Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA La expansión islamista en España DOMINGO 8 s 4 s 2007 ABC Arabia Saudí reanuda su plan de comprar colegios y convertirlos en centros islamistas El director de la escuela que alberga la Mezquita de la M- 30 se ocupa de las gestiones, tras decidir la Embajada en Madrid prescindir de intermediarios J. PAGOLA MADRID. Las autoridades de Arabia Saudí, a través de su Embajada en Madrid, no cejan en su empeño de adquirir colegios privados en España, con una capacidad mínima de 350 alumnos, para rehabilitarlos como centros en los que, bajo su absoluto control, se imparta la doctrina del Islam y una enseñanza marcada por el Corán y la Saria- -código de conducta moral de los musulmanes- El director de la escuela ubicada en el Centro Cultural Islámico de Madrid, Abdulatif Ben Sulaman al Musa, se ocupa personalmente de las gestiones, según señalaron a ABC fuentes conocedoras de estas labores. Recaba in situ información de aquellos colegios privados cuyas instalaciones pueden estar en venta, aunque, de momento, no ha entablado ninguna negociación directa con los propietarios. Las autoridades saudíes quieren evitar lo sucedido el pasado año, cuando encargaron a una agencia inmobiliaria que les buscara, con la máxima discreción, algún colegio en venta, con todas las instalaciones básicas disponibles- -incluso aulas, mesas, sillas, pizarras... con el propósito de que pudiera comenzar sus actividades docentes nada más firmarse el acuerdo de compra. A finales de julio quedaron al descubierto las gestiones que en ese momento llevaban a cabo los árabes para hacerse con el edificio que alberga el colegio de Nuestra Señora de la Merced, en el barrio madrileño de La Elipa. Los padres de los alumnos, que no habían sido informados de que los propietarios del colegio estaban negociando la posible venta, mostraron su preocupación porque de prosperar las pretensiones saudíes se verían forzados a sacar a sus hijos de lo que se hubiera convertido en centro islámico. Así, instaron al propietario y a los responsables docentes del centro a que les aclararan el futuro del colegio. El titular de la propiedad dió la callada por respuesta y la dirección del Colegio respondió que no sabía nada. Nadie desmentió las informaciones reveladas por ABC. Al final, la presión de los padres ante los responsables del colegio para conocer la verdad forzó a las autoridades saudíes a suspender las negociaciones, bastante avanzadas, ya que ante todo querían discreción para evitar una reacción de los ciudadanos contra la implantación de un centro islámico en su barrio. Antes de este colegio, los representantes de la Embajada árabe intentaron comprar el edificio que acogía un centro de enseñanza de las Madres Mercedarias de San Fernando, situado en la calle Ortega y Gasset. Los saudíes tenían información de que el edificio que acogía ese colegio había sido abandonado en 2004, cuando las religiosas se trasladaron al municipio de Tres Cantos. Las negociaciones, sin embargo, no prosperaron pese a la tentadora oferta, cifrada en 14 millonee de euros. El motivo era que la Congregación se negaba a vender las instalaciones a los árabes ante su pretensión de convertirlo en una escuela islámica. El edificio fue vendido a una empresa de Barcelona. El régimen saudí está alineado en el frente de los países árabes más moderados. Sin embargo, también es conocido que algunas de sus escuelas y universidades son consideradas como cuna del radicalismo islamista. En una de esas universidades estudió el jefe de la red terrorista de Al Qaida, Osama Ben Laden. Por este motivo, tal y como en su día informó ABC, los planes diseñados por el Ministerio de Educación del país árabe y que intenta ejecutar la Embajada en Madrid, han causado preocupación en sectores relacionados con la enseñanza católica, que observan cómo muchos colegios religiosos se ven forzados a cerrar, asfixiados por la situación económica, mientras que los de otras confesiones, en este caso la islámica, tienden a expandirse, cuando la población española sigue siendo mayoritariamente católica. Las distintas fuentes consultadas por ABC están convencidas de que en caso de que el proyecto del Ministerio de Educación saudí se materialice en la compra de algún colegio, en éste no se va a defender la yihad pero sospechan de que se llegue a predicar la no integración, en el sentido de transmitir que Occidente corrompe, lo que a medio plazo sí podría constituir un caldo de cultivo de futuros radicales exportables a terceros países. Se da por seguro que el plan, que ahora se centra en Madrid, se ampliará en un futuro con el objetivo de hacerse con colegios en otras regiones de España, como Cataluña o la Comunidad Valenciana. Nos encontraríamos con que dentro de dos o tres generaciones puede haber incluso ciudadanos españoles que renieguen de los Reyes Católicos y asuman la reivindicación del Al Andalus comentan a ABC expertos en la cuestión. La posible apertura en España de colegios de corte islámico provoca, cuanto menos, recelos en países como Marruecos y Argelia. Muchos de lo alumnos, inmigrantes, procederían de ambos países. Las autoridades del norte del Magreb temen que en el caso de regresar a sus lugares de origen lo hagan impregnados de la doctrina del islam más radical. Cuando en su día ABC informó de estos planes, uno de los profesores que ahora imparten las clases en la mezquita de la M- 30, un saudí llamado Hamad, admitió que entonces se habían llegado a barajar hasta tres colegios. Justificaba el intento de compra en el hecho de que la escuela que en la actualidad acoge el Centro Cultural Islámico se ha quedado pequeño En esta escuela hay alumnos saudíes, marroquíes, egipcios, iraníes, españoles e, incluso, de Sri Lanka. Se enseña la Historia de España, eso sí, impartida por islamistas. Cuna del radicalismo El plan, centrado ahora en Madrid, podría ampliarse a otras regiones, como Cataluña o Valencia ABC. es Más información sobre la expansión del islam en España, en www. abc. es Fachada del colegio Nuestra Señora de la Merced, en Madrid, que las autoridades saudíes quisieron comprar el pasado año CHEMA BARROSO