Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MARTES 3 s 4 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero A José Ángel de la Casa Zapatero y su caduco proceso de paz En estos días sehan sucedidounaseriede operaciones antiterroristas que han dado como resultado la desarticulación de un nuevo comando Donosti Se ha detenido a casi una decena de terroristas y se han incautado cantidades importantes de armas y explosivos. Todos los partidos políticos democráticos han felicitado a los investigadores por esta operación contra el crimen. Zapatero sigueconsiderando abierto su proceso de paz y no ha desistido de mantener el diálogo y las negociaciones con los terroristas. ETA, desde el atentado del 30 de diciembre en la T- 4 del aeropuerto de Barajas, ha dejado claro que el alto el fuego y el proceso de paz no son definitivos, y que no suponen un cese total de las actividades terroristas. ETA y Batasuna no han ocultado nunca sus objetivos y sus condiciones y, en este momento, corresponde a Zapatero decidir sobre el futuro. La banda terrorista quiere estar presente en las elecciones, a través de Batasuna o de una fórmula que sustituya al partido ilegalizado. Si ZP acepta esa presencia, todas las demás concesiones serán posibles y probables, porque no se tratará de una concesión a una banda que deja de matar, sino de una rendición al chantaje de un grupo armado y dispuesto a matar de nuevo, en cualquier momento. Los terroristas detenidos tenían bombas- lapa listas para su uso contra cualquiera de sus objetivos, y eso sólo tiene un significado: que ETA matará si Zapatero no cede a sus peticiones. El presidente del Gobierno no debería hacer concesiones de carácter partidista. Los ciudadanos queremos ver a nuestros políticos unidos contra ETA, y no que los que proyectan hoy atentados decidan mañana la política del Gobierno. Jaime García Nogales. Sevilla NACIONALISMOS BOMBAS Y S e teme que los virus nacionalistas también estén amenazando la cúspide del poder político y económico, acosando a muy altas personalidades. Las amenazas del nacionalismo violento son bien conocidas. En Alemania, Junge Welt afirma que ETA deja abiertas todas las posibilidades para intervenir cuando lo considere oportuno, poniendo sobre la mesa sus argumentos tradicionales. En Inglaterra, la BBC subraya que José Luis Rodríguez Zapatero continúa estudiando la posible legalización de Batasuna. En Austria, Der Standard se inclina por temer que ETA termine decidiendo una acción que recuerde el precio del café etarra. En Burdeos, Sud Ouest publica un análisis bastante fino de A. M. Bordes, que desbroza una coyuntura de la que pudiera concluirse, quizá, que es ETA quien impone sus criterios a varias bandas. Zapatero, afirma Bordes, se encuentra cogido en una situación cada día más confusa y complicada que contrasta con el nuevo margen de maniobra del que se ha beneficiado ETA tras la tregua La analista de Sud Ouest se limita a constatar que la nueva realidad permite a ETA jugar en dos planos complementarios: proceso político y remilitarización un juego que ofrece a la banda terrorista la posibilidad de barajar varias amenazas complementarias: Otegui amenaza con bloquear el proceso mientras que ETA prosigue la remilitarización comenzada durante la tregua En Londres, Financial Times publica un análisis de Leslie Crawford sobre la dimisión de Manuel Conthe, subrayando el posible alcance canceroso de otra forma de nacionalismo perverso: La dimisión de Conthe deja a Pedro Solbes mucho más aislado en un gobierno que ha hecho suyo el nacionalismo económico y la doctrina de los campeones nacionales Leslie Crawford insinúa que Pedro Solbes pudiera ser la víctima política, al más alto nivel, de tal ataque de cáncer patriótico Personalidades próximas a Solbes afirman que es improbable que el ministro de Economía fuese confirmado en su cargo si los socialistas ganan las próximas elecciones Tantas cosas vividas, tanto ganado y perdido, tantos años idos, ¿sabes? curten al hombre y endurecen el corazón. Pero hay momentos en la vida en que todo eso salta por los aires y te quedan los sentimientos, los recuerdos, las gratitudes y un puñado de emociones. En tu despedida de la televisión, al final del encuentro España- Islandia, tras décadas de brega, entrega y una obra bien hecha en nuestra TVE, estoy seguro de que millones de españoles y, sobre todo, tus compañeros de ayer y de hoy se han emocionado con tu despedida, breve, sentida, con toda una vida de trabajos, ilusiones, decepciones y éxitos reflejada en tu rostro, mientras tu corazón y tu voz sentían el cosquilleo y la nostalgia (no digo tristeza) del adiós. Ha sido una despedida, ¿digo un hasta luego no sólo de un hombre íntegro y de un profesional que ¡ya lo quisieran para sí en EE. UU. la BBC o la televisión francesa! Pero aquí, y el eslogan se puso de moda (creo que con Fraga) antes de la llegada de la democracia, somos diferentes. España y yo somos así, señora ¿Recuerdas el lance del caballero español y de la dama francesa... Hemos coincidido muchas veces. ¿Recuerdas nuestro trabajo en los Juegos Mediterráneos de Túnez o en la Redacción de Prado del Rey con otros compañeros y grandes profesionales, muchos ya ausentes y otros al sol primaveral de Castilla, ejerciendo de abuelos o volcados en su vocación de siempre o en otras, no menos dignas? Creaste un estilo inimitable y lo supiste mantener hasta hoy y, seguro estoy, hasta siempre. Vibré con tu antológica retransmisión del España- Malta (12- 1) porque tú, José Ángel, fuiste un jugador más de la roja y hasta me atrevería a decir que el gol de la clasificación, el 12, lo entrásteis Señor y tú al alimón. ¡Goool de Señor! Han sido cientos, pero sólo por ese partido, por tu emoción y españolismo, mereces que el fútbol y TVE te ofrendan una placa en plata y oro, con tu fervorosa narración y la imagen de Señor marcando el gol de nuestra clasificación. Te he leído en una muy buena entrevista que te hace El Norte de Castilla, el diario de mi Pucela, que este año estará en primera. Es verdad: tras las puertas de la televisión hay otro mundo que podemos hacer fascinante. Yo, con mis libros, lo he encontrado. Sé que tú hallarás ese mundo que mereces, esa tierra prometida donde, como en televisión, darás lecciones de señorío, de bien decir y hacer y, sobre todo, dejarás la semilla para que otros, más jóvenes que nosotros, aprendan a recoger el fruto de una generación irrepetible de profesionales desde el tiempo del Paseo de la Habana hasta hoy. Los EREs admirado maestro, compañero y amigo, han sido la guadaña que ha cercenado vocaciones y la consolidación de miles de profesionales que estaban- -y están- -en el mejor momento de su carrera tras muchos años de aprendizaje trabajo y éxitos. Pero ni los EREs ni la SEPI entienden de sentimientos ni de experiencia profesional en los hombres y mujeres que se han ido o se van. Y malo es que un país te otorgue un número y una tarjeta para fichar en tu profesión. ¿Sabes por qué? Porque el hombre nunca puede ser un número. Porque toda una vida no puede estar condensada en una ficha de entrada y salida. Porque a la inteligencia, el conocimiento y la valía de una persona no se le pueden poner ni una etiqueta, ni el carnet de identidad, ni un simple número carente de corazón, de sentimientos y de ideales. Me ha emocionado tu despedida, que no será tal. Y conmigo, el deporte todo, la España asomada al televisor. Por eso te dedico este sencillo pero sincero artículo, para decirte, con nuestro Nobel Vicente Aleixandre: Ser leal a sí mismo es el único modo de llegar a ser leal a los demás Y tú lo has sido y lo seguirás siendo. Por esto y mucho más, dejas en TVE un vacío muy grande. Porque tú y tu voz valen más que mil imágenes Santiago Vázquez Madrid El cheque de los padres Cada día recogen los medios cartas o artículos sobre educación, y la polémica está en el porcentaje de alumnos emigrantes en los distintos cole- gios. Algunos escritos me llaman la atención porque no explican bien cuál es el objeto de sus demandas: no concretan si piden que haya más niños escolarizados, que haya menos niños por aula, que haya más coles que haya más profesores, que se cuente más con los padres... o, incluso, que decidan los sindicatos o los partidos políticos dónde se deben escolarizar nuestros infantes... Pero bueno, vamos clarificando posturas. A algunos parece que les gusta hacer una triple distinción: niños públicos, niños concertados, niños privados y, últimamente, también niños emigrantes. Creo que es un error grave porque no existen tales conceptos, y es en esto en donde quiero concretar, como madre que soy de varios hijos. Los padres debemos elegir dónde escolarizar a nuestros hijos, y lo queremos hacer, porque es nuestra responsabilidad, en el centro que mejor nos parezca. Por eso pedimos al colegio que nos informe sobre qué tipo de educación se va a recibir en él. Pedimos conocer horarios, tipo de enseñanza moral y religiosa, tipo de instalaciones deportivas y laboratorios... y si todo está de acuerdo con nuestra forma de pensar y de actuar, llevaremos a nuestros hijos. Para poder elegir en igualdad de condiciones el tema económico, puede resolverse con el llamado cheque escolar por el cual se otorgaría a los padres el coste de la plaza escolar con el que dirigirse al colegio seleccionado. De esta manera se acabarán los problemas. Los padres elegimos lo que nos parece mejor para nuestros hijos, y todos tan contentos. Pilar Pérez Rodríguez Pamplona