Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA Desafío constante de ETA Batasuna s Las últimas detenciones DOMINGO 8 s 4 s 2007 ABC DETENCIONES REALIZADAS EL 28 03 Y EL 01 04 2007 Zizurkil Itziar Agirre Castellanos (08 07 1976) Detenida a las 14.35 h San Sebastián San Sebastián Juan Carlos Herrador Pouso (04 11 1969) Detenido a las 14.15 h en la vía pública San Sebastián Arkaitz Agote Cillero (09 11 1973) Detenido a las 15.00 h en el parking de Boulevar San Sebastián Unai Lamariano Larrea (01 03 1973) Detenido a las 14.00 h Bilbao Villafranca de Ordizia Julián Larrañaga Ganchegui (26 07 1966) Detenido a las 17.05 h en la vía pública Zegama (Guipuzcoa) Iñigo Orúe Margazo (27 08 1973) Detenido a las 15.10 h Oion (Álava) Endika Zinkunegi Zubizarreta (17 06 1977) Detenido a las 15.08 h VIZCAYA GUIPÚZCOA Rentería (San Sebastián) Sergio Lezcano Bernal (27 04 1974) Detenido a las 13,30 h La caída del liberado 1 Cuatro agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil detectan al etarra liberado José Ángel Lerín y se acercan a él Vitoria NAVARRA Pamplona Huarte- Arakil (Navarra) Lorea Irigoyen Arbizu (29 08 1979) Detenida a las 15.00 h Andoain 2 José Ángel Lerín Sánchez (13 09 1971) Detenido a las 12.30 h en la vía pública, incautándole una pistola, documentos falsos y diversa documentación Pamplona (Navarra) José María González Pavón (10 03 1971) Detenido a las 21.40 h De improviso, se abalanzan sobre el piestolero, que intenta sacar su pistola, que tenía una bala en la recámara. En segundos es neutralizado y desarmado ÁLAVA Etarras que se encuentran en paradero desconocido Garikotiz Pascual Muneta Eneko Pascual Marcilla Axel Azpiolea Iradi Urtzi García Montero L Mikel Olza Puñal Íñigo Imaz Munduate Alejandro Zobarán Txarlas Oihana Santolaria del Campo L L L Iñaki Lerín Sánchez Ekaitz Aguirre Itziar Plaza Fernández Zigor Ruiz Jaso L Liberados La operación se precipitó porque el jefe del comando se sentía vigilado La pista definitiva saltó hace tres semanas cuando se le detectó en un control preventivo D. MARTÍNEZ, P. MUÑOZ MADRID. Los responsables de la investigación precipitaron las detenciones porque el jefe del comando Donosti el liberado José Ángel Lerín, se sintió vigilado y había peligro de que huyera. No nos podíamos arriesgar a perderle- -de hecho estuvo los tres días inmediatamente anteriores a su arresto fuera del control de la Benemérita- un tipo así no puede estar en la calle explican fuentes de la investigación. La pista sobre el comando Donosti surgió durante uno de los muchos controles periódicos que se hacen sobre individuos relacionados con los ambientes proetarras. En este caso, un grupo operativo del Servicio de Información de la Guardia Civil vigilaba las actividades de Juan Carlos Herrador Pouso, con antecedentes por kale borroka y más concretamente su domicilio de la calle Belabi 5, en Andoain (Guipúzcoa) El trabajo hasta entonces era el habitual de los servicios antiterroristas, pero hace ahora tres semanas saltó la sorpresa: los agentes detectaron la presencia en el edificio del liberado de ETA José Ángel Lerín. La Guardia Civil puso a trabajar en el caso a la mayor parte de sus hombres de Información, tanto los destinados en el País Vasco como agentes enviados desde Madrid. Todos eran conscientes de que este hombre podía llevarles hasta la infraestructura del Donosti cuya presencia ya habían detectado pero de la que no disponían de noticias hasta entonces. La orden fue extremar la vigilancia sobre el inmueble, averiguar qué demonios hacía allí Lerín y sobre todo seguir los pasos de este individuo. La primera línea de investigación permitió determinar que el liberado dormía en el piso de Juan Carlos Herrador de forma esporádica; es decir, éste formaba parte de su infraestructura. Los seguimientos del etarra, por su parte, llevaron hasta un segundo piso, en la calle Elizatxo 43- 44 de Hernani, ocupado habitualmente por Íñigo Orúe Magarzo y donde también dormía ocasionalmente el pistolero. En ese momento, pues, ya se conocían dos viviendas refugio del jefe del Donosti La investigación avanzaba a buen ritmo y además de controlar a Herrador, Lerín y Orúe e investigar sus actividades y relaciones, se podían controlar igualmente dos viviendas que formaban parte de la infraestructura del comando Y todo se había logrado en pocos días. El siguiente hito en la investigación se produjo el sábado 24 de marzo, cuando los seguimientos al liberado llevaron a la Guardia Civil hasta el refugio de San Adrián, en el monte Azkorri, donde los agentes observaron que su hombre se reunía con otro individuo, al que identificaron como Ekaitz Aguirre, también liberado La zona era difícil de vigilar y fue al parecer en ese momento cuando los dos terroristas se dan cuenta de que pueden estar siendo vigilados. Al acabar la reunión, ambos se separaron. Lerín se encontró con una persona, ajena a todo este asunto, y que al verle andar solo le ofreció llevarle a Andoain, donde se le perdió de vista. Aguirre, por su parte, cogió un taxi hasta Alsasua y cerca de la estación de ferrocarril logró eludir el cerco. En ese momento, la tensión entre los investigadores era máxima, ya que dos de los principales objetivos estaban fuera de control. Todo el trabajo realizado podía venirse abajo y existía el peligro de que perpetraran un atentado. Se intensificaron entonces las vigilancias sobre los pisos y personas detectadas. A las 12: 30 del miércoles 28 de marzo se volvió a localizar a Lerín en la calle Belabi de Andoaín. No se esperó ni un segundo más. Cuatro guardias civiles de paisano se acercaron a él y lo neutralizaron en pocos segundos. El terrorista intentó echar mano de su pistola, que tenía una bala en la recámara. A partir de ese momento comenzó la cascada de detenciones y registros con los resultados ya conocidos. La Guardia Civil, a pesar del éxito de la operación, no lanza las campanas al vuelo: No ha sido perfecta, se han escapado doce terroristas, y el caso de Ekaitz Aguirre es una pequeña espinita. Pero vamos a seguir buscándoles La Guardia Civil busca el zulo del explosivo La Guardia Civil ha puesto en marcha un amplio dispositivo para localizar el zulo en el que se hizo la entrega del material incautado al comando Donosti que dirigía José Ángel Lerín. Según la declaración del detenido, el explosivo lo recibió el pasado mes de diciembre, aunque con anterioridad enlaces del aparato de logística hicieron otras entregas al liberado Alejandro Zobaran, Txarlas Lerín relató a la Guardia Civil que para la operación de recogida contó con la ayuda de su hermano Ignacio (ahora en paradero desconocido) y de José María González Pavón. Los tres se trasladaron a un monte de Guipúzcoa, provincia en la que está establecido el operativo de búsqueda desplegado por la Guardia Civil. Los tres se trasladaron en dos coches. En uno iban los dos hermanos y en el otro Pavón, que realizaba labores de lanzadera Al llegar al zulo lo vaciaron y el material lo introdujeron en una furgoneta propiedad de Ignacio Lerín. A continuación, éste último y Pavón se dirigieron hacia la localidad de Berriozar (Navarra) mientras que José Ángel Lerín se marchó por su cuenta sin decir hacia donde se dirigía. En una bajera, los terroristas ocultaron el material. Hasta Hernani Ni un segundo más Lerín iba armado con una pistola que tenía una bala en la recámara y la intentó utilizar cuando cuatro guardias civiles lo abordaron en la calle Belabi de Andoain ABC Fernando Rubio