Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN VIERNES 6 s 4 s 2007 ABC AD LIBITUM MIEDO A LOS DISIDENTES O todos los disidentes son iguales. Quienes, en Cuba, sufren la persecución del poder y soportan prisión por defender la libertad constituyen una minoría que quiere distanciarse del sentir y proceder, libre o forzado, de la mayoría. Los curas de la parroquia de San Carlos Borromeo, en el barrio madrileño de Entrevías, son también disidentes; pero, en notable diferencia, porque se alejan de las prácticas y principios por los que, precisamente, alcanzaron en su día el orden sacerdotal. Esa diferencia germinal entre las dos grandes formas de ejercer la disidencia marca distancias. La segunda M. MARTÍN es más frecuente entre noFERRAND sotros, que somos tierra de conversos y mutantes; pero las dos, independientemente de juicios personales, tienen el valor provocador de invitar a la reflexión. La rutina adormece la inteligencia y anula el impulso colectivo del progreso. Por eso es bueno el sentido crítico: para que el acatamiento excesivo no impida la deseable superación de las malas costumbres. Lo más notable de las disidencias, siempre reducidas minorías, es su capacidad para el sobresalto de las mayorías y la inquietud del poder que, independientemente de su naturaleza, las encuadra y reprime. Miguel Ángel Moratinos, responsable de una política exterior que, si existe, parece errática e impropia de una Nación que figura en el pelotón de cabeza entre todas las del mundo, no quiso entrevistarse con los cubanos que reniegan de Fidel Castro. Eso es no apostar por el futuro, ni por el cubano ni por el español; pero entra en la praxis del pánico ante los diferentes. No parece coherente autonominarse campeón de la democracia occidental, tal que José Luis Rodríguez Zapatero, y, en desprecio de quienes verdaderamente lo son, centrar la pasión de la amistad en los nuevos tiranos que, unos por las buenas y otros por las malas, han instalado en Iberoamérica las anacrónicas dictaduras que dañan a sus súbditos. También el Arzobispado de Madrid parece comportarse frente a sus disidentes de Entrevías con una tolerancia anfibológica. Es decir, con temor. En el supuesto herético de los tres sacerdotes que allí ejercen su magisterio, habrá que castigar, en todo caso, a quienes no cumplen su compromiso de fe y conducta. Castigar el recinto de su trabajo, la parroquia, y convertirla en un centro asistencial de Cáritas es ir contra la razón. Además, ¿por qué ahora una reacción que no llegó a producirse cuando Entrevías, la de los curas obreros, era un potente foco de rebelde testimonio contra la Jerarquía? Los disidentes, según sea su número en una organización cerrada- -el Estado, la Iglesia, el Real Madrid... pueden pasar, en un instante, de malvados a héroes. Es una cuestión proporcional; pero, en principio, hay que tomarse más en serio a los disidentes que, como los cubanos, se juegan la vida a los que, como los de Entrevías, no se juegan nada. ÍDOLOS DE LA CUEVA VOTA (POR) MI CUERPO ces) va a resultar que las amplias masas han descuN el mostrador de la recepción del hotel en que bierto que Todo lo cual demuestra que nunca nos creíme alojé recientemente en Medellín, Colombia, mos del todo la moraleja de El patito feo de Andersen. había un expositor que, además de la consabida Seguimos deseando ser otros para que nos quieran información turística y gastronómica local, contenía más. Y lo deseamos cada vez más pronto. En lo que la docenas de tarjetas publicitarias de clínicas y consulDefensora del Menor de la Comunidad de Madrid ha torios de cirugía estética que ofrecían sus servicios llamado el ocio solitario de los dormitorios ¿se acor (con fotos de antes y después a precios razonables. dará ella todavía de en qué fantaseaba en los suyos? Mis amigos me cuentan que allí es bastante habitual los adolescentes, obsesionados por construir que las familias que pueden permitírselo regasu identidad a partir del cuerpo, se lanzan, con len a sus hijas, como una especie de rito de paayuda del ordenador, a la siempre frustrante so, un arreglito quirúrgico, una costumbre aventura de obtener la aprobación- -y la admique, al parecer, crea afición y que se mantiene ración- -de sus coetáneos. Por eso, inmersos en de por vida dependiendo de los ahorros de la bela misma cultura de la celebridad que sus paneficiaria. Las mamoplastias de aumento son dres- con los que, sin embargo, creen tener polas intervenciones que gozan de más predicaco en común- tratan de cazar el cumplido ajeno mento entre las aspirantes a diosas de la bellecolgando sus fotografías en votamicuerpo. za, aunque también son frecuentes las rinoplasMANUEL com, la web plebiscitaria (a 1,20 euros el voto) tias, blefaroplastias y otoplastias, así como diRODRÍGUEZ en la que uno también puede ser famoso- -y versas liposucciones, dermolipectomías y ritiRIVERO querido- -durante un ratito. Vótame, implodectomías. Permítanme que obvie la descripran, mi cuerpo soy yo. Por favor, vótame o me ción de cada una de ellas, pero créanme si les hundo. el propio cuerpo es el mejor ready made. Las auaseguro que con sólo pasearse por las calles sin mirar tomutilaciones y autoflagelaciones de Chris Burden, al suelo pueden apreciarse sus resultados. los mordiscos en el propio cuerpo de Vito Acconci, las Entre nosotros, y como se ha puesto de manifiesto lapidaciones de Dennis Oppenheim o las experienen las últimas semanas a propósito de Cambio radical, cias corporales más o menos catárticas de Herman el nuevo reality- morbo en el que los concursantes aspiNitsch o Rudolf Schwarzkogler- -de quien la leyenda ran a alterar irreversiblemente su aspecto exterior aseguraba que se había seccionado el pene durante un (quizá convencidos, como decía Cocteau, de que la prohappening- -ya están al alcance de todos los públicos fundidad respira en la superficie también abundan (y conste que no me refiero a determinados ritos penilos aficionados que quieren transformar su cuerpo tenciales particularmente sanguinolentos que, toda no por frivolidad, sino para cambiar la vida Somos, vía en el siglo XXI, se practican durante la Semana según los datos no siempre rigurosamente fiables que Santa) Y aunque el concepto de belleza que anima a extraigo de internet, el pueblo más transformista de la nuestros transformistas no sea exactamente el mismo Unión Europea, con más de 300.000 intervenciones que en el manifiesto del arte carnal de la performer anuales de cirugía estética que, en total, suponen una francesa Orlan amo tu vesícula, amo tu hígado, adodentellada de unos 800 millones de euros en el presuro tu páncreas y me excita la línea de tu fémur lo puesto de las familias. cierto es que lo de cambiarse el cuerpo lleva camino de Al final, y como intuyeron los accionistas vieneses convertirse en otro de nuestros deportes nacionales (y y los primitivos del body art de los sesenta (sí: aquella autonómicos) década prodigiosa en la que fuimos tan libres y feli- N E