Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 3 s 4 s 2007 ESPAÑA 21 Un hombre apuñala a una mujer en plena vía pública en San Sebastián ABC SAN SEBASTIÁN. La Policía Municipal de San Sebastián detuvo ayer a R. E. A. M. de 31 años, como presunto autor de varias puñaladas a una mujer, E. P L. A. de 32 años. La Po. licía comunicó que el presunto autor de los hechos adquirió un arma blanca en un establecimiento de la ciudad y se dirigió al lugar de trabajo de la mujer, en el mercado de San Martín. Según el comunicado policial, el hombre había mantenido algún tipo de relación afectiva con la víctima, aunque no se ha podido determinar con exactitud. El presunto agresor, tras entablar una breve discusión con la mujer, intentó agredirla. Ella logró escapar del comercio y salir apresuradamente a la calle, donde fue alcanzada y apuñalada en repetidas ocasiones. La víctima fue estabilizada en el lugar de los hechos y posteriormente trasladada al Hospital Virgen de Aranzazu de San Sebastián, siendo su estado de pronóstico grave. El presunto agresor fue capturado por un vigilante de seguridad, que se encontraba a unos metros del lugar donde sucedieron los hechos. Varios de los bolivianos afectados ante el mostrador de LAB, herméticamente cerrado, en el aeropuerto de Barajas CHEMA BARROSO El último drama de los bolivianos Decenas de bolivianos, que habían reservado vuelo con la compañía Lloyd Aéro Boliviano (LAB) han estado abandonados durante días en el aeropuerto de Barajas s Ayer la aerolínea boliviana Aerosur se hizo cargo de ellos POR M. J. PÉREZ- BARCO FOTO CHEMA BARROSO MADRID. El fin de semana pasaron desapercibidos. La expectación del pasado sábado se centró en recibir a los últimos bolivianos que llegaban al aeropuerto de Barajas sin necesitar visados. La tromba de amigos y familiares que les recibió y los reencuentros captaron toda la atención de los medios de comunicación. Sin embargo, había otro grupo de bolivianos que en silencio vivían más penas que glorias en el mismo aeropuerto: los damnificados por el cierre de la compañía Lloyd Aéreo Boliviano (LAB) Algunos de ellos han estado días esperando sin obtener respuesta. Son personas que con billete en mano se quedaron en tierra, porque LAB ya no opera ni en España ni en Bolivia. Sus vuelos se cancelaron oficialmente el pasado miércoles, cuando tres gerentes de la empresa ingresaron en prisión. Pero la aerolínea vendió pasajes para vuelos posteriores a esa fecha que nunca despegaron ni a uno ni a otro lado del Atlántico. Mi vuelo hacia Santa Cruz tenía que haber salido el pasado domingo. El billete lo compré hace quince días y lo confirmé hace una semana protestaba ayer una de las afectadas, Angelina Leytón, minutos antes de embarcar con Aerosur, la compañía que de forma puntual se ocupó ayer de este grupo de bolivianos. Angelina ha vivido en el aeropuerto de Bajaras desde el pasado sábado, cuando llegó desde Valencia, junto a sus dos hijos de uno y doce años. Pero hay otras personas que han estado aquí desde el miércoles y el viernes explicaba. Los tres billetes le costaron 1.400 euros. Ayer tuvo que abonar otros 120 a Aerosur. Ella cree que vendrán más compatriotas los próximos días a coger el vuelo que han reservado desde hace semanas o meses con LAB y no tendrán dónde reclamar. La ventanilla de la aerolínea en el aeropuerto de Barajas está herméticamente cerrada. Como gesto humanitario, porque estaban literalmente tirados en el aeropuerto la compañía boliviana Aerosur se hizo cargo ayer de este grupo de compatriotas. Esta empresa ya embarcó a 35 bolivianos damnificados por LAB el pasado viernes. Ayer fueron otros cuarenta, dando prioridad a las familias que viajan con hijos y a las personas mayores. Viajan de forma gratuita y esto es sólo de forma ocasional. Les hemos pedido 120 euros como un pago simbólico por gasto de combustible al aumentar el peso del avión declaró Aerosur. El juez admite la denuncia contra Corporación Dermoestética I. R. T. VALENCIA. El Juzgado de Instrucción número 9 de Valencia ha admitido a trámite la denuncia de la Fiscalía y ha abierto una investigación a Corporación Dermoestética por un presunto de delito de estafa en la implantación de prótesis mamarias. El juzgado ha incoado unas diligencias previas y próximamamente citará a declarar al presidente del Consejo de Administración del centro de estética y a la directora general a quienes el fiscal denunció. El Ministerio Público acusa a Corporación Dermoéstetica de estafar a sus pacientes por facturarles unas de las prótesis más caras del mercado e implantarles, sin su consentimiento, unas de peor calidad y de menor precio. La Fiscalía de Valencia, además, ha remitido documentación a la de Castellón para que abra allí otra investigación. Parten menos cayucos de África, mientras que aumenta el tráfico de buques chatarra ERENA CALVO LAS PALMAS. Disminuyen los intentos de cruzar el Atlántico a bordo de embarcaciones clandestinas y aumentan las detenciones en el punto de origen. Los mecanismos de vigilancia y control, y el incremento de la información en los países emisores, han conseguido que disminuya la llegada de pateras o cayucos a las costas canarias en un 60 por ciento durante el primer trimestre de 2007. Aunque los peores meses están todavía por llegar señalan a este periódico fuentes de los Equipos de Respuesta Inmediata de Cruz Roja. Si de enero a marzo de 2006 arribaban al archipiélago 3.914 inmigrantes a través de esta vía- -en todo el año fueron más de 30.000, concéntrandose el grueso de llegadas de mayo a septiembre- sólo 1.525 lo han hecho en el presente año, a bordo de 39 embarcaciones. De ellos, al menos seis no han superado la travesía. Donde sí se ha registrado un aumento ha sido en la localización de barcos cargados de inmigrantes, tanto de origen subsahariano como asiático. En estos primeros meses ya han sido tres los buques interceptados, uno más que en 2006. Por otra parte, dos pateras, con 33 y cinco inmigrantes a bordo, fueron localizadas ayer en Roquetas de Mar (Almería) y en aguas próximas a Ceuta. Cinco de ellos fueron hospitalizados con hipotermia.