Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 8- -4- -2007 El PSOE y sus socios legalizan el perdón de las deudas de los partidos políticos José Blanco, secretario de Organización socialista 13 El paragüero de Arnaldo Otegi Sergio Lezcano, que trabajó para Batasuna y que formó parte del talde de información de ETA, asistió, con Arnaldo Otegi, a un acto que la izquierza abertzale celebró el pasado 3 de diciembre en Oyarzun (Guipúzcoa) Nacido en San Sebastián el 27 de abril de 1974, fue detenido a la una y media de la mañana del pasado día 1 en Rentería. En una furgoneta tenía propaganda de ASB. perseguido por una patrulla de gendarmes) En 2003, en el sur de Francia, tuvieron una cita Gómez González, Sergio Lezcano, Arkaitz Agote y un cabecilla del aparato político En esta reunión, Lezcano fue designado jefe del aparato de propaganda de Batasuna mientras que a Agote le ordenaron que siguiera en el frente militar Así, cometió durante 2005 una veintena de atentados con artefactos de pequeña potencia. Además de poner de manifiesto la unión entre ETA y Batasuna, la operación de la Guardia Civil ha confirmado que la banda terrorista durante los meses que dijo estar en tregua ha mantenido la misma actividad que antes del 22 de marzo de 2006. A lo largo de este tiempo, la dirección etarra ha seguido reorganizando sus coman- dos (el jefe del Donosti se trasladó a Guipúzcoa dos meses después de la declaración de alto el fuego permanente) así como captando activistas, abasteciendo sus arsenales, como el robo de pistolas en la localidad francesa de Veuvert (una de ellas la llevaba José Ángel Lerín, el liberado del Donosti detenido) y nutriendo sus arcas con el envío de cartas a empresarios vascos y navarros. Prueba también de esta incesante actividad han sido los objetivos que tenía marcados el comando entre ellos el miembro de Basta Ya y filósofo Fernando Savater y la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua. Ambos fueron sometidos a seguimientos, aunque las informaciones más elaboradas correspondían a una pareja de la Ertzainta de Tolosa, a una patrulla de la Guardia Civil de Navarra y una dotación que acude cada domingo a un acontecimiento deportivo de San Sebastián. El comando Donosti pese a los seguimiento realizados, no había recibido la orden de cometer atentados, aunque tenía una instrucción bien clara: para atentar contra miembros del PNV IU y PSOE era necesa, rio que contaran con el visto bueno Garikoitz Aspiazu, Txeroki jefe del aparato militar requisito que no era preciso para otros objetivos, como miembros del PP o de las Fuerzas de Seguridad, para los que valía una autorización genérica. En definitiva, por las investigaciones resulta muy difícil creer que ETA esté o haya estado en tregua, situación en la que se justificó el Gobierno de Rodríguez Zapatero para abrir el denominado proceso de paz José Ángel Lerín, jefe del comando Donosti fue detenido por la Guardia Civil en Andoain LUIS ÁNGEL GOMÉZ Permisos para atentar El Donosti tenía orden de matar a un policía si De Juana moría El plan para asesinar al agente en un bar estaba ultimado: el etarra se pondría la capucha y armaría la pistola en el lavabo VASCO PRESS SAN SEBASTIÁN. El comando Urederra desarticulado por la Guardia Civil, había recibido la orden de cometer tentados si el preso etarra José Ignacio de Juana Chaos moría como consecuencia de la huelga de hambre que estaba realizando. La célula terrorista tenía instrucciones de ir recogiendo información sobre objetivos, aunque debía esperar a recibir la correspondiente orden para cometer atentados. Sin embargo, la única excepción era en el caso de que De Juana Chaos muriese a causa de la huelga de hambre que estaba realizando. En ese supuesto, el comando podía realizar atentados sin esperar a recibir la orden de sus jefes en Francia. Los preparativos más detallados para actuar tenían como objetivo a un agente del Cuerpo Nacional de Policía al que pretendían asesinar a tiros. Los miembros de ETA descubrieron que el agente frecuentaba un bar del barrio donostiarra de Amara y estuvieron realizando diversas vigilancias sobre sus movimientos, entre el 22 de junio y el 18 de diciembre de 2006. Los etarras elaboraron un croquis del bar, en el que habían marcado la silla que solía ocupar el policía. Según los planes del comando Urederra uno de sus miembros acudiría al establecimiento cuando el agente estuviera dentro, entraría en los lavabos para ponerse una capucha y montar la pistola y al salir dispararía contra el objetivo elegido. Además, el comando tenía otras informaciones menos precisas sobre policías que salían de la Comisaría y se dirigían a las viviendas del cuartel de Aldapeta, así como sobre un militar destinado en San Sebastián, pero residente en una localidad próxima a la capital guipuzcoana. Los terroristas habían localizado el vehículo del militar y sabían dónde acostumbraba a estacionarlo durante la noche. Los etarras también habían realizado preparativos para asesinar al que fuera confidente de la Guardia Civil y luego testigo protegido en el caso Galindo Pedro Migueliz, Txofo Tenían previsto acabar con su vida cuando transitara por una plaza situada también en el barrio donostiarra de Amara, ya que habían observado que solía frecuentar algunos bares de esa zona. Tenían en su poder una fotografía de la víctima y habían localizado el domicilio donde acostumbraba a pernoctar. En Navarra, el grupo terrorista tenía datos sobre un miembro del Gobierno foral y sobre unos vehículos de la Guardia Civil a los que habían visto ir a repostar a una gasolinera. Txeroki envió en mayo de 2006 a los liberados José Ángel Lerín y Alejandro Zobaran a poner en marcha esta célula. Cuatro meses después de pasar a España, regresaron a Francia para volver a reunirse con su jefe. La última entrevista tuvo lugar el pasado 3 de e ero. En ella, Txeroki impartió las últimas instrucciones. Lerín, además, actuaba de enlace entre Garikoiz Aspiazu y el también etarra Ekaitz Aguirre, Ehun de quien se sospecha que está al frente de otro comando en el País Vasco. De la Vega deja en manos del fiscal general la ilegalización del PCTV P. M. DÍEZ CORRESPONSAL PEKÍN. Desde Pekín, donde ha inaugurado el Año de España en China, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, dejó en manos de la Justicia la ilegalización del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) tras confesar el etarra Sergio Lizcano, detenido en la desarticulación del comando Donosti los vínculos entre Batasuna y dicha formación. No es razonable hacer una valoración simplemente por escuchar una declaración, aunque ésta pueda tener cierta entidad se mostró cauta De la Vega, quien aclaró que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado investigarán cualquier declaración que se produzca y, a partir de ahí, actuará con autonomía quien le corresponde, el fiscal Tras las pesquisas de la Policía, el fiscal debe hacer la instrucción y son los jueces los que han de tomar cualquier decisión insistió. Los investigadores han detectado que los etarras han aumentado sus medidas internas de seguridad ABC. es Más información del último golpe de la Guardia Civil a la banda terrorista ETA, en www. abc. es