Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA MIÉRCOLES 4 s 4 s 2007 ABC De la Vega pide más derechos humanos para las mujeres en China PABLO M. DÍEZ ENVIADO ESPECIAL SHANGAI. Desde la época de Mao, que creó la sociedad más igualitaria de la Tierra equiparando a todo el mundo en la miseria, en China se dice que las mujeres sostienen la mitad del cielo Si no es así, al menos sí que se han ganado la mitad del mismo. Así lo pudo comprobar ayer la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, en la segunda jornada de su visita oficial al gigante asiático, donde había solicitado reunirse con colectivos femeninos. Como no podía ser de otra manera, y haciendo constancia de su hospitalidad oriental, el régimen comunista accedió a la petición de la vicepresidenta del Gobierno español, pero lo hizo a su manera y llevó a Fernández de la Vega a un reluciente y modernísimo centro cívico, donde un grupo de mujeres le dio la bienvenida tocando el tambor. Una imagen bastante folclórica que la presidenta de la Federación de Mujeres de Shangai, Meng Yankun, intentó combinar luego con una extensa lista de datos sobre la integración femenina en la sociedad china, datos que resultaron tan espectaculares como irreales. No en vano, la mujer china sigue estando subyugada por el varón y presionada por su familia para casarse, como muy tarde, a los 25 años con un hombre que le asegure el porvenir. Todo ello sin contar, además, los infanticidios o el tráfico de recién nacidas que ha provocado la política del hijo único en el mundo rural, donde los campesinos prefieren tener un varón que se encargue de ellos cuando sean mayores en lugar de una hija, que les abandonará al contraer matrimonio. Consciente de esta realidad, la vicepresidenta del Gobierno fue muy sutil al mencionar un tema especialmente sensible para el régimen comunista: los derechos humanos. Las mujeres somos víctimas de la pobreza y a veces del desarrollo, por lo que es muy importante que haya organizaciones como la suya para avanzar en el reconocimiento de los derechos de las mujeres y luchar contra la violación de sus derechos humanos manifestó De la Vega, quien arrancó a la presidenta de la Federación un sonoro aplauso y un contundente yo voto eso Blindados con soldados españoles durante una misión en Afganistán AP Segundo ataque en un mes contra las tropas españolas en Afganistán Dos proyectiles impactaron la noche del lunes cerca de la base de Herat s El 15 de marzo un convoy también salió indemne tras una fuerte explosión PALOMA CERVILLA MADRID. La advertencia de la OTAN, que lidera la misión de la Fuerza Internacional para la Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) de la ONU, no se ha quedado en papel mojado y la llegada de la primavera está intensificando la actividad de la resistencia talibán en este país asiático contra la presencia de las fuerzas extranjeras en su territorio. La noche del pasado lunes, las tropas españolas en Herat sufrieron su segundo ataque en menos de un mes (el primero fue el 15 de marzo) al escuchar dos explosiones en el exterior de la base, según aseguraron a ABC fuentes del Ministerio de Defensa, sin producirse daños ni personales ni materiales. La primera explosión se produjo a las 23.23 hora local afgana y la segunda a las 23.25. Inmediatamente, el equipo de artificieros del contingente español se desplazó fuera de la base y encontró un proyectil que había impactado a 200 metros de la valla norte de la base y a 1.300 metros de los hangares de mantenimiento. El segundo impacto, que al cierre de esta edición todavía no había sido encontrado, calculan que lo hizo a unos tres kilómetros. De los primeros análisis realizados por los expertos de la misión española se deduce que puede ser un proyectil de mortero o artillería de un calibre cercano a cien milímetros. El portavoz del Ministerio de Defensa apuntó que el sistema de seguridad de la base española, que se puso en marcha en el momento de escuchar la explosión, se desactivó treinta minutos después del ataque. Es- El Gobierno no quiere enviar más tropas A pesar del aumento de la situación de inseguridad, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se niega a enviar más tropas a Afganistán. Justifica su decisión en que un informe del Estado Mayor de la Defensa no considera necesario más refuerzos, en contra de la opinión de algunos militares. Derechos humanos tas mismas fuentes no han querido precisar si fue un ataque, sino que se han limitado a ofrecer los datos objetivos del incidente. Este ataque contra el contingente español que lidera la Base de Apoyo Avanzado de Herat es el segundo que se produce en menos de un mes. El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, desveló el pasado 28 de marzo en su comparecencia en el Congreso de los Diputados que un convoy español había salido indemne de un ataque frustrado. El titular de Defensa afirmó que este convoy se vio sorprendido por una fuerte explosión unos 200 metros por delante. Poco antes, una motocicleta en la que viajaban dos civiles afganos adelantó al convoy y paró en un puente para intentar colocar un explosivo, que estalló mientras lo manipulaban, causando la muerte de uno de los afganos. En la base de Herat se encuentra un contingente de 430 militares, de los 690 que envió España a Afganistán, que da apoyo a los equipos provinciales de reconstrucción de la zona oeste. El resto está ubicado en Qala i Naw. Nueve agresiones y dos víctimas mortales en el último año El contingente español en Afganistán ha sufrido en el último año nueve ataques que han causado dos víctimas mortales, al margen de los 17 fallecidos en el accidente del helicóptero Cougar. La primera acción hostil se produjo el 16 de abril de 2006 cuando una patrulla de la Legión recibió varios disparos en Herat. El 8 de julio un atentado con una mina anticarro acabó con la vida del soldado paracaidista Jorge Arnaldo Hernández, además de causar heridas leves a varios compañeros del vehículo blindado. El 14 de agosto fueron tiroteados un grupo de agentes del CNI. El 18 de septiembre un artefacto explosivo estalló a unos cien metros de distancia del paso de un convoy de blindados en Farah. El 21 de septiembre militares españoles tuvieron que repeler una agresión talibán en un check point. El 13 de noviembre un conductor suicida hizo explotar su vehículo al paso de un convoy militar español en Shindand. El 21 de febrero una mina estalló al paso de un convoy y provocó la muerte de la soldado Idoia Rodríguez. A estos hay que sumar el del 15 de marzo y el del 2 de abril.