Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 1- -4- -2007 Las cenizas de un legendario actor de Star Trek serán enviadas al espacio 81 Uría desmonta los sambenitos que sufrió el museo MADRID. La intervención del presidente del Real Patronato del Prado, Rodrigo Uría, se convirtió ayer en un demoledor argumentario en contra de las críticas que el arquitecto y el museo han recibido durante la ampliación. Afirmó que no ha salido caro: más de 22.000 metros cuadrados por 152 millones de euros, a unos 6.800 euros el metro, parece un precio razonable en esta zona de Madrid. No ha salido horrible, todo el mundo destaca la armonía del proyecto. No ha estropeado la contemplación del ábside de Villanueva, sino que lo convierte en el nuevo centro de gravedad. Las obras se han efectuado con el museo abierto, no como otros centros europeos, como el Rijksmuseum. Uría concluyó que el Prado es emblema de España porque demuestra que ha sido posible un consenso entre los dos grandes partidos para el ambicioso proyecto. El logro es la ampliación del Prado, es incontestable. La fe en este proyecto me ha llevado a sobreponerme a momentos muy duros Rafael Moneo s Arquitecto Su flamante proyecto de ampliación del Prado no tiene pretensión de ser un edificio emblemático confiesa Moneo. Su ambición de hacer las cosas bien, dice, está por encima del reconocimiento público NATIVIDAD PULIDO MADRID. Algo más de cinco años ha tardado en concluir esta faraónica obra. En su camino, Moneo se ha topado con los vecinos de los Jerónimos, con la UTE a la que se adjudicó el proyecto y hasta con un viejo cedro. Pero el trabajo ha concluido y se nota que, aunque cansado, está satisfecho. Ahora le esperan proyectos en Cartagena, Zaragoza, Panticosa, Harvard, Beirut, Basilea... -Rodrigo Uría acaba de recono- el Prado que su lucimiento como arquitecto? -Tenía fe en el proyecto, que me ha llevado a sobreponerme a momentos muy duros. Ahora no voy a volver a la hemeroteca, pero aquello no pudo ser más agrio y más duro. ¿Pensó en algún momento tirar- -No. En el fondo, debido a lo laborioso que ha sido el proceso, ha dado tiempo a una reflexión más pausada y ha permitido la adecuación y ajuste de la ampliación a las necesidades del Prado. Algunos creían que el proyecto no iba a ser respetuoso con relación a la iglesia y al claustro. Con mi arquitectura siempre he tratado de establecer una continuidad con el pasado. También aquí. No es que no quiera, con una falsa modestia, dar valor a lo que se ha hecho. Creo que tiene valor. Pero es verdad que no reside en la expresión personal como arquitecto. La obra puede pasar más desapercibida. -Ha dicho la ministra que usted que dudar de las cosas que se producen sin esta sensación de esfuerzo El me decía, citando a Aristóteles, que al final el artista busca servir al ser. Eso es costoso en sí mismo. ¿Y el que más quebraderos de- -Seguramente. Ha durado mucho. Eso da una cosa espesa que no es mala. Es un proyecto en el que se nota la densidad. Me gustaría que los vecinos reconociesen que las calles han mejorado. -Algunos críticos con su proyec- -Creo que el riesgo está en asumir la dificultad. Quien diga que este proyecto no es arriesgado implica que no conoce bien de qué se trata. ¿Mereció la pena el sacrificio? -Estoy muy honrado y muy contento de haber puesto mi entendimiento de la profesión al servicio de este trabajo. ¿Le molesta que se hable del- -Coincidió en el tiempo con la denominación tópica del Kursaal de San Sebastián. Pasó aquí de manera más indiscriminada. Pero no me molesta. ¿Hay algo de lo que se sienta- -La lógica del proyecto no deja tan claro ese tipo de distinción. Pero si tuviera que decir algo, sería el jardín de boj. ¿Y cuál sería en su opinión la se- -Se funde tanto en la trama urbana que al final no tiene tan claras las señas de identidad. ¿Ha pesado mucho trabajar pa- -Sí. Tengo una ambición de hacer las cosas bien que está por encima del reconocimiento público. No tengo freno a embarcarme en operaciones difíciles y costosas. cabeza le ha dado? la toalla? to dicen que ha arriesgado poco. Quien diga que este proyecto no es arriesgado implica que no conoce bien de qué se trata Cubo de Moneo o lo ha asumido como una expresión cariñosa? esta ampliación para el personal del Prado, perfectamente dotados, iluminados con luz natural y con las mejores vistas del edificio Villanueva. Pero el centro espiritual del nuevo edificio es el claustro, restaurado pieza a pieza, bañado por luz natural desde el lucernario: Es una pieza más del museo dice Moneo, y de primer orden, porque muestra cierta dignidad crepuscular del arte que nació en tiempos de los Habsburgo. Y aquí se instalarán las esculturas de los Leoni, retratos de los Austrias soberanos, de modo que estará ocupado por sus fantasmas -Yo creo que sí. Como profesional, me siento muy honrado de haber tenido la ocasión de haber trabajado en esta obra. Si algo caracteriza a esta ampliación del Prado es que al final se produce con mucha independencia de lo que son los modelos de crecimiento de otros museos. No tiene pretensión de ser un edificio emblemático. El proyecto ha reconocido lo que eran las situaciones peculiares y específicas del Prado y las ha resuelto. ¿Ha primado más su amor por cer públicamente que usted ha sufrido estoicamente y ha tenido que asumir carros y carretas, en pos del consenso, para satisfacer a tirios y troyanos. ¿Ha sido así? -He hecho lo que creo que había que hacer. La respuesta a las críticas que se me hicieron se ha transformado en algo positivo para el proyecto. La terraza ajardinada, que es una de las cosas más hermosas del proyecto, en origen era un techo acristalado. Entendí los temores que tenía la gente. Aquello propició una respuesta constructiva y encontré una solución mucho mejor. ¿Es habitual que las críticas le ha antepuesto los intereses y necesidades de esta institución a lo que hubiera sido capaz de hacer como arquitecto. -Me he quedado en este proyecto con la duda de si en el famoso Cubo, una pieza de ladrillo un poquito más libre y capaz de responder a una estética más propia y contemporánea no hubiera estado mejor que esta fachada, que es más condescendiente. ¿Siempre creyó que el ladrillo- -Sí. No hubieran estado bien materiales como el vidrio, que es reflectante, o la piedra, que endurece y no iba a vivir bien. -Entonces, ¿usted hubiera he- -Un pelín no, toda la melena. ¿Ha sido el proyecto más com- -Sí. Hablando con Emilio Lledó, le decía: Todo cuesta. Hay más satisfecho del proyecto? era la mejor solución para la fachada? ña de identidad del edificio? cho un pelín más duro el Cubo? ra una institución como el Prado? plicado de su carrera? lleven a hacer reformas?