Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 ECONOMÍA Pugna por el control de Endesa s Los protagonistas JUEVES 5 s 4 s 2007 ABC Fernando Fernández COMPARACIONES ODIOSAS as Bolsas registran nuevos máximos. Los inversores están felices y agradecen a su Gobierno que puedan ganar tanto dinero. Sin embargo, mientras apuran la fiesta se acuerdan tanto de 1992. Cierto es que los mercados tienen escasa memoria. Lo hemos visto tantas veces. Sin embargo, uno esperaría que en su propia casa fueran menos miopes y algo más cautos. Poderoso caballero es don dinero, que decía el clásico y cantaba el juglar. Nunca desde aquellos años había sido tan fácil hacerse rico en este país. Ya ni siquiera hace falta tener tierras. A este paso, los ricos se van a hacer todos socialistas porque son precisamente ellos los que les ponen las cosas más fáciles. Como hemos podido comprobar con el pacto E. ON, Acciona y Enel. Lo que menos me importa de esta operación es precisamente lo que hace feliz al Gobierno: que la sede de una empresa que seguirá llamándose Endesa, pero que no tendrá nada que ver con la actual, se quede nominalmente en España durante un tiempo que adelanto breve. Lo que me preocupa es que con esta operación han saltado por los aires todos los presuntos códigos de buen gobierno y todas las normas de funcionamiento de los mercados. A los inversores les da igual mientras puedan hacer plusvalías. Ya dijo Adam Smith que todo empresario lleva dentro un presunto monopolista y si escribiera hoy diría que todo inversor aspira a tener información privilegiada. Eso no cambia la naturaleza de los mercados, que cuando funcionan bien y están bien regulados es mejor para todos. Los mismos que hoy hacen fortuna tardarán poco en volverse contra la mano que les da de comer. Es la lógica de las cosas. Ya lo vimos en el 92. Y lo volveremos a ver en este ciclo. Porque se han cometido los mismos excesos. La misma soberbia de pensar que el poder lo puede todo, indefinidamente. Pero la ley de la gravedad también se aplica a las Bolsas. Y será entonces cuando los inversores se vuelvan selectivos y analizarán con lupa aquellos países en los que se respetan las normas. España no estará en la lista y muy pocos se preguntarán si ha merecido la pena. L Esperanza Aguirre y Miguel Blesa, durante la firma de un acuerdo entre la caja y la comunidad, en enero pasado ABC Atrapado en el tiempo Miguel Blesa retorna a su discurso de los últimos 19 meses: Caja Madrid hará con su participación en Endesa aquello que mejor sirva a los intereses de la entidad s La retirada de E. ON y la nueva opa de Enel aumentan a 2.200 millones las plusvalías de su 9,9 F. CORTÉS MADRID. La guerra de opas sobre Endesa ha metido a Caja Madrid en un bucle en el que la entidad- -al igual que el personaje de la película Atrapado en el tiempo condenado a repetir idefinidamente la misma jornada- -se ve obligada a hacer público cada día el mismo discurso respecto al futuro de su participación en la eléctrica que preside Manuel Pizarro. El acuerdo para ceder a E. ON los derechos económicos de dicho paquete accionarial fue tan sólo un espejismo, que duró apenas una semana. La decisión de la compañía alemana de retirar su oferta vuelve a colocar a la caja en el punto de partida, aunque con un aspecto positivo: la plusvalía que acumula en su 9,9 de Endesa no para de crecer. Si se calcula utilizando de referencia los 41 euros que Enel y Acciona han dicho que están dispuestos a pagar dentro de seis meses, la cantidad superaría los 2.200 millones de euros. Se entiende así que el presidente de la caja, Miguel Blesa, haya sido especialmente prudente en todo este asunto. El martes pasado, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, arremetió con dureza contra el papel de la caja en todo el culebrón Endesa, pese a que la entidad se ha limitado en toda esta historia a esperar y ver En los últimos 19 meses, Blesa se ha hartado de decir que siempre hará lo que sea mejor para la caja, planteamiento que no debería extrañar ni siquiera a José Blanco. Todos los analistas consultados coinciden, en este sentido, en que la caja madrileña debe ejecutar su plusvalía en Endesa, vendiendo la participación, ya que su presencia en el sector eléctrico es meramente financiera y nadie sabe cuándo se va a presentar una oportunidad parecida para hacer un negocio de esta dimensión. Lo mismo se puede decir de la fracasada oferta de E. ON. Es cierto que su importe- -40 euros por acción- -era inferior que el de la opa que Enel y Acciona anunciaron que realizarían y que fue bloqueada por la CNMV Los socios italo- españo. les dijeron que pagarían 41 euros por título; los analistas, sin embargo, señalaron desde el primer momento que el futuro de esta opa era incierto y recomendaron a los inversores- -no sólo a Caja Madrid- -que aceptasen el pájaro en mano de E. ON, frente al ciento volando de Enel y Acciona. Ahora, la partida ha cambiado de signo. Los tres protagonistas principales de la guerra de opas han llegado a un acuerdo y se podría pensar que nadie reprochará a la caja que venda, por fin. Nada más lejos de la realidad. El PSOE parece dispuesto a utilizar el papel de la caja en la opa como arma arrojadiza contra la presidenta de la comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Aunque ello suponga incurrir en el contrasentido de criticar que la entidad acepte una oferta que, sin embargo, cuenta con todas las bendiciones de La Moncloa. El PP tampoco se libra de los planteamientos extraños. Ayer insistió en la idea ya lanzada el martes por el consejero de la comunidad Francisco Granados de que Caja Madrid debería aliarse con Acciona, para configurar un núcleo español en Endesa. La propuesta causó un cierto asombro en el grupo constructor, donde se piensa que el tiempo de las alianzas ya ha pasado. Endesa, excluida del Ibex- 35 desde ayer como parte del proceso de la opa de E. ON ABC MADRID. Endesa está excluida del Ibex- 35 y no cotiza en el selectivo español desde ayer, como parte del proceso de la oferta pública de adquisición (opa) de acciones de E. ON, todavía en curso, y a pesar del acuerdo alcanzado el lunes por la eléctrica alemana con Acciona y Enel. En concreto, el pasado 29 de marzo el comité asesor técnico de los índices Ibex decidió excluir a Endesa del Ibex- 35 con efectos del 4 de abril y confirmó ayer a Europa Press que mantiene su decisión, ya que el proceso de opa sigue en marcha aunque E. ON acordara el lunes renunciar a la misma si no supera el 50 de aceptación. El órgano de gestión del Ibex se reunirá con carácter extraordinario el 12 de abril para tomar las decisiones oportunas al respecto después de que el 11 de este mismo mes se conozca de forma oficial el resultado de la oferta de E. ON, según el calendario publicado por la CNMV Por otra parte, la agencia de calificación crediticia Standard Poor s mantiene el rating de Endesa en vigilancia con implicaciones negativas a la espera de que se aclare su estructura financiera y de que la compañía cuente con una estrategia de futuro. La agencia mantiene en A (calidad buena) el rating a largo plazo de Endesa, y en A- 1 (calidad superior) la nota a corto plazo. El PSOE está dispuesto a utilizar el papel de la caja en la opa como arma arrojadiza y el PP plantea ahora un pacto con Acciona Los analistas coinciden en que la entidad financiera debe ejecutar sus plusvalías