Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA MIÉRCOLES 4 s 4 s 2007 ABC El Ebro nos deja otra vez un desastre En Pradilla de Ebro esta noche pocos han dormido, pendientes del nivel de las aguas, desbocadas de su cauce habitual desde hace días. Allí se habla de desastre económico y se quejan de servir de pantano para que la riada no llegue a Zaragoza capital ROBERTO PÉREZ PRADILLA DE EBRO. Con miles de hectáreas de cultivo arrasadas, ahogadas por el agua y el limo que arrastraba la riada, y con cientos de vecinos mirando cómo y cuánto iban subiendo las aguas de un Ebro desbocado desde hacía días. Así se echó ayer la noche sobre municipios zaragozanos como Novillas, Gallur, Pradilla de Ebro, Alcalá, Cabañas o Boquiñeni. Lo peor ya había llegado al campo y los habitantes de esta zona ribereña del Ebro, en su tramo aragonés, empezaban a echar cuenta de lo perdido, millones de euros en sus cultivos. Pero eso quedaba aún en un segundo plano para quienes seguían mirando al Ebro con el temor de que las aguas llegaran a entrar en sus casas. A primera hora de la tarde de ayer se achicaba agua en varias viviendas de la localidad de Novillas, las situadas en la línea más próxima al río. En el resto, sus vecinos estaban tranquilos. Aunque varios camiones aguardaban cargados de tierra por si fuera necesario reforzar la barrera de contención de las aguas, el alcalde de la localidad, José Ayesa, explicaba que no se temía en el resto del casco urbano. Allí el caserío se levanta sobre una ligera pendiente, suficiente como para que no se temiera por la extensión de las aguas por el municipio. Mientras, unos muchachos se montaban en una barca con una pancarta a medio camino entre la broma y lo reivindicativo. Su lema: Futuro vehículo de Novillas Entre el vecindario, igual que afirmaba el alcalde, quedaba de manifiesto la queja por lo que consideran que son unas riadas demasiado habituales- -la anterior fue hace cuatro años- -y, sobre todo, evitables. Un vecino, Javier Lázaro, insistía en que en Navarra el Ebro está encauzado y aquí se nos echa encima toda el agua de la riada Y se echa encima, indicaba el alcalde, porque no se limpia el cauce. Aquí tenemos islotes por acumulación de tierra desde hace cuarenta años en medio del río, en los que se han desarrollado árboles de considerable grosor y de mucho matorral que contribuyen a que el cauce se desborde ante este tipo de crecidas. Sólo en Novillas, José Ayesa calculaba en más de 2.000 las hectáreas de cultivo que estaban arrasadas por las aguas y por los lodos arrastrados por la riada. Es pronto para calcular las pérdidas, pero el alcalde de Novillas afirmaba a ABC que no será nada extraño que estemos hablando de un par de millones de euros demasiado dinero en un municipio de unos 600 vecinos. En Pradilla la preocupación no se centraba sólo en cómo han quedado los campos, sino también en el casco urbano. Aquí, también con unos 600 habitantes, sí que se echó la noche con la inquietud de si el agua entraría en el pueblo. En la riada del año 2003 lo hizo y el efecto fue devastador. Yo perdí la casa, nos quedó arruinada y nos tuvimos que construir otra indicaba a ABC Josefina Lorente mientras seguía la evolución del caudal sobre el dique de contención situado en el Paseo del Ebro. Un vecino de 81 años, Manuel Laforga, aseguraba no tener espe- Una mujer observa el refuerzo de un dique junto a su casa para contener las aguas a su paso por Gallur En la línea más próxima Cultivos arrasados Los vecinos de Novillas pasaron el día pendientes de que la riada no alcanzara sus casas EFE El máximo de la crecida llegó al tramo aragonés del Ebro esta madrugada. Pasará por Zaragoza capital a primeras horas de la tarde, con un caudal máximo de 2.400 metros cúbicos por segundo Pradilla de Ebro volvió a sufrir, como en 2003, los efectos de los desbordamientos FABIAN SIMÓN