Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA Reacciones a la visita de Moratinos a Cuba JUEVES 5 s 4 s 2007 ABC Edurne Uriarte SIMPATÍAS COMUNISTAS ienen razón en una cosa quienes apoyan o excusan la visita de Moratinos a Cuba, en que nadie pone en cuestión las visitas a otras dictaduras, China, por ejemplo, estos mismos días. La política exterior de nuestra democracia y la de todas las demás está basada en una profunda hipocresía en la que la libertad y los derechos humanos de los ciudadanos oprimidos de fuera de nuestras fronteras se olvidan en cada diplomático abrazo a los dictadores, en cada intercambio de sonrisas, en cada palmada en el hombro, en cada cena oficial y en cada acuerdo. Lo que ocurre afortunadamente con Cuba es que en ocasiones los principios democráticos consiguen cruzarse en el camino de la hipocresía. Normalmente, por la capacidad de movilización de los disidentes y de los exiliados. La dictadura cubana no está diluida entre las reglas y rituales de la diplomacia porque hay un exilio cubano fortísimo y altamente movilizado en Estados Unidos y, en menor medida, en Europa, que ha conseguido que europeos y norteamericanos hayamos roto con Cuba nuestra tradicional hipocresía exterior para presionar a la dictadura y apoyar a los disidentes y exiliados en favor de un régimen democrático. Hasta que vino el Gobierno español a ponerlo en cuestión, primero, desmovilizando a la Unión Europea, y ahora, con la visita de Moratinos, dando otra palmada en la espalda de la dictadura cubana. Ni hay transición ni rectificación alguna del régimen, pero el ministro se ha mostrado muy emocionado Por dialogar y departir con los dictadores sobre la dictadura. Y ha firmado un acuerdo para, cuenta el ministerio, tratar los derechos humanos. Como Pérez Roque ha puntualizado que los asuntos internos no se tocan, quizá se dispongan a debatir sobre los derechos humanos en EE. UU. Este rosario de torpezas y profundas emociones ministeriales no tiene que ver con el pragmatismo, el tenemos que estar en Cuba la otra excusa del viaje, sino con las simpatías. O las amistades comunistas que mantienen aquellos para quienes el verdadero peligro, los más peligrosos extremistas, la auténtica reacción, no está en la isla sino en el exilio. T El secretario general del PP, Ángel Acebes, en la rueda de prensa celebrada ayer en Madrid en la sede del partido EFE El PP califica de auténtica vergüenza el apoyo del ministro al régimen castrista Acebes critica que no se haya reunido con la disidencia s El PSOE le responde que no estaba previsto PALOMA CERVILLA MADRID. El Partido Popular ha mostrado su rechazo al contenido de la visita que ha realizado a Cuba el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, al afirmar que ha sido una auténtica vergüenza ya que entiende que ha representado el apoyo a la continuidad del régimen castrista, en vez de apoyar la transición democrática Una vez finalizada esta visita, con la negativa del Gobierno cubano a abordar el problema de la disidencia con el Ejecutivo español, el secretario general de los populares, Ángel Acebes, fijó ayer la posición de su formación política y lamentó que la Unión Europea tenga que asistir atónita a la política exterior de José Luis Rodríguez Zapatero El dirigente popular censuró que Moratinos no haya plantado cara al régimen de Castro y no lograra un acuerdo para la liberación de los presos políticos y periodistas, así como la exigencia de respeto a los derechos humanos. Desde las filas populares también se pronunció el portavoz adjunto, Vicente Martínez Pujalte, al señalar que este viaje sólo ha servido para rendir pleitesía al Gobierno cubano, como si de progres trasnochados se tratara Los populares del Parlamento Europeo también han criticado que el titular de Exteriores no mantuviera un encuentro con la disidencia. El portavoz adjunto del PP en la Cámara de Estrasburgo, Gerardo Galeote, denunció que haya ignorado a los galardonados con el premio Sajarov a los Derechos Humanos y la Libertad de Expresión, Oswaldo Payá y las Damas de Blanco. Además, reclamó a la Comisión Europea y a la presidencia alemana de la UE que valoren si los resultados de la visita del minis- Afganistán: una guerra sin reconocer Los continuos ataques que están sufriendo las tropas españolas en Afganistán le llevó a Acebes a afirmar que estamos ante una guerra que el presidente no quiere reconocer El dirigente popular afirmó que los riesgos para nuestras tropas son muy graves y crecientes y se van a multiplicar en el futuro, tanto en Afganistán como en el Líbano Y también denunció el nulo respeto al Congreso por no comparecer. tro se ajustan a la posición común de la Unión Europea y a las resoluciones que ha aprobado la Eurocámara sobre las relaciones con La Habana. Por su parte, la secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Elena Valenciano, calificó ayer de positiva la visita de Moratinos, al tiempo que restó importancia al hecho de que finalmente no hubiera un encuentro con los disidentes, que no estaba previsto subrayando que el Gobierno siempre tiene la mano tendida hacia los opositores cubanos. La valoración del viaje es positiva porque ha permitido recuperar el diálogo político sobre los Derechos Humanos y también dar coherencia y restablecer las relaciones de cooperación señaló la secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE a Ep. En cuanto al mecanismo aprobado que permitirá discutir sobre Derechos Humanos, consideró que servirá para dar un impulso definitivo para que la isla se abra a las libertades IU dice que los disidentes son parte de la realidad cubana El coordinador general de Izquierda Unida (IU) Gaspar Llamazares, afirmó ayer que España debe mantener con Cuba una buena relación con discrepancias y admitió que no ve ningún conflicto en que el Gobierno tenga en cuenta a los disidentes en sus relaciones con La Habana, puesto que forman parte de la realidad cubana En declaraciones a Onda Cero, Llamazares recordó que tradicionalmente ha habido relaciones entre España y Cuba con distintos regímenes políticos por lo que ambos países deben mantener una buena relación con discrepancias, eso que se llama diálogo crítico Por ello, el Gobierno español debe visitar aquel país, porque lo extraño es que no lo haga afirmó Llamazares en referencia a la visita de Moratinos. El dirigente de IU destacó que se han podido apreciar discrepancias en cuestiones como los Derechos Humanos o las propiedades de los españoles en Cuba. Ha habido diferencias y coincidencias, porque hay una larga relación histórica y cultural entre Cuba y España, así como una serie de intereses mutuos afirmó. Llamazares señaló que en la relación entre España y Cuba debe incorporarse también la existencia de la disidencia cubana