Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL www. abc. es internacional JUEVES 5- -4- -2007 ABC Teherán presenta la liberación de los marinos como un regalo al pueblo británico Blair se felicita de la decisión, y afirma que su Gobierno actuó durante la crisis sin concesiones pero sin violencia ABC, AINHOA PAREDES TEHERÁN LONDRES. Después de trece días de cautiverio, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, anunció ayer la liberación de los quince militares del Reino Unido apresados en aguas del Golfo Pérsico como un regalo al pueblo británico Tanto el dirigente iraní como fuentes del Gobierno iraquí negaron que la decisión guardara relación con la liberación de un diplomático iraní en Irak y con la posible puesta en libertad de otros cinco iraníes detenidos en ese país por fuerzas de Estados Unidos, pero todos los indicios apuntan a un canje. Teherán aprovechó, además, la decisión para coronar su estrategia de propaganda, desplegada durante una semana con las apariciones en la televisión de los marinos cautivos autoinculpándose. Los quince británicos, que volarán hoy de regreso a Londres, posaron ayer para las cámaras en los jardines de la residencia presidencial, sonrientes y vestidos de civil, mientras se despedían uno a uno de Ahmadineyad. El presidente iraní aprovechó una rueda de prensa para anunciar la liberación, después de haber empleado casi una hora en criticar al Gobierno británico, a la Unión Europea y a Estados Unidos, por no haber reconocido la entrada ilegal de los marinos en aguas iraníes Ahmadineyad rechazó que la decisión de liberarles guardase relación con la liberación, el pasado martes, del diplomático iraní Yalal Sharafi, secuestrado el 4 de febrero en Bagdad, ni con el anuncio de que Washington hubiese permitido la visita de representantes iraníes a los cinco funcionarios de Teherán detenidos desde enero en Irak, acusados de dar apoyo a la insurgencia. En cambio, el presidente iraní atribuyó su decisión de mostrarse generoso con los británicos en un supuesto cambio de actitud del Gobierno británico en los dos últimos días. El Gobierno de Tony Blair se negó categóricamente a plegarse a la exigencia iraní de reconocer que los marinos estaban en Vestidos de civil los marinos se despiden de Mahmoud Ahmadinejad, en los jardines del palacio presidencial en Teherán aguas iraníes, pero al final dijo sentir lo ocurrido y prometió dar garantías de que sus fuerzas nunca penetrarían en aguas de Irán. Además del posible canje con iraníes detenidos en Irak, el régimen teocrático iraní ha aprovechado la crisis de los marinos como una advertencia a Occidente, después de la aprobación por el Consejo deSeguridade Naciones Unidas de nuevas sanciones contra Teherán por el contencioso nuclear. De hecho, no pasó inadvertido a los observadores el hecho de que, en los últimos días de la crisis entre Londres y Teherán, quien ofició de mediador y portavoz por parte iraní fue Larijani, el principal negociador persa en materia nuclear. Antes de anunciar la liberación de los quince militares británicos, Ahmadineyad condecoró con la medalla al valor a los oficiales responsables de las fuerzas que llevaron a cabo la captura de los marinos el pasado 23 de marzo. Ha sido el mejor regalo que podíamos imaginar dijo ayer Ray Cooper, tío de uno de los marines, Adam Sperry, tras conocer la noticia de que su sobrino y los otros catorce soldados británicos habían sido liberados por el Gobierno iraní. Sea quien sea quien tenga la razón, todo esto ha sido un lío político, así que traigámoslos a casa añadió. Por su parte, el primer ministro, Tony Blair, afirmó que en todo el proceso su Gobierno ha actuado de manera firme, pero calmada; sin hacer conce- AP Traigámoslos a casa A varias bandas Ahmadineyad rechazó la tesis del canje, aunque poco antes se anunció que Irán tendría acceso a cinco presos en manos de EE. UU. en Irak siones, pero sin enfrentamientos y agradeció el apoyo de sus aliados en Europa, en el Consejo de Seguridad y en la región. Pero además, se dirigió al pueblo iraní: Respetamos Irán como una antigua civilización, como una nación con una historia que la dignifica e enorgullece y añadió que el Reino Unido no tiene nada contra ellos: Los desacuerdos que tenemos con vuestro gobierno, esperamos resolverlos de manera pacifica a través del diálogo. Espero, como siempre lo he hecho, que lo consigamos en un futuro próximo Poco antes de la rueda de prensa que Ahmadinejad ofreció ayer almediodía, seguía sin