con ojos nuevos. El Papa presidió el Via Crucis del Viernes Santo en el Coliseo romano volver a sus casas para la fiesta de hoy, la de la Pascua, y aunque no se sabe el peso que haya podido tener la carta del Papa, lo cierto es que el presidente Ahmadineyad- -quien ha su vez había escrito a Benedicto XVI el pasado mes de diciembre- -explicó que la decisión de perdonar a los marineros se había tomado con motivo del aniversario del nacimiento de Mahoma y de la Pascua de Cristo. La fiesta de Resurrección de este año resulta más alegre en muchos países de Europa Oriental y el cercano Oriente por el hecho de que coinciden el 8 de abril las fechas de la Pascua de católicos y ortodoxos, normalmente separadas ya que la Iglesia católica ajustó su calendario a la realidad astronómica bajo el Papa Gregorio XIII en 1582, mientras que las Iglesias ortodoxas mantienen el calendario establecido por Julio César en el año 46 antes de Cristo. Uno de los últimos gestos del Pontificado de Juan Pablo II fue su propuesta a los ortodoxos de unificar la fecha de la Pascua, pero la respuesta ha sido escasa. Aun así, la cordialidad mejora, y el patriarca de Moscú, Alexei II, hizo público ayer su mensaje de felicitación pascual a Benedicto XVI, a quien desea la bendición de la AFP Católicos y ortodoxos Problemas del mundo Los mensajes del Papa en Semana Santa en http: www. vaticano. va En realidad, Benedicto XVI se ocupa discretamente de problemas de todo el mundo, y ayer se supo que había enviado una carta personal al líder religioso de Irán, Ali Jamenei, para pedir la liberación de los marineros británicos. El Santo Padre le pedía que les permitiese El patriarca de Moscú, Alexei II, hizo público ayer su mensaje de felicitación pascual a Benedicto XVI El Pontífice impartirá hoy la bendición Urbi et Orbi a la ciudad de Roma y al mundo paz, la buena salud y la ayuda del Salvador La alegría ha sido la nota dominante estos días en las calles de Roma, invadidas por peregrinos de todo el mundo que acuden a celebrar con el Papa la fiesta principal del año litúrgico. Entre ellos destacan millares de jóvenes, sobre todo los del congreso internacional UNIV 2007, a quienes Benedicto XVI saludó afectuosamente en la audiencia general, invitándoles a aprovechar la fuerte experiencia espiritual de estos días para poder volver a casa animados por el deseo de servir más generosamente a Cristo y a nuestros hermanos Ayer bullían también los últimos preparativos en la Plaza de San Pedro, sobre todo la colocación del espléndido manto de flores que ofrecen cada año los católicos holandeses desde la primera visita que Juan Pablo II hizo a su país en 1985. Desde entonces, nunca han faltado a la cita.