Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 31 s 3 s 2007 ESPAÑA 31 RELIGIÓN El Arzobispado de Granada expulsa a dos novicias indias por ser extranjeras La diócesis prohibió en 2003 la llegada de monjas de otros países, aunque en el convento de las dominicas hay una religiosa india JESÚS BASTANTE MADRID. El Arzobispado de Granada ordenó la expulsión de dos novicias procedentes de la India del Convento de la Piedad que las Madres Dominicas gestionan en el centro de la capital de la Alhambra. La medida, adoptada por orden del vicario de la Curia granadina, Juan Rodríguez Segura, supuso la aplicación de una norma dictada en 2003 por el prelado de la diócesis, Francisco Javier Martínez, nada más tomar posesión de la sede. La normativa fue ejecutada el pasado 25 febrero cuando las postulantes regresaron a Kerala (al sur de India) vía Madrid. Según informó ayer el diario La Opinión sólo una de ellas ha ingresado, finalmente, en una congregación religiosa. Se da la circunstancia de que la polémica orden no tiene carácter retroactivo, lo que se puede comprobar en el propio convento. En el mismo conviven siete religiosas, de las cuales una es india, precisamente de la misma región, Kerala, de la que procedían las dos novicias. En declaraciones a Efe, la superiora del citado convento explicaba que las jóvenes decidieron prepararse para tomar los hábitos de la orden dominica en Granada porque en La Piedad hay una hermana de su país con la que se carteaban desde hacía tiempo Aunque las religiosas conocían que no hay permiso para que haya extranjeras en el convento desde 2003, las dos jóvenes fueron enviadas al convento de la orden en Huéscar, dependiente del Obispado de Guadix. Pero allí no estaban muy a gusto, ya que sólo hay cuatro hermanas y son todas mayores añadió la madre superiora. Una vez en Granada, y tras conocerse los hechos, el vicario Segura recordó a las dominicas la prohibición dictada por el arzobispo, que se llevó a cabo. Las postulantes abandonaron el convento entre lágrimas A mediatarde, el Arzobispado de Granada justificaba, mediante un comunicado oficial, que ningún extranjero puede ingresar en un convento sin antes haber pertenecido como profesas a una congregación religiosa en su país Dada la normativa vigente en la Iglesia católica sobre los extranjeros y ante la situación anómala que representaban las dos jóvenes indias, no se les permitió quedarse según reza el comunicado que defendió que la norma instaurada en 2003 se creó para salvaguardar la autenticidad de la vocación religiosa y de la vida conventual y nunca en función del lugar de origen de las monjas Muestra de ello, indicó el texto, es que de las casi 300 monjas que hay en los 22 conventos de clausura de la diócesis de Granada, más de 50 son extranjeras, de las cuales la gran mayoría proceden de la India y el resto son de países africanos o iberoamericanos, como Perú o México. Sin embargo, lo cierto es que la decisión adoptada por monseñor Martínez- -que no se aplica en otras diócesis, aunque algunos Obispados sí que han recomendado a las congregaciones religiosas mantener un cuidado exquisito a la hora de importar novicias del extranjero (en los últimos años se dieron casos de menores que huían de su entorno) -rompió un estilo de trabajo entre las religiosas granadinas que se había incorporado, con éxito, en buena parte de España para paliar la escasez de vocaciones a la vida religiosa. De hecho, según datos de la Conferencia Española de Religiosos (Confer) la cifra de monjas extranjeras en España se ha duplicado en los últimos diez años, pasando de las 781 en 1996 a las 1.922 en la actualidad. En su mayoría, proceden de India, seguidas de México, Kenia, Perú y Vietnam. Contra la crisis La llegada de religiosas procedentes del extranjero para paliar la crisis vocacional fue una de las medidas tomadas a mediados de la pasada década por responsables de algunas congregaciones femeninas. En la actualidad, de las 50.372 religiosas en nuestro país, 1.922 son extranjeras. Algo parecido sucede en el caso de los hombres, donde 645 de los 15.000 religiosos proceden del extranjero. Un diez por ciento de las novicias (369) no son españolas. De las 300 religiosas existentes en Granada, más de medio centenar son extranjeras, según indicó el Arzobispado Entre lágrimas Monjas del Convento de clausura de Porta Coeli, en Salamanca DAVID ARRANZ Un autoproclamado anticristo convoca a sus seguidores en Madrid ABC MADRID. Se llama José Luis de Jesús Miranda, aunque se autoproclama el anticristo y se ha tatuado en el antebrazo el 666 la cifra del Diablo. Sus seguidores trabajan en España bajo la denominación de Iglesia Cristiana Ministerio Internacional Creciendo en Gracia reconocida como confesión religiosa por el Ministerio de Justicia en agosto de 2005, y han organizado una marcha en Madrid, a las tres de la tarde, para desenmascarar el sistema religioso y liberar a sus ovejas de hombres malos y perversos informa Efe. Desde hace unos meses, los seguidores de Miranda han venido celebrando ceremonias colectivas, tras las que procedían a tatuarse el 666 en distintas partes de su cuerpo, según denunció Info- Ries, un portal de Internet dedicado a la lucha contra las sectas. En España, la organización tiene una sede central, situada en la plaza de Ópera, y cuentan tanto en la capital como en las ciudades de la periferia con va- rios centros educativos (también en Barcelona) donde se facilita información sobre sus actividades, forman a sus seguidores y celebran reuniones colectivas informativas. José Luis de Jesús Miranda fundó su iglesia en Miami en 1998, manifestando que era la reencarnación del apóstol Pablo. Posteriormente, se declaró el otro (Cristo) y, ya en 2004, se autoproclamó anticristo En su opinión, no existe el mal ni el pecado, y afirma que todo el mundo está predestinado para salvarse.