Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA JUEVES 5 s 4 s 2007 ABC Los sacerdotes de Entrevías reconocen prácticas que no se ajustan a la liturgia Los religiosos mantienen su desafío y el domingo volverán a celebrar una misa JESÚS BASTANTE MADRID. La parroquia de San Carlos Borromeo, en el distrito madrileño de Entrevías, ha saltado a la luz pública esta semana a cuenta de la negativa de sacerdotes y feligresía a acatar la decisión tomada por el Arzobispado de Madrid de cerrar al culto la iglesia y destinar sus instalaciones a un centro de acción social dirigido por Cáritas. La toma de postura de la diócesis dirigida por el cardenal Antonio María Rouco fue oficializada el pasado lunes mediante una nota, en la que se recordaba que la citada parroquia según las decisiones tomadas en 1985 por el Arzobispado de Madrid que ahora toman forma jurídica fue eximida de las responsabilidades pastorales en relación a los fieles del territorio El Arzobispado de Madrid, según se afirma en su comunicado, ha procedido, con el parecer favorable unánime del Consejo Presbiteral, y buscando siempre el mejor servicio social que desde esa parroquia se venía buscando a llevar a cabo de modo oficial la decisión alcanzada en 1985, con el fin de mantener y potenciar del modo debido el servicio a los pobres que quedará reforzada con el apoyo y la ayuda que recibirá de Cáritas. Antes de que la noticia saltara a los medios, los tres sacerdotes de la parroquia- -el histórico Enrique de Castro, conocido como el cura rojo de Vallecas Pepe Díaz, y el párroco, Javier Baeza- -fueron llamados a capítulo por el obispo auxiliar de Madrid, Fidel Herráez. Les informó de la reordenación parroquial, al tiempo que les solicitó que continuaran prestando su colaboración en el centro, que a partir de que la decisión se rubrique en un documento oficial, con el sello de Rouco Varela (algo que sucederá tras la Semana Santa) dejará de considerarse parroquia y, como tal, no podrá acoger celebraciones litúrgicas sin el permiso del Ordinario del lugar. Por su parte, los feligreses del territorio, que de hecho ya venían siendo atendidos en las parroquias limítrofes, quedan incorporados canónicamente a las parroquias de San Francisco de Paula y de Santa Eulalia de Mérida donde habrán de acudir para participar en la Eucaristía, recibir los sacramentos y participar en las distintas catequesis. Pero más allá de la remodelación del centro, para convertirlo en un lugar dedicado exclusivamente a la atención y el servicio en el ámbito de la marginación social, especialmente de adolescentes, jóvenes e inmigrantes la verdadera polémica se esconde detrás de algunas prácticas llevadas a cabo en el interior de la iglesia y que, como confirmaron a ABC fuentes episcopales, contradicen gravemente el Derecho Canónico, el sentido de la liturgia y a la propia Iglesia En concreto, los sacerdotes habían sido acusados de realizar la Eucaristía sin los ornamentos propios del sacerdote (alba y estola, entre ellos) no respetar los tiempos y la forma en la liturgia y, sobre todo, algunos aspectos especialmente graves como el hecho de consagrar y repartir rosquillas y bizcochos a los jóvenes en lugar de hostias, lo cual, afirmaron a este diario fuentes del Arzobispado, resulta sumamente grave Tanto es así, que los tres sacerdotes, quienes no han negado en ningún momento la veracidad de estas prácticas, podrían ser sancionados e, incluso, suspendidos a divinis si no cumplen las directrices marcadas por los responsables diocesanos. Entre ellas, las de no volver a impartir la Eucaristía en dicho centro, algo a lo que tanto los curas como la autodenominada Asamblea parroquial de San Carlos Borromeo ya han anunciado que no se plegarán. De hecho, este domingo está prevista la tradicional celebración puesto que, como indicó el párroco, Javier Baeza, mientras los fieles lo pidan, seguiremos con nuestra labor, que incluye la celebración de la Eucaristía En caso de que, como parece, la rebelión de los parroquianos de Entrevías contra el Arzobispado se lleve a cabo, la diócesis no tendría más reme- Graves faltas a la Eucaristía Dos grafiteros decoraron ayer la parroquia con la leyenda No te quedes junto a la puerta Apoyo de Sistach a la decisión de Rouco El arzobispo de Barcelona, Lluis Martínez Sistach, manifestó ayer que existen elementos importantes y sustantivos que justifican la decisión del Arzobispado de Madrid de cerrar la parroquia de Entrevías. En declaraciones a TV 3, se refirió así a la polémica generada por la decisión del arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco Varela, de hacer efectivo el cierre de la iglesia. Sistach recordó que una parroquia ha de hacer aquello que es la iglesia en un lugar concreto; si una parroquia hace algo que no es lo que es la iglesia, no hace ningún bien Misas sin permiso Una feligresa muestra su apoyo al párroco Enrique Castro DANIEL G. LÓPEZ dio que sancionar lo que, en palabras del vicario judicial de Madrid, Joaquín Martín Abad, es una irregularidad dado que la iglesia ha dejado de tener, en la práctica, funciones parroquiales En declaraciones a Servimedia, Martín Abad mostró su confianza en que los tres sacer-