Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LA ENTREVISTA www. abc. es la entrevista DOMINGO 1- -4- -2007 ABC Fernando Savater, en su estudio de trabajo, sostiene su nuevo ensayo, La vida eterna Con una Batasuna legal volvemos a financiar las armas con las que van a matarnos Fernando Savater s Filósofo, escritor y miembro de Basta Ya! Se ha ganado La vida eterna con la fuerza de su pensamiento, luchando admirablemente contra el fanatismo nacionalista y contra la hidra asesina. El 12 de abril recibe el doctorado honoris causa por la UNAM de México, junto con Sartori y Enrique Lagos. Savater desenmascara aquí los chantajes del terrorismo POR ANTONIO ASTORGA FOTOS: IGNACIO GIL MADRID. Cuando Fernando Savater era aún barbilampiño- -a la edad de 20 años, vísperas de mayo del 68- la pasión absorbente y tiránica de su generación era la política. Discutían sobre cómo acabar con el Poder y establecer la libertad, se rebelaban contra la guerra de Vietnam, contra la dictadura de Franco, contra la tiranía de la burocracia estalinista en Praga o Varsovia. Preveían y anhelaban- -y así lo cuenta en La vida eterna (Ariel) su nuevo libro- -grandes batallas contra el imperialismo, el capitalismo, la burocracia. Pero las únicas luchas para las que no estaban preparados ni predispuestos eran las guerras de religión: Pensábamos lo que dijo Marx de que la religión era el opio del pueblo, una especie de adormecedor, pero luego la religión se ha revelado como una cocaína del pueblo, porque es un estimulante, una cosa que pone en marcha a mucha gente a veces para bien- -hay personas que son capaces de hacer actos de devoción, cuidar leprosos o cosas que probablemente otros no haríamos- pero desgraciadamente, en cambio, sirve para justificar enfrentamientos, terrorismo Hoy, los nacionalistas, los terroristas, sus acólitos y quienes aplauden y justifican ese terror tienen enfrente a Fernando Savater, voz y bastión inquebrantable contra el fanatismo y la falta de libertades. -Sí, y ha sido el sustituto de fanatismos religiosos. Ahora coexiste: tenemos fanáticos religiosos y fanáticos nacionalistas. Pero el nacionalismo se ha ido haciendo fanático cuando se ha ido haciendo innecesario. Una vez que las naciones se han hecho modernas, y se basan en la Constitución y en los derechos humanos, el nacionalismo es innecesario, porque lo que trata de afirmar es ese narcisismo de las pequeñas diferencias, que es el fondo del etnicismo, la xenofobia, y se va haciendo cada vez más radical porque es insostenible desde el punto de vista racional. -A ratos. A veces estoy cabreado, y otras melancólico. Me duelen las ocasiones perdidas, me duele y entristece ver cómo tanta gente se ha revelado mucho ¿El nacionalismo es una religión de fanáticos? más sectaria y vendida al Gobierno de lo que creía, y mucho más dispuesta a decir lo que sea con tal de que no vuelvan los otros Son personas a las que tengo afecto, y la tristeza me impide dar nombres. -El único momento en que el nacionalismo ha temblado fue en 2001, cuando vio que se juntaban los socialistas y el Partido Popular. Ese fue el instante, que causó que 70.000 votantes de Batasuna se pasaran a toda velocidad al PNV para salvar los muebles, en el que el régimen nacionalista- -porque lo que hay en el País Vasco no es simplemente un sistema democrático sino un régimen- -estuvo a punto de tambalearse. Si hubiéramos seguido por esa vía no habría habido rebrote de la violencia y ETA habría terminado por ceder. Pero esa vía no se siguió. To- -Una de las ocasiones fue cuando se pudo derrotar al terrorismo. ¿Vive Savater en estado de cabreo?