Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 8 s 4 s 2007 ESPAÑA 29 Las obras del Ebro, 15 años con el agua al cuello Sólo se han terminado 38 de las 145 actuaciones previstas en 1992 para prevenir avenidas y periodos de sequía MANUEL TRILLO ZARAGOZA. La paralización del trasvase del Ebro no ha resuelto los problemas hidráulicos en Aragón. Tal vez, incluso, al contrario. Como ha puesto de manifiesto la espectacular crecida en la cuenca de estos días- -aun sin alcanzar los niveles de la de 2003- -subsisten todavía importantes deficiencias en las infraestructuras que deberían servir para laminar las avenidas y almacenar el agua que fluye en épocas de abundancia para los periodos secos. En el año 1992 se había alcanzado un acuerdo histórico en el que las fuerzas políticas aragonesas fijaban por escrito las obras hidráulicas necesarias para cubrir las demandas de aquel momento y las futuras. Se trataba de un listado de casi 150 proyectos, en los que se detallaban hasta los hectómetros cúbicos de capacidad de cada embalse, si bien también se incluían obras de abastecimiento, canalizaciones y puestas en riego, entre otras. Sin embargo, por la acción ante los tribunales de grupos opuestos a las grandes obras hidráulicas- -tendencia que se autodenomina nueva cultura del agua y que en buena parte ha asumido la actual ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona- -y la falta de voluntad política de distintas administraciones, el grado no sólo de ejecución, sino incluso de adjudicación o de elaboración de proyectos de aquellas infraestructuras es muy pobre después de 15 años. Según el balance presentado por Cristina Narbona en la última reunión de la Comisión de Seguimiento del Pacto del Agua, celebrada en septiembre del pasado año, de las 145 obras allí fijadas sólo 38 se encontraban terminadas y once estaban en ejecución, una situación que apenas ha variado desde entonces. Algunas de los principales proyectos se han sometido a lo largo de esta legislatura autonómica a un nuevo proceso de debate en la Comisión de Obras Conflictivas, con el que el Gobierno de los socialistas y de los aragonesistas que lidera Marcelino Iglesias ha intentado un equilibrio imposible entre las distintas partes, desde los partidos políticos de diferentes tendencias a los regantes o los ecologistas. Ello ha ralentizado aún más estas esperadas obras, que en algunos casos se han modificado sustancialmente hasta al- Camiones trabajando en el embalse de Yesa en 2004. Las obras continúan. pero a un ritmo muy lento canzarse lo que el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné (PAR) llama, incluso, nuevo Pacto del Agua desembalsando agua porque se ha llegado a encontrar al 95 por ciento. En este caso, el Gobierno regional apostó por rebajar el recrecimiento a la mitad, dejándolo en unos mil hectómetros, lo que finalmente se aprobó, si bien el Ministerio no imprime aún el ritmo que se quiere en Aragón. lución, aceptada por los regantes y menos cuestionada por los ecologistas, la construcción de un embalse distinto, el de San Salvador. FABIÁN SIMÓN Recrecimiento de Yesa Una de las obras emblemáticas del acuerdo de 1992 era el recrecimiento del embalse de Yesa, en el río Aragón, que según lo acordado aquel año debería triplicar su capacidad, pasando de los 470 hectómetros cúbicos a 1.500. Sin embargo, aún hoy permanece con la misma capacidad y en la riada de estos días ha sido necesario ir Biscarrués La última gran obra conflictiva revisada ha sido el embalse de Biscarrués, en el río Gállego. Del proyecto de 192 hectómetros cúbicos recogido en el documento de hace quince años se ha pasado ahora a un pequeño embalse de 35 hectómetros cúbicos, con el apoyo de unas balsas laterales. Aunque ya es- San Salvador Santa Liestra En el caso de la regulación del río Ésera, el proyecto inicial del embalse de Santa Liestra ha acabado descartándose y ha sido sustituido por otra so- tá también aprobado, a los regantes no les termina de satisfacer esta opción. De hecho, cuestionan la efectividad de esta infraestructura para cubrir todas las necesidades en la zona del Alto Aragón. Pero, además, han surgido nuevos problemas, ya que el Ministerio de Medio Ambiente, en lugar de aprovechar el proyecto ya redactado en su día para el embalse de 192 hectómetros cúbicos, estudia elaborar uno nuevo, lo que puede sumar un considerable retraso al que actualmente acumula. PP: ¿Dónde está Narbona ante la crecida del Ebro, que ha tirado ya tres años de abastecimiento al Levante? MURCIA. El consejero de Agricultura y Agua del Gobierno murciano, Antonio Cerdá, se preguntó ayer ¿dónde está la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, ante la crecida del Ebro y el mal reparto del agua? En un comunicado hecho, Cerdá acusó también al secretario general del PSOE murciano, Pedro Saura, de ser el principal responsable de que el Ebro esté vertiendo al mar el agua que Murcia necesita Cerdá añadió que Narbona es especialista en esconderse en todos los desastres Para Cerdá, los efectos de la crecida del Ebro, que ha provocado inundaciones y problemas en numerosas zonas de Aragón Y Cataluña, son consecuencia de la inacción política de la responsable del Ministerio de Medio Ambiente y de su lamentable decisión de derogar el trasvase del Ebro así como de la falta de ejecución de infraestructuras que recogía el Pacto del Agua de Aragón Por su parte, el vicesecretario regional del PP valenciano, Ricardo Costa, arremetió contra el secretario general socialista de esa Comunidad, Joan Ignasi Pla, al afirmar que éste prefiere que los valencianos se beban el Mediterráneo antes que aceptar que la derogación del trasvase del Ebro fue una decisión antidemocrática y el mayor patinazo de la historia informa Efe. Costa tildó de incomprensible que el dirigente socialista haya obviado con frivolidad que el Ebro ha tirado el equivalente al caudal necesario para abastecer al Levanre durante tres años