Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 4 s 4 s 2007 INTERNACIONAL 29 La rebelión del Gobierno y el Parlamento en Ucrania no hacen ceder a Yúshenko El presidente continúa firme gracias al apoyo del Ejército y la mayoría de los gobernadores regionales RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. El presidente ucraniano, Víctor Yúshenko, continúa firme en su propósito de que el país celebre unas nuevas legislativas el próximo 27 de mayo. Su oponente, el pro- ruso Víctor Yanukóvich, que ocupa el cargo de primer ministro y lidera la coalición mayoritaria en la Rada (Parlamento) intentó ayer en vano convencerle para que anule el decreto de disolución de la Cámara, firmado el pasado lunes. Y es que Yúshenko se siente fuerte. Cuenta con el apoyo del Ejército y de la mayoría de los gobernadores regionales. El que se ha convertido en el árbitro del pulso de fuerza que mantienen el presidente y el primer ministro es el Tribunal Constitucional. La mayoría de la Rada aprobó en la madrugada de ayer una resolución solicitando al Tribunal Constitucional que dictamine si la decisión de disolver la Rada fue adoptada en conformidad con la Carta Magna. La demanda deberá ser examinada en el plazo de cinco días y los jueces se pusieron ya ayer manos a la obra. El presidente ucraniano motivó el lunes su decisión en el hecho de que las constantes fugas de diputados de su partido hacia el grupo parlamentario que lidera Yanukóvich constituyen una violación grave de la Constitución, suponen una revisión del resultado de las elecciones del año pasado y son una forma de usurpación del poder Sin embargo, el jefe del Gobierno considera que el usurpador es Yúshenko. Según el presidente de la Rada, el socialista Alexánder Moroz, hay sólo tres motivos que permiten al jefe del Estado disolver la Cámara: dilación en la formación de la coalición de Gobierno, dilación en el nombramiento de los ministros o más de un mes de inactividad del Parlamento Moroz subrayó que no se ha producido ninguna de esas tres situaciones Durante la sesión parlamentaria de ayer por la mañana, Yanukóvich volvió a hacer un llamamiento a desobedecer el decreto presidencial y aseguró que la Rada y el Gobierno continuarán su funcionamiento normal hasta que el Tribunal Constitucional emita su fallo. El primer ministro dijo que nuestra obligación es ayudar El primer ministro, Víctor Yanukóvich, saludaba ayer a sus seguidores cerca del Parlamento, en Kíev al presidente a salir del atolladero en el que se ha metido Yanukóvich terminó su alocución pidiendo a Yúshenko que se retracte. De camino hacia la sede de la Presidencia, el jefe del Gobierno se detuvo a hablar con sus seguidores y pronunció una breve arenga. ¿Podemos permitir que el presidente tire por la borda la estabilidad y los logros económicos de los últimos meses? preguntó a los congregados. La respuesta fue un rotundo y prolongado no Pero a Yanukóvich le esperaba una fuerte reprimenda. No sólo no logró disuadir a Yúshenko de la necesidad de retirar su decreto, sino que tuvo que oír de boca de éste todo tipo de advertencias. El máximo dirigente afirmó que su decisión es constitucional, legítima, está bien fundamentada jurídicamente, es de obligado cumplimiento y es irreversible Aconsejó a Yanukóvich centrarse en la preparación de los comicios de mayo y le informó que todas las disposiciones del Gobierno, en contradicción con su decreto, habían quedado de- EPA Yanukóvich intentó en vano ayer convencer al presidente para que anule el decreto de disolución de la Cámara La calle en Kíev estaba tomada por partidarios del primer ministro, aunque en menor número que en 2004 Llamamiento a la desobediencia Preocupación en Moscú MOSCÚ. La Revolución Naranja hizo que Rusia perdiera el control sobre Ucrania. En parte lo recuperó cuando, el año pasado, la jefatura del Gobierno cayó en manos de Víctor Yanukóvich. Ahora surge de nuevo la incertidumbre. Aunque las autoridades rusas se esfuerzan en dar imagen de neutralidad, en realidad, les preocupa seriamente el desenlace del actual conflicto en el país vecino y el resultado que puedan arrojar las legislativas que Víctor Yúshenko acaba de convocar, si llegan a celebrarse. El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, expresó el deseo de que las partes enfrentadas se mantengan dentro de la legalidad constitucional y eviten recurrir al uso de la fuerza Lavrov aseguró que, si Kíev lo solicita, Rusia estaría dispuesta a mediar en la crisis. Por su parte, Borís Grizlov, presidente de la Duma (Cámara Baja del Parlamento ruso) dijo ayer que es preocupante que la lucha política normal se convierta en confrontación Según su opinión, también inquieta ver tanta gente en la calle con los ánimos exaltados rogadas. Según Julia Timoshenko, la dama naranja el presidente envió ayer sendas demandas a la Fiscalía General en relación con las resoluciones aprobadas por los diputados y el Gobierno en la noche del lunes al martes. Horas antes, el ministro de Defensa, Anatoli Gritsenko, había puntualizado que, según la Constitución, el presidente del país es también el comandante en jefe de las FF. AA. por lo que los militares, advirtió, obedecerán sólo a Yúshenko. Otro ministro que se ha mantenido leal al presidente es el de Exteriores. La mayoría de los gobernadores y líderes regionales firmaron ayer una declaración de apoyo al decreto de disolución. La calle en Kíev estaba ayer tomada por los partidarios de Yanukóvich, aunque su número dista mucho de acercarse a la marea naranja que inundó la ciudad en 2004. ABC. es Galería de imágenes de la crisis ucraniana en abc. es internacional