Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 3- -4- -2007 Dirk Pilat: Lo peor de la Ciencia en España es la fragmentación de recursos 77 VÁLVULAS DE LABORATORIO Así es el procedimiento Implantación de la nueva válvula Vena cava superior Aorta 1 2 3 4 5 Un catéter por la introducido vena femoral traslada hasta el corazón la nueva válvula Arteria pulmonar Seis voluntarios se encerrarán 500 días para simular el primer viaje tripulado a Marte ABC MADRID. La Agencia Espacial Europea (ESA) empieza a calentar motores para lanzar lo que sería la primera misión tripulada a Marte. El primer paso será encerrar a seis personas durante 500 días sin más conexión con el exterior que una comunicación posible cada 40 minutos para simular lo que sería un viaje tripulado a Marte. La ESA elegirá a dos de los voluntarios para la misión, bautizada como Mars 500 La misión tiene como objetivo averiguar los efectos médicos y psicológicos de un encierro tan prolongado, algo menos del que sería necesario para hacer realidad un viaje tripulado al Planeta Rojo. La selección de los candidatos será muy parecida a la que la ESA ya desarrolla con los astronautas, y por ello los que quieran participar tendrán que tener conocimientos médicos, científicos y de ingeniería, aunque las condiciones físicas podrán ser menos exigentes que las que tienen que cumplir los tripulantes espaciales. El proceso de selección comenzará a mediados de junio y terminará en noviembre. En la misión, la tripulación deberá vivir todas las situaciones y escenarios posibles, es decir, tanto el lanzamiento como el viaje de más de 250 días hasta Marte, la llegada al planeta, la excursión por su superficie y la vuelta a casa. Todo se hará en un recinto especial y aislado en Moscú. Las células madre se obtuvieron de la médula ósea Con un procedimiento físico y químico lograron que las células madre se convirtieran en células de válvula cardíaca Las nuevas células se colocaron en un molde de colágeno con la forma de la válvula del corazón Crecieron unos discos de unos 3 centímetros de ancho de tejido de válvula cardíaca Aurícula izquierda Aurícula derecha Válvula tricúspide Vena cava inferior Catéter Ventrículo derecho Válvula pulmonar Válvula mitral Válvula aórtica Científicos británicos crean válvulas cardiacas con células madre En tres años podrían utilizarse en trasplante si los ensayos son positivos N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Por primera vez, un grupo de investigadores ha conseguido reproducir en el laboratorio parte de un corazón humano. A partir de células madre obtenidas de la médula ósea, médicos del Imperial College de Londres, han creado válvulas cardiacas con un tejido con capacidad para contraerse y relajarse. Es el primer paso para lograr algún día imitar la compleja arquitectura del corazón y diseñar bombas cardiacas de repuesto, a la medida de cada enfermo. Un proyecto ambicioso que cada vez está más cerca, quizá en menos de diez años explicó al rotativo británico The Guardian Magdi Yacoub, profesor de cirugía cardiovascular y coordinador del trabajo. ABC Carlos Aguilera Ventrículo izquierdo Primeras pruebas con cerdos El hallazgo es una prueba más del potencial de la medicina regenerativa, incluso con células madre de tejidos adultos, las que no ofrecen ningún reparo moral. Ahora estas válvulas de laboratorio deberán demostrar cómo se comportan en el complejo sistema cardiovascular de un organismo vivo. A finales de año las primeras vál- vulas se implantarán en animales, probablemente ovejas y cerdos. Si funcionan, los ensayos se trasladarán a los primeros enfermos en apenas tres o cinco años. El grupo de Yacoub lleva diez años trabajando en este proyecto. Durante este tiempo, químicos, biólogos, ingenieros y especialistas en medicina regenerativa de diferentes universidades y países han estudiado cómo funciona cada pieza del corazón humano, hasta conseguir las primeras válvulas. Primero lograron que las células madre de la médula se transformaran en células de las válvulas del corazón. Luego cultivaron las células en moldes de colágeno hasta obtener discos de tejido valvular de unos tres centímetros de ancho. Los detalles de este trabajo se publicarán en agosto en un número especial de la revista Philosophical Transactions de la Royal Society. Desde la extracción de las células madre al nacimiento del nuevo tejido, los científicos británicos necesitaron un mes. Pero Yacoub considera que la mayoría de los enfermos no requerirán un tratamiento individualizado y podrá haber un banco de tejidos a disposición de los enfermos. Aunque nunca logren crear en el laboratorio corazones completos, el contar con válvulas de reemplazo ya es un gran paso. La Organización Mundial de la Salud estima que en tres años, unas 600.000 personas necesitarán reemplazar sus válvulas del corazón. Hoy estos enfermos cuentan con tres posibilidades y ninguna es perfecta. Los cirujanos pueden cambiar las válvulas dañadas por prótesis mecánicas o por tejido de donante cadáver o de animal (cerdo o vaca) Las prótesis artificiales tienden a obstruirse y los pacientes se ven obligados a tomar de forma indefinida fármacos anticoagulantes. Los recambios biológicos tienen una duración limitada de 10 a 15 años, una gran dificultad porque muchos de los pacientes son niños recién nacidos. Para miles de enfermos El objetivo de Magdi Yacoub es fabricar un corazón completo en menos de diez años con cultivos celulares Piel, tendones, cartílagos y vejigas de laboratorio La válvula del corazón no es el único tejido humano que se ha conseguido recrear en el laboratorio con cultivos de células madre. Antes se logró con piel, tendones, cartílagos y con vejigas, el primer órgano completo que hasta la fecha se ha logrado reproducir. El año pasado lo anunciaron investigadores del Instituto de Medicina Regenerativa de la Universidad Wake Forest (EE. UU. cinco años después de trasplantarlas a los primeros pacientes. Los receptores fueron chicos entre 7 y 19 años con una enfermedad congénita que afecta a su aparato urológico. Sus vejigas habían perdido su capacidad para expandirse y almacenar la orina. La pérdida de elasticidad les causaba problemas de incontinencia y una presión interna que ponía en riesgo sus riñones. Sus vejigas fueron reconstruidas con las fabricadas en el laboratorio para ampliar su capacidad. Los resultados fueron extraordinarios: tras la intervención, las vejigas permanecen intactas y los riñones a salvo. Además, los trasplantados mejoraron su incontinencia. Son sólo siete casos, pero el camino empieza a despejarse. El responsable de esta investigación, Anthony Atala, trabaja en la generación de hasta veinte tejidos y órganos diferentes, incluidos vasos sanguíneos y corazones, como está haciendo el Imperial College de Londres. Lograr órganos de reemplazo, libres de rechazo y a la medida de cada paciente, ha dejado de ser un bonito sueño. Más información sobre la investigación: http: www 3.i mperial. ac. uk Recreación de la vida en Marte