Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 1- -4- -2007 GENTE www. abc. es gente 97 Una exposición recoge la vida escolar de los presidentes de Estados Unidos A los 14 años, Nixon escribió que quería ser político para hacer cosas por la gente POR J. E. A. WASHINGTON. La exposición School House to White House De la escuela a la Casa Blanca que se inauguró el viernes en Washington y podrá visitarse hasta el 1 de enero de 2008, revela los años escolares de algunos alumnos prestigiosos que se convirtieron en presidentes, como Franklin D. Roosevelt, J. F. Kennedy, Gerald Ford o George W. Bush. Por primera vez, el público podrá examinar unos 150 libros de escolaridad de los presidentes estadounidenses del siglo XX. La posibilidad de ser inquilino de la Casa Blanca está al alcance de casi todos, como muestra la exposición, que recoge, por primera vez, el proceso educativo por el que 35 niños se convirtieron con el paso de los años en presidentes de EE. UU. Teóricamente, para ser presidente de uno de los países más poderosos del mundo tan sólo se necesita haber nacido en Estados Unidos. Todo lo demás es accesorio, o al menos eso es lo que desprende de la exposición, situada en los Archivos Nacionales de Washington DC. El mensaje es que no existe una educación presidencial Los éxitos, los fracasos, los amigos, los amores y las metas de estos 35 chicos se exponen en la muestra a través de cerca de 152 fotos, cartas, boletines de notas, objetos personales y cintas de vídeo. Durante doscientos treinta años de historia en Estados Unidos. cuarenta y dos personas comunes y corrientes pero muy distintas entre sí destacaron entre las demás y llegaron a la cima política del país estadounidense. Si hay un rasgo en común entre ellos es que eran ambiciosos, muy activos y se involucraban mucho en grupos, equipos deportivos o bandas de música destacó Jennifer Nichols, coordinadora de la exhibición, según Efe. Algunos de ellos tenían muy claras sus metas. Por ejemplo, Richard Nixon escribió a los catorce años una autobiografía- -que se puede ver en la muestra- en la que confesaba que quería dedicarse a la política para así poder hacer cosas por la gente Otros, sin embargo, no estaban tan decididos: Harry Truman no completó la universidad y Herbert Hoover, por motivos económicos, no terminó la educación secundaria apuntó Nichols. La educación, tanto académica como familiar, es sin duda fundamental para cualquier puesto de liderazgo, pero si hay algo que destaca en la exposición es El presidente George Bush y su padre, fotografiados en 1946 FOTOS: AFP Muchos presidentes de Estados Unidos experimentaron morriña la primera vez que vivieron fuera de casa, y así, James Carter o Gerald Ford escribieron a sus madres en momentos de flaqueza Bill Clinton muestra, en 1958, su gran afición por el saxofón que todos y cada uno de los presidentes de EE. UU. proceden de escenarios educativos muy diferentes. Se puede ver que algunos presidentes como Lyn- don Johnson recibieron educación secundaria pública. Sin embargo, otros como Dwight Eisenhower o George H. W. Bush fueron a instituciones privadas explicó Nichols. Muchos de ellos experimentaron morriña la primera vez que vivieron fuera de casa y así, James Carter o Gerald Ford escribieron a sus madres en momentos de flaqueza que todos experimentamos. Siento no tener dinero para mandarte unas flores o unos bombones decía Ford con motivo del Día de la Madre. La exposición en sí es toda una memoria de cómo los presidentes llegaron a la cima, pero además, servirá para recordar a los ciudadanos de la importancia de las personas individuales