Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 DEPORTES JUEVES 5 s 4 s 2007 ABC TENIS s Ante el Estados Unidos- España de Copa Davis GOLF s Masters de Augusta El que yo ganara a Sampras en hierba también fue un milagro Alex Corretja s Ex jugador de Copa Davis El último español que ha ganado en la Copa Davis a un norteamericano en Estados Unidos y en pista rápida se muestra optimista ante el difícil reto que afronta desde mañana el equipo de Emilio Sánchez Vicario. Lo que más le preocupa es el partido de dobles POR JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Un heroísmo hermoso, pero baldío. Alex Corretja fue el último español que ganó a un norteamericano en la Copa Davis, en su casa y en pista rápida (hierba) Fue en 2002, cuando el español venció a Sampras levantando dos sets en una proeza difícil de igualar. do. Lo que pasa es que en caliente pude volver a sacar y gané el tanto y el partido. Cuando le di la mano me di cuenta de cómo tenía el dedo. A la media hora estaba completamente hinchado y deformado. -Imposible volver a jugar. -Desde su experiencia, ¿qué le diría a los tenistas españoles que van a jugar? -Del todo punto. Lo que más me molestó es que hubo algunos periodistas que encima me atacaron y me acusaron de borrarme del doble y del segundo individual. Sergio García durante el entrenamiento de ayer en Augusta REUTERS ¿Qué recuerda de aquel día? -Sobre todo que se demostró que en la Copa Davis puede pasar cualquier cosa. La verdad es que el que yo le pudiera ganar a Sampras ese partido, en su casa y en hierba, puede considerarse un verdadero milagro porque, además, iba dos sets a cero y levantar eso y en esas circunstancias era muy difícil. Pero como se suele decir esto es Davis, que es algo parecido a lo que pasa en fútbol con la Copa, que un modesto no puede ganar una competición larga, pero a un solo partido es capaz de dar la campanada. -Pues más o menos, sobre todo si tenemos en cuenta que era materialmente imposible que yo ganara un torneo como Wimbledon, una competición que Sampras ganó siete veces. Pero estas cosas pueden pasar. Hay que jugar al cien por cien con tu servicio, muy concentrado, y esperar alguna ocasión para romper el saque del otro. -Algo haría bien para llegar a- -Ya lo creo, entre otras cosas entrenarme siete horas al día ensayando restos, saques, voleas. No era un especialista, pero me sentí cómodo en la hierba cuando salí a jugar. -El tercero fue decisivo. Logré mantener mi servicio y llegamos al tie break Allí gané mi servicio 1- 0, luego le rompí los dos suyos, mantuve los míos y de pronto me vi con 6- 0 en el marcador. Luego, remon- -Nosotros no somos jugadores de servicio potente y el partido lo puedes perder en un solo juego. Hay que intentar mantener el servicio propio y esperar los fallos de los rivales. Una cosa es segura, en una pista tan rápida, el que juegue contra Roddick puede estar seguro de que le va a meter 25 o 30 aces mínimo. Eso fijo. La quinta chaqueta verde, reto de Woods Los españoles llegan a la cita en Augusta fuera del plantel de grandes favoritos MIGUEL ÁNGEL BARBERO MADRID. En 1997 Tiger Woods irrumpió como un ciclón en el golf mundial. Su paso por el Masters de Augusta revolucionó los pilares del torneo más tradicional del mundo y tuvieron que idear soluciones para frenarle. Los directivos del National no podían permitir que acabase de un plumazo con todos los registros del torneo. Sin embargo, con la perspectiva que da el tiempo se ve que todos los esfuerzos fueron baldíos. El Tigre se ha hecho con cuatro chaquetas en este periodo y nada hace presagiar que no supere las seis de Jack Nicklaus en breve. El domingo, sin ir más lejos, es el que tiene más papeletas para vestir la preciada prenda de nuevo. El momento de forma del californiano vuelve a ser espectacular. De todas formas, rivales no le van a faltar. El campo de las magnolias y las azaleas se les da especialmente bien a Mickleson (dos títulos) Singh y Weir (uno) que junto a Woods han sido los únicos que han podido someterlo. Desde 1999 (Olazábal) ningún europeo capaz de conseguirlo y la sequía ya es preocupante. Sobre todo si se extiende a los Grand Slam en general, pues desde el British de julio de ese mismo año (Lawrie) no ha recalado ninguno en el Viejo Continente. Ya son 29 fracasos y eso que en la Ryder Cup funciona el espíritu continental a las mil maravillas... Para paliar esa situación hay que refugiarse en los nombres de siempre. Los emergentes Luke Donald, Henrik Stenson, Paul Casey o Sergio García y los veteranos Colin Montgomerie, Padraig Harrington u Olazábal. Cualquier otra opción sería muy sorprendente. En cuanto a los españoles, los recién mencionados están en boca de todos aunque este año no partan como favoritos. El castellonense, porque tiene juego más que de sobra para hacerse con un major y tarde o temprano tendrá que ganarlo; y el donostiarra, por saber lo que es triunfar en Georgia y ser un competidor nato. Miguel Ángel Jiménez, al que se le da bien el recorrido, es una incógnita; mientras que Severiano Ballesteros, que vuelve después de cuatro años, sólo quiere disfrutar en la semana de su 50 cumpleaños. Siga el torneo en directo en http: www. masters. org -Pero Blake no está muy bien. Alex Corretja J. M. RODRIGUEZ -Eso es cierto, pero Roddick está jugando bastante bien. Además, no vamos a tener a Nadal. Sin él las posibilidades bajan mucho, pese a que tenemos muy buenos jugadores. -Dicen que la pista será mejor que la de Ginebra. -En el ranking tampoco hay tanta diferencia. tó hasta 6- 4, pero volví a ganar y me hice con la manga. -Y tanto, porque de irse al vestuario tuvo que seguir jugando. Yo ya estaba crecido, con confianza, para arriba, y él para abajo. Además, no tenía nada que perder y mucho que ganar. Y tener a Arrese en el banquillo dándome ánimos y consejos fue muy importante. -Pero igualmente va a ser muy rápida. -Soy optimista. Robredo es el séptimo del mundo y jugadores como Feliciano están en continua alza. Lo malo es el partido de dobles, porque los Bryan el año pasado jugaron 150 veces juntos. Además, son mellizos y se compenetran a la perfección. Saben al instante lo que va a hacer el otro. Ese punto lo tenemos francamente difícil. -Y todo cambió. ¿Tanta diferencia había? ¿Qué le decía? ese partido con opciones. -Que aprovechara que Sampras se estaba cansando. Que intentara mantener mi servicio y que procurara restarle al cuerpo porque ya no tenía la frescura suficiente para quitarse las bolas de encima. ¿Y el público norteamericano? -Muy patriotero, pero muy correcto. No es futbolero como algunos de Suramérica. -Y al quinto set. -Aun así, dos sets a cero a favor del norteamericano. -Yo iba para arriba y él para abajo. Físicamente parecía un palo, no estaba muy fino y no lograba entrar en juego. -Tenía 5- 4 a favor y saque para ganar el partido. Fui a por una volea y el me metió el passing Yo me lancé en plancha y conecté la volea para ganar el punto, pero al caer no me dio tiempo a soltar la raqueta y el grip me cayó encima del de- -Entonces llegó la jugada. -Bueno, digamos que me quedé con un cierto sabor agridulce porque no pude volver a jugar. Me habría gustado hacerlo en el doble con Balcells, pero no pudo ser y me quedé con las ganas de saber qué habría pasado en esa eliminatoria si hubiera podido disputar los dos partidos restantes. Todas las eliminatorias y los resultados en http: www. daviscup. com -Resumiendo, que tiene buenos recuerdos de aquella eliminatoria ante Estados Unidos. Principales partidos 16.45. Sergio García, Bryant (EE. UU. y Shingo Katayama (Jap. 16.56. Mickelson (EE. UU. Ramsey (Esc. y Scott (Aus. 17.07. Olazábal, Howell (EE. UU. y Rose (Ing. 17.29. Ballesteros, Petterson (Sue. y Goydos (EE. UU. 18.02. Floyd (EE. UU. Jiménez y Sluman (EE. UU. 19.52. Woods (EE. UU. Casey (Ing. y Baddeley (Aus.