Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 2- -4- -2007 Primera división s Vigésima octava jornada DEPORTES 75 Así jugó el Celta Pinto: mal. Ángel: notable. Contreras: mal. Lequi: regular. Placente: regular. Nené: bien. Oubiña: regular. Iriney: notable. Gustavo López: bien. Bamogo: mal. Baiano: notable. Perera: regular. Núñez: mal. Aspas: sin calificar. El técnico: Fernando Vázquez: bien. Nada se le puede achacar desde el punto de vista táctico. Tiene montado un equipo para jugar bien y al ataque, pero defiende muy mal, más por errores individuales que puramente de sistema. Lo mejor: siempre fue a por la victoria. No se contentó con el empate, que tampoco era malo, se descuidó defensivamente en los minutos finales. Individualmente brillaron Iriney y Baiano Lo peor: su endeblez atrás. Contreras fue de los más desafortunados. Al equipo le falta contundencia, undefecto que se paga caro. Así jugó el Real Madrid Casillas: notable. Salgado: bien. Helguera: notable: Sergio Ramos: regular. Torres: regular. Raúl: mal. Gago: mal. Diarra: regular. Guti: regular. Higuaín: regular. Van Nistelrooy: bien. Robinho: bien. Emerson: regular. Mejía: sin calificar. El técnico: Fabio Capello: regular. Le salieron bien los cambios. Robinho dio profundidad al equipo y Emerson trabajó mucho para defender los últimos minutos, pero la escasa ambición quedó patente en todo el partido. Se encontró la victoria, no la buscó. Lo mejor: la efectividad, una vez más. Cuatro remates a puerta, dos goles y un poste. Van Nistelrooy saca petróleo en sus llegadas. Lo peor: la falta de agresividad ofensiva. No lanzó un córner en todo el partido y siemrpe estuvo a merced del rival, como ya es costumbre. Guti se volvió a autoexpulsar con dos tarjetas en un minuto. EL REAL MADRID QUE GANÓ LA PRIMERA LIGA El equipo tipo Entrenador Lippo Hertzka (Hungría) Escudo del Real Madrid de 1931 El club Ciriaco 15 Zamora 17 15 Quincoces 17 Presidente Luis Usera (1930- 1935) Leoncito 18 1 Luis Regueiro Lazcano 13 6 15 5 Prats 14 Ateca 11 Olivares 13 10 Hilario 14 5 Estadio de Chamartín Resto plantilla Vidal Quesada Esparza Bonet Eugenio Gurruchaga Bestit 1 4 5 3 91 42 43 La clasificación 1931- 32 Real Madrid Ath Club Bilbao F. C. Barcelona Real Racing Club Arenas de Guecho R. C. D. Español Valencia C. F. Real Sociedad C. D. Alavés Real U. C. Irún PT 28 25 24 20 17 15 15 14 11 11 PJ 18 18 18 18 18 18 18 18 18 18 PG 10 11 10 7 7 7 6 7 5 4 PE 8 3 4 6 3 1 3 0 1 3 PP 0 4 4 5 8 10 9 11 12 11 GF 37 47 40 36 35 34 38 38 22 24 GC 15 23 26 35 42 39 47 35 44 45 (15.000 espec. Luis Olaso 12 2 Partidos Goles marcados Goles encajados Peña 4 Triana 32 Urretavizcaya 2 Vestuarios Juntos pudieron lo hicieron hace 75 años El 3 de abril de 1932 el Real Madrid conquistó su primer título de Liga. Lo hizo invicto, lo que jamás ha vuelto a repetirse, y con un equipo que tenía al mítico Zamora, Ciriaco y Quincoces como estandartes POR LUIS GARDE MADRID. No fue un triunfo cualquiera. Además de por ser el primero, porque lo consumó al empatar a dos en el campo de Las Corts de Barcelona ante el que años más tarde se convertiría en su eterno rival. El equipo azulgrana se adelantó con un tanto de Samitier. El Madrid remontó con goles de Lazcano y Luis Regueiro y en los últimos minutos sufrió un penalti que marcó Arocha. El equipo blanco acabó la Liga con tres empates (ante el Real Unión, el Racing y el Barcelona) en las tres últimas jornadas, que le valieron para administrar la ventaja que había adquirido frente al Athletic, su gran rival que, además, perdió en las dos últimas jornadas. El Madrid completó el torneo sin conocer la derrota (diez triunfos y ocho empates) como había hecho el Athletic dos años antes y algo que ningún equipo conseguiría a partir de entonces. De esta manera se veían recompensados los esfuerzos de una Directiva, presidida por Luis Usera, que no había reparado en gastos para convertir al Madrid en un rival serio de Athletic y Barcelona. El club no ganaba un título nacional desde que conquistara la Copa en 1917 y en las tres primeras ediciones de la Liga no había cumplido con sus objetivos. En la primera porque tropezó en la última jornada y en las dos siguientes porque se escondió en el centro de la tabla. La determinación para cambiar la situación quedó patente en el verano de 1930. El Madrid se decidió a fichar al portero Ricardo Zamora, el jugador más famoso y cotizado del momento, y no sólo en España. Para ello tuvo que abonar al Español la desmesurada cifra de 150.000 pesetas. Como eso no fue bastante, al año siguiente se gastó una cantidad similar para contratar a cinco futbolistas de primer nivel: a los alavesistas Ciriaco, Quincoces y Olivares, al unionista Luis Regueiro y al europeista Bestit. Con estas incorporaciones, el Madrid reforzó la delantera y, sobre todo, formó un sistema defensivo que, con el tiempo, se hizo leyenda, con Zamora y los zagueros Ciriaco y Quincoces. La seguridad defensiva fue la base del éxito en la temporada 31- 32. De hecho, el Madrid estableció una marca que sigue en vigor: 15 goles en contra en una Liga. Fue el primer equipo que recibía menos goles que partidos había jugado (18) un gran mérito en una época en la que el promedio de tantos por encuentro era el doble que en la actualidad. El Madrid acabó imbatido ocho partidos de esa Liga y metió la directa en la segunda vuelta con cinco triunfos seguidos, a los que siguieron los tres conservadores empates con los que terminó el campeonato. En la plantilla del primer Madrid campeón de Liga sólo había dos madrileños y ambos eran suplentes: Vidal y Quesada. El resto de los jugadores procedían de los cuatro puntos cardinales de España. Predominaban los del Norte, donde el fútbol estaba más avanzado, con seis guipuzcoanos (Ciriaco, Eugenio, Luis Olaso, Luis Regueiro, Triana y Urretavizcaya) cuatro vizcaínos (Gurruchaga, Peña, Prats y Quincoces) dos navarros (Esparza y Lazcano) y un cántabro (Ateca) Pero también se unieron a la fiesta dos barceloneses (Bestit y Zamora) un balear (Olivares) un sevillano (Leoncito) un canario (Hilario) y un castellonense (Bonet) Todos ellos dirigidos por un entrenador húngaro: Lippo Hertzka. El Madrid, siguiendo la corriente, también ganó la Liga en 1933 y se mantuvo en la elite hasta que estalló la Guerra Civil. Luego sufrió para recuperar el nivel. No volvió a conquistarla hasta 1954, ya con Santiago Bernabéu de presidente, que edificó un estadio colosal y fichó a un jugador sensacional, Di Stéfano, para llenarlo. Ambos convirtieron al Madrid en el mejor equipo del Siglo XX. Pero eso es otra historia... Vamos a disfrutar y dejemos a un lado si jugamos mal o bien ABC VIGO. Fabio Capello se desgañitó en la zona técnica de su banquillo a lo largo de toda la segunda parte. Ni el tanto de Robinho logró aplacar sus pulsaciones porque poco después Guti se autoexpulsó de una manera pueril. El Real Madrid se jugaba su continuidad en el vagón perseguidor y lo cierto es que el entrenador lo pasó mal, bastante mal después del descanso. También es cierto que el italiano llegó a este partido en un escenario envuelto en polémica a raíz de las declaraciones de Sacchi, de Fernando Vázquez y de todas las filtraciones del club que le ubican en el paro para la próxima temporada. Como ya habló más de la cuenta en la antesala su comparecencia en la sala de prensa de Balaídos fue efímera. Se descuidaron los periodistas un segundo y Capello se levantó de la silla más rápido que Lewis en los cien metros. Tragó con dos preguntas. Ni una más. La primera si el triunfo de su equipo hacía justicia en función de los méritos contraídos por ambos conjuntos. El empate hubiera sido justo, hemos tenido oportunidades los dos, y también los dos hemos tenido momentos buenos y malos. Hemos tenido las ganas necesarias. Cuando te meten un gol en el último minuto de la primera parte hay que tener ganas de reaccionar y las hemos tenido En la segunda fue preguntado por la aparición tan tardía de Robinho en el partido. No entró al trapo. Puse a Robinho porque está en racha goleadora Y punto. Abandonó la silla y se perdió en las entrañas del estadio vigués. Los futbolistas blancos sí dieron la cara, cobijados en la amplitud de los tres puntos. Se soltó Iker Casillas: Hemos sacados tres puntos importantes y sabiendo que el empate del Atlético de Madrid y del Zaragoza, valen más. Estamos arriba, no hay que dar explicaciones. A veces jugando bien, mal, o regular, pero estamos arriba y hemos ganado en un campo difícil. Vamos a disfrutar esta semana y dejar de hablar de si jugamos bien o mal La mala noticia para los blancos son las sanciones de Guti y de Gago para el partido del domingo contra el Osasuna por lo que deberá jugar Emerson en el Bernabéu. Un bonito escenario para comprobar si se mantiene el divorcio. CASILLAS Gago y Guti, bajas ante Osasuna Grandes fichajes Acabó el torneo invicto, algo que nunca ha vuelto a repetirse en la historia liguera ABC