Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 3 s 4 s 2007 INTERNACIONAL 35 En la basílica de San Juan de Letrán se celebró ayer la ceremonia de clausura de la fase diocesana del proceso de beatificación de Juan Pablo II AP El Papa afirma que la beatificación de Juan Pablo II avanza rápidamente El proceso iniciado por la diócesis de Roma pasó ayer al Vaticano. Dziwisz reiteró que todos creemos que es santo, pero hay que esperar al anuncio oficial JUAN VICENTE BOO ROMA. Un estallido de júbilo se desencadenó en la Plaza de San Pedro cuando Benedicto XVI manifestó que el proceso de beatificación de Juan Pablo II, que ayer pasó de la diócesis de Roma al Vaticano, avanza rápidamente lo cual permitirá verle pronto en los altares. Igual que había hecho en abril de 2005 como cardenal durante la misa de exequias, Joseph Ratzinger reiteró ayer como Papa su certeza de que Juan Pablo II se encuentra en la casa del Padre Era una canonización informal a la espera de que llegue la verdadera, en un tiempo breve pero sin saltarse ninguna de las normas previstas por la Iglesia. Incluso el cardenal de Cracovia, Stanislaw Dziwisz, que se había manifestado a favor de fundir los procesos de beatificación y canonización para ganar tiempo, declaró ayer que no tenemos prisa, debemos hacer el trabajo bien El secretario de Karol Wojtyla durante 40 años reiteró que yo lo llamo ya santo y lo llama santo incluso el Papa. Todos creemos que es santo, pero tenemos que esperar al anuncio oficial Aunque el trabajo avance a buen ritmo, serán necesarios todavía bastantes meses, pues la Congregación para las Causas de los Santos debe resumir el voluminoso expediente recibido de la diócesis de Roma antes de proceder a su estudio. La primera tarea será dictaminar si Juan Pablo II ha vivido las virtudes cristianas en grado heroico. Tan solo después se examinará el presunto milagro: primero por los médicos y después por los teólogos y cardenales. Si todo resulta positivo, Benedicto XVI aprobará la beatificación. El fiel secretario de Juan Pablo II, Stanislaw Dziwisz, celebró ayer una misa en las Grutas Vaticanas frente a la tumba de Juan Pablo II antes de que comenzara el flujo de peregrinos. Al mediodía acudió a la basílica de San Juan de Letrán, la catedral de Roma, para la ceremonia de clausura de la fase diocesana del proceso de beatificación, iniciada el 28 de junio de Las fases del proceso La Congregación para las Causas de los Santos resume en un volumen único los testimonios de 130 testigos y los datos históricos. Los 15 cardenales y 15 obispos de la Congregación deciden si ha habido virtudes heroicas Estudio del presunto milagro por médicos. Después, por los 15 cardenales y 15 obispos. El Papa aprueba la beatificación, que establece el culto local en Roma. Se requiere un segundo milagro para la canonización, que establece el culto universal. pezando por sor Tobiana, la religiosa y enfermera que le acompañó también desde Cracovia y que recogió sus últimas palabras: Dejadme ir a la casa del Padre La familia de Juan Pablo II cuenta ahora con un nuevo miembro, que asistía también ayer a la ceremonia: la hermana Marie Simon- Pierre, de 46 años, curada repentinamente por intercesión de Juan Pablo II el 2 de junio de 2005, cuando estaba semiparalizada por cuatro años de avance de un párkinson. La religiosa francesa relató que el Domingo de Pascua de 2005, deseaba ver al Santo Padre en la televisión porque sabía, en mi interior, que sería la última vez. Me preparé toda la mañana para ese encuentro sabiendo que sería muy difícil para mí, pues me haría ver cómo me encontraría yo de ahí a algunos años. Me resultaba todavía más duro siendo relativamente joven La intuición de la hermana Marie resultó cierta tan solo a mitad. Era la última vez que podía verle, pero Juan Pablo II ha cambiado su vida. En lugar de estar en una silla de ruedas en Francia, ayer caminaba alegre por las calles de Roma. Marie Simon- Pierre AP Intuición La religiosa francesa curada de párkinson asistió a la ceremonia ROMA. Emocionada a más no poder y elegantísima con su hábito azul y blanco, la hermana Marie Simon- Pierre asistió ayer a la misa en la Plaza de San Pedro como si todo a su alrededor fuese un segundo milagro. La religiosa francesa de 46 años, que sufría la enfermedad de párkinson desde 2001 y estaba ya semiparalizada, se curó repentinamente el 2 de junio de 2005 después de escribir, de modo ilegible debido a la enfermedad, el nombre de Juan Pablo II en una hoja de papel. Su caso ha sido propuesto como el posible milagro necesario para la beatificación. En la catedral de Roma 2005, a menos de tres meses del fallecimiento, gracias a una dispensa del plazo de espera de cinco años concedida por Benedicto XVI. Ayer por la tarde, en la misa del segundo aniversario celebrada por el Papa en la Plaza de San Pedro, Benedicto XVI dirigió un saludo particular al cardenal Stanislaw Dziwisz, arzobispo de Cracovia, imaginando los sentimientos que se agolpan en su alma en estos momentos El fiel colaborador de Karol Wojtyla durante toda una vida estaba emocionado, igual que las demás personas que vivían con Juan Pablo II en el apartamento pontificio, em- Más información sobre la ceremonia en el Vaticano en www. vatican. va