Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 4 s 4 s 2007 ESPAÑA 21 RELIGIÓN El Episcopado reclama una Semana Santa libre de manipulaciones Los obispos instan a los fieles a centrarse en las celebraciones litúrgicas frente a la tentación de una sociedad sin religión JESÚS BASTANTE MADRID. El comienzo del Triduo Sacro (Miércoles, Jueves y Viernes Santo) en los que se celebra la Pasión y Muerte de Jesucristo, previas a su Resurrección el Domingo, ha sido el momento escogido por la práctica totalidad de los obispos españoles para dirigirse a sus fieles y recordarles la naturaleza eminentemente religiosa de estas fechas, más allá del natural espectáculo y la devoción profesada por millones de personas en los desfiles procesionales que se reparten por todos los rincones de nuestro país. Así, el obispo de Almería, Adolfo González Montes, señaló en su pastoral para estos días que la Semana Santa evidencia que los sentimientos religiosos de los pueblos de tradición cristiana hunden tan hondamente sus raíces en la fe que su desarraigo institucional no significa indiferencia ante la vida de la Iglesia Por ello, el prelado invita a los fieles a vigilar para mantener la identidad de la Semana Santa, libre de manipulaciones, para que no se produzca su reducción a mera cultura tradicional Porque la Semana Santa es para vivirla sin adulterarla, como antídoto contra la propuesta reiterativa y la tentación de una sociedad sin religión, absorbida por un modelo de Estado en el cual no cabe otra consideración de la religión que la que permite su reducción a meras creencias privadas El obispo de Málaga, Antonio Dorado, sostiene que lo importante es acercarnos a estos símbolos con los ojos de la fe y la mirada de un corazón convertido El prelado, quien recuerda que toda España se ha convertido en un gran escenario por el que han desfilado las principales escenas de la pasión y muerte del Señor advierte que junto a las representaciones externas, los cristianos nos hemos reunido en las asambleas litúrgicas porque para los creyentes, la celebración es el complemento imprescindible de las procesiones Por su parte, el obispo de Tarrasa, José Ángel Saiz Meneses, alertó en su carta contra la sociedad del bienestar y del consumismo, en que la fe puede quedar reducida a una afición más entre otras muchas Frente a ello, apuntó que la Semana Santa es para los cristianos un momento de gracia, una oportunidad de volver la mirada a lo esencial, de penetrar en los misterios de Dios y del ser humano con actitud de asombro y de admiración Saiz Meneses realizó un llamamiento a vivir estos días a fondo, con radicalidad, aprovechando para hacer una parada en el camino, para reflexionar, para revisar la vida, para contemplar el inmenso amor de Dios que se nos ha manifestado en Cristo y que debe producir un cambio significativo en nuestra vida Para Manuel Ureña, arzobispo de Zaragoza, la Pascua cristiana no es una simple conmemoración, es un morir con Cristo para resucitar con Él En opinión del prelado, la participación en las celebraciones y en las procesiones de la Semana Santa nada tiene que ver con asistir a un espectáculo: son la actualización de algo acaecido en la Historia Por ello, recuerda que la Semana Santa es un misterio de fe que se hace actual, de hoy; es la acción que Cristo realizó en el pasado y cuyos frutos vemos hoy y veremos más tarde Finalmente, el obispo de Sigüenza- Guadalajara, José Sánchez, invitó a sus diocesanos a centrar vuestras celebraciones en la Semana Santa en la participación de la acción litúrgica puesto que de ella parten y hacia ella convergen todas las demás celebraciones de la piedad popular, como las procesiones, Vía Crucis, cantos del Miserere y demás buenas costumbres Reclusos del centro penitenciario de Picassent participarán mañana, a partir de las diez, en una procesión promovida por los propios internos que recorrerá las instalaciones de la prisión. Varios presos portarán la imagen de Jesús Atado en la Columna, que procesiona en la Semana Santa Marinera de Valencia. Para los responsables de Pastoral Penitenciaria, en las celebraciones en la cárcel hay una gran identificación entre el preso y el Cristo sufriente, preso y ajusticiado Procesión en la cárcel Los prelados alertan del peligro de reducir la Semana Santa a una mera cultura tradicional Con los ojos de la fe Los feligreses de San Carlos Borromeo, ayer, durante la rueda de prensa CHEMA BARROSO La iglesia de Entrevías pide a Rouco que explique los motivos del cierre J. B. MADRID. Vamos a seguir celebrando la fe todos los días aquí, como hasta ahora. No queremos renunciar al edificio porque nos viene fenomenal, pero la parroquia somos quienes la formamos apuntó ayer el párroco de San Carlos Borromeo, Javier Baeza, durante una rueda de prensa convocada por los feligreses de la parroquia de Entrevías que el Arzobispado de Madrid ha decidido cerrar al culto y transformarla en un centro de Cáritas. Aunque normalmente la parroquia no celebraba la Semana Santa porque la gente no estaba el domingo va a ser especial, ya que hay un montón de cosas que celebrar Durante la misma, en la que también participaron Sara Nieto, de Madres contra la Droga, y Patricia Fernández, portavoz de la Asamblea parroquial, se invitó al arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco, a que venga aquí a hablar con nosotros y explicarnos la disolución de la comunidad En opinión de Sara Nieto, la decisión de cerrar San Carlos Borromeo es una agresión a nuestra fe contra la que los feligreses anunciaron resistencia De hecho, la Asamblea parroquial decidió que las llaves del recinto quedaran en manos de los feligreses. Siempre la hemos tenido- -apuntó Nie- to- pero ahora queremos que el Arzobispado lo sepa y no se la reclame a nuestros curas Sobre las acusaciones de ir contra la liturgia, Baeza resaltó que no llevar sotana o dar rosquillas en vez de hostias en la comunión no es nada nuevo apuntando que son causas circunstanciales Por su parte, el vicario episcopal de Madrid, Joaquín Martín Abad, apuntó que sería una irregularidad que, una vez entre en vigor el decreto de unificación de parroquias, se celebrasen misas sin el consentimiento del obispo puesto que entonces San Carlos Borromeo ya no será un lugar de culto