Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 4- -4- -2007 La bailaora Eva Yerbabuena, una de las figuras del festival Madrid en Danza 71 No se puede ignorar a los once millones de personas que vieron los Grammy latinos dice José Cancela, analista del hispanic power Los artistas ya saben que los medios en español tienen un impacto real en lo que se emite y en la audiencia añade Bruselas pide a Apple que iTunes unifique los precios para toda Europa La CE culpa también a las grandes discográficas de obligar a los consumidores a comprar únicamente en las tiendas iTunes de su país de residencia LAURA VILLENA. SERVICIO ESPECIAL. BRUSELAS. La compañía americana Apple se ha convertido, nunca mejor dicho, en la nueva manzana de la discordia para Bruselas. La Comisión Europea, demasiado centrada en su litigio con el otro gigante americano de la tecnología, Microsoft, no había intervenido hasta ahora contra Apple por las restricciones territoriales que aplica en la venta de canciones a través de su tienda virtual iTunes, y ayer decidió enviarle un pliego de cargos al que tendrá que responder en un plazo de dos meses. Bruselas no parece dispuesta a tolerar que los consumidores no puedan comprar las canciones que quieran y al precio que quieran en cualquier tienda iTunes según afirmó el portavoz europeo de competencia, Jonathan Todd. Y es que los acuerdos de distribución entre Apple y las grandes discográficas musicales obligan a los consumidores europeos a comprar canciones únicamente en la tienda iTunes de su propio país. En la actualidad son 15 los países de la UE que tienen una tienda iTunes y cada una de ellas tiene sus propios catálogos y precios. Mientras en la mayoría de ellas el precio por canción es de 0,99 euros, en Reino Unido se paga 18 más (1,17 euros por canción) y en Dinamarca un 8 (1,07 euros) La CE afirmó ayer que la forma de venta de Apple, que controla la residencia del comprador a través de los datos de su tarjeta de crédito, viola las reglas de competencia al limitar la capacidad de elegir dónde adquirir la música y a qué precio. Todd afirmó que este límite está injustificado y, aunque no quiso citar a ninguna discográfica, relativizó la responsabilidad de Apple y afirmó que las compañías de discos son igualmente culpables de que el mercado de la música por internet esté tan fragmentado El diario económico Financial Times citaba en su edición de ayer a Sony BMG, Warner, EMI y Universal como las compañías apuntadas por Bruselas. Por su parte, Apple, se defendió alegando que su intención era la de crear una única tienda paneruopea accesible a todos pero que en el momento de la creación de iTunes se encontró con la imposición de restricciones por parte de los editores y las casas de discos. Desde que la tienda virtual de Apple, iTunes, abrió sus puertas ha vendido 2.000 millones de canciones, más de la mitad de ellas en el último año. Ahora tiene un plazo de dos meses para responder a las alegaciones de Bruselas. yoncé, que va reeditar su álbum B day con seis piezas cantadas en castellano. Pero que siga cundiendo el ejemplo. Hace pocos días pasó por España para promocionar su película Ciudad del silencio y demostró que habla más que correctamente el castellano. Sin embargo, Jennifer Lopez, nacida en el Bronx neoyorquino de padres puertorriqueños, no ha sido sino hasta su último álbum que se ha decidido a dar el castellanizante salto con un título racial a más no poder: Como ama una mujer Y parece que le ha cogido el gustillo, porque también cantará en español cuando aparezca en American Idol el OT norteamericano. También prohombres de la factoría musical de Miami como el productor Rudy Perez apuntan que éste parece ser el camino a seguir. Pérez asegura que incluso los hispanos de tercera generación, es decir los nietos de quienes emigraron a Norteamérica, agradecen que los artistas se acuerden de sus raíces hispanas cantando en castellano. Rudy también trabajó con Christina Aguilera, -hija de ecuatoriano, pero criada por su madre de sangre alemana y estadounidense- a quien según este productor y experto en hacer versiones españolas asequibles para los angloparlantes, le sucedía lo que otros muchos jóvenes en Estados Unidos, que viven de una forma latina pero se expresan en inglés. También la canadiense Nelly Furtado ha incluido en Loose su último disco, alguna pieza en español. Y el hecho de que los Grammy tengan una versión latina no hace sino remarcar el ascenso de la música cantada en castellano en todo el mundo. Ahora, quizá no todo el planeta esté maduro para un stoniano tengo que conseguir satisfacción tal que así, al cervantino modo. Quince países de la UE tienen una tienda de iTunes con sus propios precios y catálogos EPA José Manuel Costa EUROPA, UNA SOLA MANZANA L a Comisión Europea comenzó ayer un proceso que posiblemente culminará en una multa (de hasta un 10 de su facturacion global) contra iTunes (de Apple Corp. y las mayores empresas discográficas por lo que considera una violación palpable y evidente del Mercado Único Europeo. La Comisión denuncia el hecho de que iTunes haya llegado a un acuerdo con dichos sellos discográficos para impedir que los ciudadanos de la UE puedan comprar canciones en Internet en el país donde estén más baratas. Según el acuerdo denunciado, los europeos solo podrían comprar canciones en iTunes de su propio país. Apple ni siquiera se defiende de lo que la Comisión Europea define como una clara violación del articulo 81 del tratado de la Unión, el cual explica con suma claridad que Serán incompatibles con el mercado común y quedarán prohibidos todos los acuerdos entre empresas, las decisiones de asociacio- nes de empresas y las prácticas concertadas que puedan afectar al comercio entre los Estados miembros y que tengan por objeto o efecto impedir, restringir o falsear el juego de la competencia dentro del mercado común Más claro, agua. Lo que dice la empresa de Steve Jobs es que nosotros queríamos una tienda única europea, pero las compañías discográficas nos han hecho entender que hay unos límites a los derechos que pueden dejarnos ejercer Dicho de otro modo, las discográficas pretenden retrotraernos a muchos lustros atrás y volver a segmentar el mercado europeo a su conveniencia. De esta forma pueden vender más barato en Polonia sin preocuparse de que los alemanes compren en iTunes polaca, obligándoles así a pagar un precio superior. Esto va tan intuitivamente contra el mismo espíritu de la Unión Europea que no se adivina con facilidad cuales serán los argumentos que presentarán las discográficas en el proceso que se abrió ayer. Es paradójico que está noticia llegue un día despues de que EMI e iTunes anunciaran un acuerdo por el que la segunda podrá vender canciones de la compañía inglesa sin protección digital (DRM) Todo el mundo reconoce que el DRM es una catástrofe que genera más problemas de los que resuelve, pero esta sería la primera vez que una compañía discografica acepta lo evidente.