Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 6- -4- -2007 ESPAÑA 17 Alejo García Periodista TODAVÍA ME DA VERGÜENZA CUANDO ESCUCHO LA GRABACIÓN DE RNE F. ÁLVAREZ MADRID. Señoras y señores, hace unos momentos fuentes autorizadas del Ministerio de Gobernación han confirmado que el Partido Comunista... perdón... que el Partido Comunista de España ha quedado legalizado e inscrito en el... perdón... (entra música) Hace unos momentos fuentes autorizadas... (entra de nuevo la música) Así de atropellado fue, hace treinta años, el anuncio de la legalización del Partido Comunista de España realizado a través de RNE. Detrás del micrófono estaba Alejo García, un periodista que empezaba entonces su carrera y a quien la emoción de dar la noticia y tener que subir una planta del edificio de Prado del Rey a toda prisa le dejó sin resuello. ¿Es duro que se acuerden de uno por aquello después de toda una carrera en primera línea del periodismo? -Qué le vamos a hacer. Fue una impericia de novato y de buen periodista. Era Sábado Santo y había cuatro gatos en RNE, todos los jefes estaban de vacaciones. Llamaron del Gobierno y nos dieron la noticia. Eran las diez menos tres minutos de la noche y a esa hora todas las radios de España estaban conectadas a RNE, por lo que podía haberme tomado todo el tiempo del mundo. Pero salí corriendo y subí las escaleras que entonces separan la Redacción de los Estudios y cuando tuve que hablar me faltaba el aire. A partir de ahí juntaron los dos departamentos en la misma planta. ¿Qué le dijeron después? -Nada, créame. La radio fundada por Franco como un medio propagandístico estaba dando una gran noticia y eso tenía un mérito enorme. ¿Algún cachondeo de los amigos sí que habría? -Alguno. Pero aquello únicamente fue un percance propio de un periodista de buen casta. ¿Conserva la grabación? -La tengo bien guardada. Cuando tenía algún éxito, al llegar a casa me ponía la cinta para recordarme que nunca hay que creérselo. Todavía me da vergüenza oír la cinta. ¿Sigue escuchando radio ahora que está retirado? -Sobre todo los boletines horarios de RNE. Busco información y no quiero que me líen. Las opiniones ya las pongo yo. Rueda de prensa de los principales dirigentes del Partido Comunista, una vez conocida su legalización le convenían esas jornadas para que el impacto que iba a producir se atemperase de algún modo con las vacaciones y el carácter religioso de las mismas. No quiere que Carrillo esté en España y éste se instala en la villa que Teodulfo Lagunero tiene en la Costa Azul. José Mario Armero llama a La Moncloa desde un bar del Rastro. Ya está todo hecho. Poco después se pone en contacto telefónico con Carrillo y pactan la declaración que éste va a hacer, fechada en Cannes y suscrita a media tarde. El líder comunista aún tiene que hacer algunas correcciones a su texto manuscrito porque Suárez no quiere elogio alguno, sino más bien lo contrario. Carrillo teme pasar por un desagradecido radical en circunstancias como aquellas y, al final, se limita a señalar que el presidente Suárez no es precisamente un amigo de los comunistas, sino un anticomunista inteligente que quiere oponer sus ideas, en el debate y en las urnas, a las del PC cuya legalización se rrera hasta el micrófono. Unos quedan pasmados, otros enfadados, los últimos felices, aunque los militantes comunistas tienen órdenes para no mostrar entusiasmo. Obedecen. Son conscientes de la advertencia del propio presidente del Gobierno: si hay manifestaciones de alegría en la calle puede ser un pretexto para la intervención del Ejército. Hay manifestaciones pero son ordenadas. En la sede madrileña del Centro de Estudios de Investigaciones Sociales aparece por fin el cartel que anuncia Partido Comunista de España. la batalla seguía. Ese mismo sábado, los ministros militares suspenden sus vacaciones y se ponen en contacto. Las reacciones son enérgicas y encendidas en muchos sectores del franquismo y en el Ejército, sobre todo en el de Tierra y en la Marina. El ministro de Marina, el almirante Pita, dimite y en su carta da a entender que ningún otro almirante ABC Suárez no quería elogio alguno en la declaración que iba a hacer Carrillo desde Cannes, sino más bien lo contrario A los militantes se les advierte: las manifestaciones de alegría pueden ser un pretexto para la intervención del Ejército anuncia en ese momento. Poco después, la declaración es hecha pública por Europa Press, la agencia de noticias que preside precisamente José Mario Armero. Alejo García recoge el teletipo y da la noticia en Radio Nacional de España de forma entrecortada, tanto por el impacto como por la ca- Pero aceptará el cargo. Suárez no sabe cómo resolver el vacío de la renuncia y el efecto político de ese vacío. Quizá Buhigas, le dice el propio Carrillo, pero no está seguro. El general Gutiérrez Mellado propone a Pery Junquera, que está en la reserva: ¿Qué le parece la legalización del PCE? Lo lamento, pero era inevitable responde. Es el nuevo ministro. Carrillo vuelve a Madrid en circunstancias de máxima tensión. Para salvar la situación, el Partido Comunista, disciplinadamente, acepta la bandera rojigualda, retira la republicana, y elogia al Rey y la Monarquía. Pero el enfado militar no se ha disipado y aparece, junto a otros asuntos candentes de la política, en el golpe del 23 de febrero de 1981. La paradoja, significativa, es que aquella noche sólo tres personas permanecen sentadas en sus escaños manteniendo la dignidad de un Congreso asaltado: Adolfo Suárez, Santiago Carrillo y Gutiérrez Mellado. Los tres protagonistas de este episodio.