Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 2- -4- -2007 El Salón del Cómic de Barcelona rendirá homenaje a Uderzo, el creador de Astérix 65 Coco la novela de una vida de leyenda Desde la ficción, Cristina Sánchez- Andrade aborda la historia de la mítica Mademoisselle Chanel, una de las grandes mujeres del siglo XX, creadora de un imperio de moda, que vivió rodeada de glamour y murió de soledad SILVIA CASTILLO MADRID. En la suite real del Hotel Ritz de París, una anciana de ochenta y ocho años vive la llegada del año nuevo hastiada y sola. A punto de salir descubre que alguien, apostado en algún rincón, acaba de disparar contra ella. Esa bala que se acerca la lleva a pasar revista a su propia existencia, su propio devenir y a descubrir la identidad de su asesino. Este desenlace es el arranque con el que Cristina Sánchez- Andrade (Santiago de Compostela, 1968) aborda la historia de la diseñadora Gabrielle Chanel en Coco una novela apasionante, que no una biografía más, sobre la mujer a la que tanto debe la moda femenina. Por ello, porque es ficción sobre un personaje real, el libro no consta de fotografías. Aunque fue precisamente una foto en un anuario la que acompañaba la noticia de la muerte de la octogenaria costurera, sola, en la habitación del hotel en el que vivía, lo que aguijoneó la curiosidad de la autora: No era la foto habitual glamourosa que todos conocemos. Era la de una anciana que escondía la mirada detrás de unas gafas de sol gruesas, las cejas pintadas, un rostro musculoso, como malhumorada (ella decía que tenía cara de jíbara feroz) pensé que ahí tenía que haber algo muy interesante. Empecé a investigar y efectivamente la vida de esta señora es pura novela El relato transcurre cronológicamente, ya que la protagonista va recordando su existencia a través de flash- backs a medida que la bala se acerca a su frente: sus orígenes humildes- -era hija de un vendedor ambulante- su abandono en un hospicio a la muerte de su madre tuberculosa, sus amantes, la apertura de su primera tienda de modas... pero SánchezAndrade reconoce que ha recreado mucho en la obra. He hecho mitad ficción, mitad realidad, pero lo tenía muy fácil. La parte personal es la que más me he inventado. Básicamente, el personaje es tal cual y luego he conservado muchos de los personajes que la rodeaban, que tenían ya interés de por sí, como Picasso, Cocteau, Stravinski, Romanov, el duque de Westminster... pero sus relaciones, por ejemplo, con las criadas son pura ficción La escritora también cambió el nombre de sus amantes porque me daba cierto reparo, al igual que tampoco aparece el apellido Chanel por ningún lado. Me gusta que la gente se dé cuenta de que es una novela, que cada uno recree el personaje, lo vaya imaginando Quizá por la falta de cariño que sufrió en sus primeros años, Mademoiselle Chanel tenía un carácter agrio y frío, que la llevaría a decir cosas como los besos y los abrazos estropean a los niños Sin embargo Coco se dio cuenta a los 88 años de que lo importante es abrazar y ser abrazado dice Sánchez- Andrade. No era una mujer que se dedicara a amar precisamente, tuvo esa manera de amar dominando y tuvo un gran amor, el primero, y al resto los utilizó asegura. Puede que realmente no fuera tan desalmada, o sí. Cristina Sánchez- Andrade lo achaca a que todos sus personajes son un poco perversos. Pero creo que muy amable no debía de ser, por la manera despectiva de tratar a la gente, por comentarios, la gordura no le parecía nada elegante, como refleja la anécdota de Gloria Swanson a la que echa de su atellier diciéndole que no vuelva hasta que haya adelgazado. Impaciente, compulsiva, caprichosa, obsesionada con el trabajo, en el que se refugiaba, Coco alcanzó el éxito profesional, pero en su vida privada. Esa es, para la autora, la enseñanza de esta obra, que la vida es mucho más que fama. Los lazos afectivos son lo más importante en la vida. Uno de los perros entrenados contra la piratería audiovisual olfatea su último hallazgo AP ¿A qué huelen los DVD piratas? Malasia, en colaboración con EE. UU. ha empezado a combatir la piratería audiovisual con ayuda de dos perros adiestrados para detectar discos piratas AGENCIAS KUALA LUMPUR (MALASIA) Además de encontrar drogas, armas y supervivientes, el perro se ha convertido en el mejor enemigo del pirata. El pasado 20 de marzo, Lucky y Flo, dos hembas de pastor labrador entrenadas para detectar alijos de DVD y CD falsos, encontraron copias por valor de 2,25 millones de euros. Los discos estaban escondidos en varios compartimentos secretos de un edificio de oficinas de cuatro plantas situada en el estado sureño de Johor. En una sola jornada, los canes amortizaron con creces el coste de su formación, algo menos de 13.000 euros y entre ocho meses y un año de entrenamiento. Al parecer, cuando un CD virgen es grabado, su composición química se altera y Lucky y Flo son capaces de distinguir la diferencia gracias a su fabuloso olfato. En una segunda redada realizada el sábado, los animales encontraron cerca de 150.000 discos ocultos en una tienda de la capital malaya. El alijo estaba valorado en más de 330.000 euros. Minutos antes, agentes de policía habían registrado el local, sin ningún éxito. Los perros hallaron el cargamento en cuestión de minutos, oculto en una habitación a la que sólo se podía acceder presionando un botón escondido. A raíz de estas actuaciones, al menos media docena de personas fueron detenidas. La brigada canina, como ya la han bautizado, se ha mostrado tan eficaz en su trabajo que los traficantes de películas, música y videojuegos piratas ya han puesto precio a su cabeza, lo que ha llevado a las autoridades a extremar la vigilancia de sus agentes más fieros y efectivos. Entre otras medidas, Lucky y Flo cambian de domicilio con frecuencia y reciben tratamiento de testigo protegido. Esta nueva campaña contra la piratería, que ha empezado a dar espectaculares frutos, viene auspiciada por la Motion Pictures Association o America (MPAA) organismo que aglutina a los seis grandes estudios de Hollywood. El entrenamiento de los canes tuvo lugar en los Estados Unidos, Hong Kong y Dubai. La idea es combatir la piratería no sólo en los mercados donde se vende, sino desde su lugar de salida. En Malasia, la producción de discos piratas es masiva. Fuentes del Gobieno afirmaron que el año pasado fueron intervenidos más de 5 millones de discos en más de 2.000 actuaciones. Nada menos que 780 personas fueron detenidas. La piratería en la región Asia- Pacífico supuso pérdidas de 1.200 millones de dólares al año pasado. La colaboración con el Gobierno local se ha visto favorecida por el tratado de comercio que negocia Malasia con los Estados Unidos. Las perras debutaron en el principal aeropuerto malayo el pasado 13 de marzo, donde se dedicaron a olfatear los bolsos de los viajeros que llegaban a la región. Sus adiestradores y los oficiales de policía que trabajan con ellas están tan satisfechos que han anunciado que ninguna amenaza logrará detenerlas. La policía local también ha afirmado que estudia la posibilidad de entrenar a su propios perros. La brigada canina Los traficantes han puesto precio a la cabeza de las dos hembras labradoras, su enemigo más fiero, cuyo entrenamiento cuesta 13.000 euros