Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 6- -4- -2007 El Papa lavó los pies a doce fieles en la ceremonia del Jueves Santo en el Vaticano 25 Irán asegura que Londres pidió disculpas en una carta Ahmadineyad se considera vencedor del pulso diplomático MIKEL AYESTARÁN SERVICIO ESPECIAL AMMAN. Un vuelo de British Airways con salida a las cinco de la madrugada desde el aeropuerto de Mehrabad puso punto y final a la crisis desatada por la captura de los marinos británicos. Los quince militares abandonaron Irán saludando a las cámaras, diciendo Jeili mamnun (muchas gracias) y portando los regalos cortesía del presidente Ahmadineyad y de la propia Guardia Revolucionaria que fue la responsable de su detención en aguas del Golfo Pérsico el pasado 23 de marzo. Un final muy alejado de la tensión que su captura ha generado en el panorama diplomático. Han sido trece días de cruces de declaraciones entre Londres y Teherán, condenas de la Unión Europea y Estados Unidos y rumores sobre posibles intercambios de presos. Trece días en los que el régimen iraní ha lanzado un nuevo pulso a la comunidad internacional. Un segundo pulso, menos intenso que el nuclear, pero que ha conseguido centrar la atención internacional en las imágenes de los quince detenidos y hacer olvidar por dos semanas los problemas originados por el programa de enriquecimiento de uranio. El anuncio de la liberación llegó cuando estaba a punto de expirar el ultimátum lanzado por Tony Blair el pasado martes. Aunque Teherán ha demostrado en los últimos años que no se amedrenta ante este tipo de fechas, en esta ocasión algo se ha movido en el interior de la maquinaria del régimen y se ha cedido a las peticiones de la comunidad internacional. La figura del presidente iraní, que había pasado totalmente inadvertida en la primera semana de la crisis, se ha erigido en protagonista estelar de este tramo final y a él le correspondió hacer público el regalo para el pueblo británico, con ocasión de la celebración del nacimiento de Mahoma El dirigente ultraconservador se mostró dialogante durante la primera rueda de prensa que ha ofrecido en el nuevo año persa y abrió incluso las puertas a un Rafael L. Bardají EL MATÓN DE AHMADINEYAD l presidente de Irán se ha querido presentar como un ser magnánimo liberando a los quince marineros que tenía en su poder desde el 23 de marzo. Haríamos mal (sobre todos los británicos) en aceptar esa imagen. Porque es falsa. Ahmadineyad se ha comportado, en realidad, como un matón de barrio, quien a través de la intimidación lleva a sus víctimas a que le perdonen y le agradezcan, además, no matarlas. La imagen del líder iraní choca con la realidad. Para empezar, los soldados británicos no eran prisioneros de guerra, sino que fueron secuestrados no dentro de Irán, sino en aguas iraquíes. Cacharros como el GPS han dado prueba de ello. Por lo tanto, Ahmadineyad no ha hecho concesión alguna, sino que ha resuelto una situación de detención ilegal. Segundo, Teherán no ha respetado la normativa relativa a todo prisionero de guerra. Se les ha filmado, se les ha exigido declaraciones de culpabilidad e, incluso, se ha forzado a la soldado Faye Turney a cubrirse con el jihab. Ahmadineyad ha logrado con su gesto pasar de lo que era, culpable de secuestro y detención ilegal, a ser visto como un dirigente justo y generoso. Lo que no es. Que se acabe saliendo con la suya depende ahora de lo que haga y diga el gobierno de Tony Blair. Su reacción hasta la fecha ha dejado mucho que desear, pues entre balbuceos públicos asomaba la resignación de seguir el juego de un largo secuestro. La vuelta a casa de sus soldados debería ponerle en el rumbo correcto. Para empezar, que los quince expusieran cómo fueron extraídas sus declaraciones mientras estaban en cautividad; en segundo lugar, prestándoles todo su aparato legal para que ellos mismos interpongan las demandas pertinentes y reclamen las indemnizaciones debidas. No es necesario ir a la guerra, pero no se debe dejar que Ahmanideyad salga como ganador también en este caso. E AP do sobre cómo resolver futuros incidentes en aguas disputadas, pero, el miércoles, Ahmadinejad ofreció su regalo a la población británica sin pedir nada a cambio. La puesta en libertad de un diplomático iraní detenido en Bagdad y el acceso consular, aún no confirmado, a cinco iraníes detenidos en Irbil es presentado en Londres como una actuación unilateral del Gobierno de Bagdad, que habría establecido su propia vía diplomática con Irán para resolver la crisis. Sky Televisión emitió ayer una entrevista con el capitán Chris Air, que estaba al mando de la patrulla, en la que afirma que una de sus misiones era conseguir inteligencia sobre movimientos iraníes y contrabando de personas y armas en esas aguas, en contacto con barcos pesqueros que faenan en la zona. La entrevista se realizó cinco días antes de la detención y el canal de televisión decidió no emitirla durante la crisis para preservar la seguridad de los cautivos. Ahmadineyad durante la rueda de prensa en la que anunció la liberación de los soldados británicos, el pasado miércoles acercamiento con Estados Unidos a lo largo de los próximos meses. Londres asegura que no ha cedido a la presiones iraníes y mantiene que sus hombres fueron apresados en aguas de Irak. Desde Teherán la realidad se explica de forma totalmente diferente y los dirigen- AFP Cesión o regalo tes iraníes aseguran tener la carta que exigían a Tony Blair para liberar a los prisioneros. Ali Akbar Velayati, asesor para temas internacionales del Líder, Ali Jamenei, confirmó en una entrevista ofrecida por televisión, que se ha procedido a la liberación porque se ha recibido una carta pidiendo disculpas por la violación de nuestra soberanía Esta carta, como las coordenadas exactas de la detención o la posible conexión entre la liberación de los marinos y la excarcelación de un diplomático iraní en Irak en las últimas horas, quedarán como interrogantes de estos trece días de crisis. Irán sigue jugando sus cartas de potencia con más peso en la región y la presencia extranjera, especialmente la británica en la región chií de Basora, tiene muy complicada su labor sin la cooperación persa. La figura del presidente iraní se ha erigido en protagonista estelar en el tramo final de la crisis El conflicto ha hecho olvidar durante dos semanas los problemas por el enriquecimiento de uranio Incógnitas de la crisis ABC. es Más información de la crisis anglo- iraní en abc. es internacional