Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 4 s 4 s 2007 CIENCIAyFUTURO 77 LA HERENCIA DE LOS ETRUSCOS Los mapas muestran la localización de cuatro linajes procedentes de Oriente Medio y encontrados en Italia. Los cuatro marcan a los descendientes de los antiguos etruscos. Cada linaje se ha definido a través del ADN mitocondrial. La mayor frecuencia de estos linajes (haplogrupos corresponde a una mayor intensidad en el color del gráfico U 7 HV U 3 ROa RUSIA Toscana IRÁN ÁFRICA ARABIA SAUDÍ Un haplogrupo es un grupo formado por numerosos haplotipos, esto es, series de alelos situados en lugares específicos de un cromosoma Frecuencia de los halogrupos 10 9 8 7 6 5 4 3 2 1 ABC Fuente: NYTIMES- Achilli et al, The American Journal of Human Genetics, abril 2007 Pruebas de ADN indican que los etruscos fueron originarios de Oriente Próximo La idea, que está generando polémica en Italia, se opone a la idea generalizada de que este pueblo, precursor de Roma, procedía de la misma región JOSÉ LUIS DE HARO NUEVA YORK. Cuando el viejo historiador griego Herodoto apuntó que los etruscos, esa brillante y misteriosa cultura que habitó el noroeste italiano antes del nacimiento de la república de Roma, allá por el 510 a. C, podrían haber migrado desde oriente próximo hasta la bota europea, la hipótesis cayó en el olvido como otras muchas, especialmente si se tiene en cuenta que los arqueólogos contemporáneos se han mostrado bastante reacios a esta posibilidad. Ahora, un nuevo estudio genético realizado por la Universidad de Ferrara y liderado por Guido Barbujani, podría poner de manifiesto que quizás Herodoto no estuviera desencaminado y acabar de golpe y plumazo con las pretensiones que dan por hecho que la cultura anterior a una gran civilización tiene que ser originaría de la región. Cabe destacar que el orgullo que los italianos poseen tanto sobre el Imperio Romano, así como sobre los etruscos, que dieron pie a una de las civilizaciones más prósperas de la historia, ha frenado las especulaciones sobre una posible procedencia oriental de dicha cultura. Las dudas sobre cuál es su verdadera procedencia comenzaron a aflorar después de descubrirse que los etruscos eran mucho más avanzados que el resto de las poblaciones que habitaban Italia por aquella época. Aún así, según citaba The New York Times muchos arqueólogos se han esforzado en encontrar cierta similitud entre esta cultura y la de los Villanova, que apareció en Italia alrededor del año 900 a. C. Oriente Próximo. Los trazos genéticos confirman que los linajes de estos ciudadanos son completamente distintos a los de personas procedentes de otras culturas italianas. El actual estudio genético llevado a cabo en Italia no ha estado exento de críticas, ya que los que no apoyan esta versión sobre la procedencia de los Etruscos no han dudado en destacar las dificultades que entrama el análisis genético de huesos procedentes de excavaciones, donde los restos han podido conta- Difícil análisis Cabeza etrusca en el Museo Nacional de Roma minarse de otros tipos de ADN. A partir del estudio de ADN mitocondrial, que contiene información clave sobre los orígenes geográficos, de algunos residentes de Murlo, una antigua ciudad etrusca, se ha determinado que esta cultura fue importada de algún lugar de AFP Las similitudes genéticas se extienden a algunos tipos de ganado italiano con otros de Oriente Próximo Según las conclusiones publicadas en el American Journal of Human Genetics los doctores Torroni y Alessandro Achilli determinaron que la línea genética de los habitantes de Murlo se asemejaba más a la de sirios o palestinos. Además, en otro estudio desarrollado por Marco Pellechia y Paolo Ajmone- Marsan, de la Universidad Católica del Sagrado Corazón, se han encontrado similitudes genéticas entre algunos tipos de ganado italiano con otros procedentes de oriente próximo, lo que podría dar a entender que los Etruscos pudieron llevar consigo animales originarios de la zona durante su migración a Italia. Sirios o palestinos Estados Unidos anula las patentes para utilizar células madre embrionarias ABC SAN FRANCISCO. La Oficina de Patentes de Estados Unidos ha decidido revocar las patentes sobre las líneas de células madre embrionarias. Con esta decisión, las compañías que quieran utilizar estas células para sus proyectos de investigación ya no deberán pagar ningún honorario ni derechos de utilizació. La Universidad de Wisconsin, dueña de cinco de las líneas celulares, ya ha anunciado que recurrirrá la decisión. Según el procedimiento, esta institución tiene sesenta días para intentar cambiar la decisión de la Oficina de Patentes y Marcas Registradas. Dicha decisión fue hecha pública ayer por la Fundación del Contribuyente y los Derechos del Consumidor y la Fundación Pública de Patentes. Jamie Thomson, investigador de la Universidad de Wisconsin, fue el primero en aislar células madre de embriones humanos en el año 1997. La Universidad patentó este descubrimiento y desde entonces ha estado recibiendo honorarios por otras investigaciones realizadas. Es inconcebible para nosotros que el descubrimiento del doctor Thomson, que la revista Science anunció como uno de los grandes descubrimien- Inconcebible tos de la historia, lo encuentren ahora como no digno de una patente opinó Carl Gulbrandsed, director de investigaciones de la ya mencionada Universidad de Wisconsin. El centro educativo requiere que las diferentes compañías le compren las licencias para investigar en sus propios laboratorios y pagan los derechos si llevan productos al mercado. Las células madres de embriones humanos no se pueden comercializar, pero si las patentes son rechazadas, las compañías de investigación no tendrán que pagar a la Universidad.