Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL Segundo aniversario del fallecimiento de Juan Pablo el Grande LUNES 2 s 4 s 2007 ABC Juan Pablo II vuelve hoy al Vaticano como candidato a subir a los altares El cardenal de Cracovia, Stanislaw Dziwisz, secretario del Papa, propone unificar los procesos de beatificación y canonización JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. Juan Pablo II el Grande vuelve hoy al Vaticano como candidato oficial a los altares en un voluminoso expediente sobre su vida, la devoción popular y las curaciones extraordinarias, instruido por la diócesis de Roma, en la que falleció hace hoy dos años. Conociendo la meticulosidad de los procesos de beatificación y sus largos calendarios, presentar la causa al Vaticano a los dos años de la muerte responde al deseo de Santo súbito! Santo, ¡ya! coreado en el funeral presidido por el cardenal Ratzinger el 8 de abril del 2005. Al mes de ser elegido Papa, Benedicto XVI aprobó que se comenzase el proceso sin esperar los cinco años desde la muerte del siervo de Dios, cuya tumba visitan cada día muchos miles de personas. El Papa dispensó del período de espera, pero no del proceso, que comenzó en el Vicariato de Roma el 28 de junio del 2005. En retrospectiva ha sido un acierto, pues excluye para siempre que se hubiese dejado llevar por una emoción pasajera y, además, ha permitido documentar mucho mejor la vida de Karol Wojtyla, desde la infancia hasta la muerte, con la declaración de 130 testigos directos ante los tribunales diocesanos de Roma y de Cracovia. Ahora que la diócesis de Roma entrega el expediente a la Congregación para las Causas de los Santos- -donde será estudiado por teólogos, historiadores y médicos- voces muy autorizadas piden que se simplifiquen los trámites en el Vaticano. El secretario personal de Karol Wojtyla durante 40 años y hoy cardenal de Cracovia, Stanislaw Dziwisz, propone saltar la fase de beatificación- -que autoriza el culto en una diócesis- y pasar directamente a la canonización, un acto de Magisterio Infalible del Papa, que propone al nuevo santo como ejemplo universal y autoriza su culto en el mundo entero. Otro testigo muy cercano de la santidad de Juan Pablo II durante los últimos diez años de su vida fue Pawel Ptasznik, jefe de la sección polaca en la secretaría de Estado, a quien el Papa dictaba buena parte de sus escritos y que era el primer revisor de muchos de sus textos. Según monseñor Ptasznik, el culto a Juan Pablo II no puede limitarse a Roma o a Polonia, como sucede con los beatos. Al terminar el estudio del expediente, el Papa podría aprobar directamente la canonización en lugar de la beatificación La Iglesia exige un milagro para la beatificación y un segundo, posterior, para la canonización. Pero haber instruido esta causa en menos de dos años podría contar ya como el primero pues aquel 28 de junio de 2005, la tarea parecía prolongarse hasta el infinito. Ante la abundancia de testigos y la mole de escritos que deberían examinar teólogos e historiadores, el sacerdote polaco Slawomir Oder, postulador de la causa, comentó que sería imposible en menos de cuatro años. Al tiempo que organizaba el material histórico y la convocatoria de los testigos ante los tribunales, la oficina del postulador ha clasificado cada semana millares de comunicaciones por correo electrónico, fax y carta sobre curaciones extraordinarias y favores espirituales recibidos por intercesión de Juan Pablo II. Se han documentado centenares de curaciones repentinas que han dejado atónitos a médicos y especialistas. Entre ellas, monseñor Oder ha decidido escoger una, ocurri- Un acierto Unas mujeres oran ante la tumba de Juan Pablo II da en Francia, por tratarse de un párkinson como el que sufría Juan Pablo II, por haber sucedido a los dos meses justos de su fallecimiento y por haber devuelto la salud a una religiosa que trabajaba en una clínica de maternidad. La hermana Marie, curada repentinamente de su párkinson, asistirá hoy a la ceremonia en Roma. Otras curaciones repentinas, como las de cáncer, hubiesen retrasado el proceso de beatificación, pues se requiere esperar varios años sin que reaparezcan los tumores para considerar la curación como definitiva. Han llegado también muchísimos casos de matrimonios estériles que han conseguido tener hijos. Tantos casos que el postulador ha comentado, medio en broma medio en serio, que Juan Pablo II, un amante y defensor de la vida, puede terminar siendo el santo patrón de las parejas estériles Aunque el proceso sólo acepta milagros posteriores a la muerte, Juan Pablo II los realizaba ya en vida y hay muchas curaciones documentadas a efectos meramente históricos. Desde la de un muchacho mexicano gravemente enfermo, alzado por su madre al paso del Papa en Zacatecas, hasta un millonario judío americano, enfermo incurable de un tumor cerebral, que viajaba a Jerusalén pues deseaba morir en la Ciudad Santa. Para su fortuna, hizo escala en Roma y asistió a una misa de Juan Pablo II en su capilla privada. Se sintió curado y, a la salida, llamó a su familia para anunciarles que estaba curado y que, en lugar de seguir hacia Jerusalén, volvía inmediatamente a Estados Unidos para celebrarlo. Juan Pablo II salió siempre al encuentro de judíos, musulmanes, y personas de cualquier religión. El resultado es que el postulador ha recibido informes de curaciones extraordinarias de musulmanes y judíos que han invocado a Juan Pablo II como intercesor ante el Dios único y misericordioso. Han llegado incluso favores relatados por agnósticos y no creyentes. Karol Wojtyla era el Papa del mundo Milagros Existen informes de curaciones extraordinarias de musulmanes, judíos y hasta agnósticos que invocaron al Papa El hecho de haber instruido la causa en menos de dos años podría contar ya como un milagro Una de las últimas fotos de Karol Wojtila, Juan Pablo II REUTERS