Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA SÁBADO 31 s 3 s 2007 ABC La acusación rebajará 8 años la petición de pena para el teniente de Roquetas C. MORCILLO MADRID. Las conclusiones definitivas del juicio del caso Roquetas se presentarán el día 9, pero la acusación particular ya anunció ayer que rebajará de doce a entre dos y cuatro años la petición de cárcel para el teniente José Manuel Rivas, responsable del cuartel cuando murió Juan Martínez Galdeano. La contundencia de los tres forenses- -declararon el jueves- -al explicar las causas de la muerte del detenido ha motivado este cambio. El abogado José Ramón Cantalejo calificó en sus conclusiones provisionales los hechos imputados al teniente como constitutivos de delito de homicidio y contra la integridad moral y solicitó 12 años de prisión. Ayer, manifestó que rebajará esta calificación puesto que no se puede mantener tras el informe forense expuesto ante la Sala. La muerte de Galdeano se produjo por un consumo de drogas- -fundamentalmente cocaína- como en su día adelantó ABC; la víctima sufrió un cuadro de delirio agitado que le causó una insuficiencia cardiorrespiratoria aguda. La conclusión de los forenses nos impide abordar el dolo señaló Cantalejo, por lo que la calificación en el caso del teniente Rivas quedará en un delito de agresión con resultado de muerte, que prevé penas de entre dos y cuatro años de prisión, con la posible circunstancia agravante de abuso de autoridad, informa Efe. El letrado estudiará uno a uno el caso de los otros ocho agentes imputados con el fin de reestructurar las calificaciones provisionales. No aclaró si piensa rebajar la petición o aumentarla. Excepto para el sargento al que se piden once años de prisión, Cantalejo había solicitado seis meses de cárcel para el resto, muy por debajo de los seis años que pidió el fiscal. El tribunal y las partes vieron ayer las imágenes encontradas durante la quinta sesión del juicio. Dos DVD que fueron grabados por la Policía Científica en Madrid tras lograr rescatar del disco duro información que no había podido ser recuperada en el primer intento. Esas imágenes han estado diez meses metidas en un sobre sin que las partes ni el tribunal las hubieran visto. Los letrados afirmaron ayer que no tienen trascendencia como para suponer un cambio en las investigaciones. El Ejecutivo asturiano asume la tutela de un niño de 10 años que llegó a pesar 100 kilos Sus abuelos, traumatizados por la anorexia de la madre, sobrealimentaban a su nieto GONZALO DÍAZ RUBÍN OVIEDO. Los servicios sociales del Principado de Asturias han asumido temporalmente la tutela de un niño de diez años que vivía con sus abuelos y que llegó a pesar cien kilos a causa de una alimentación excesiva e inadecuada que le estaba acarreando problemas de salud según indicaron ayer fuentes del Gobierno regional. Los primeros problemas fueron detectados en agosto de 2005. Los servicios sociales del municipio de residencia del menor- -ocultado por la Administración para proteger su intimidad- -venían siguiendo su evolución debido a que se hallaba en régimen de acogimiento familiar con sus abuelos. Tras la voz de alarma de los servicios sociales municipales, el caso fue informado por el colegio en el que el niño cursaba sus estudios y por las instancias sanitarias. Unos y otros coincidieron en que las condiciones del muchacho eran altamente anómalas, con el factor agravante de que sus abuelos no acababan de percibir la magnitud del problema. El informe escolar puso de relieve que el menor manifestaba severos síntomas de cansancio y dificultades físicas para cualquier tipo de ejercicio. Entre tanto, el dictamen médico constató que el elevadísimo peso del niño no respondía a una alteración orgánica, sino a una ingesta de alimentos excesiva e inadecuada Con estos informes, los responsables de la Consejería de Los abuelos del niño muestran una foto del menor del día de su Primera Comunión Bienestar Social convocaron a los abuelos del muchacho, les expusieron la situación y les indicaron las pautas alimenticias que debían seguir con el fin de reconducir la situación del menor. Asimismo, advirtieron a la familia de que si no se observaba un cambio de rumbo, la Administración se vería obligada a tomar medidas más drásticas. Pasaron los meses y el panorama no cambió. En consecuencia, el 31 de mayo de 2006, el Instituto Asturiano de Atención Social a la Infancia, Familia y Adolescencia decidió intervenir y asumió la tutela del niño, que a sus diez años llegaba a los cien kilos de peso. El menor se encuentra desde entonces internado en un centro de alojamiento del Principado, donde recibe frecuentes visitas de sus abuelos, y ha perdido alrededor de 20 kilos. La responsable del Instituto Asturiano de Atención Social a la Infancia, Gloria Fernández, justificó las drásticas medidas adoptadas por la Administración para garantizar al niño el derecho a la salud. Hubiéramos actuado igual en el caso de un niño con diabetes al que no se le da la medicación pautada y se pone en riesgo su salud señaló. Pero, ¿por qué los abuelos le sobrealimentaban? No hay respuesta oficial, pero los abuelos afirmaban ayer que la madre del muchacho murió por no comer tal vez de anorexia. Incluso 10 meses después de que la Administración asumiera la tutela, sostenían que su nieto estaba sano como un coral y que lo que había hecho el Principado era robárselo. El menor tiene otro hermano de 17 años. Ya ha perdido 20 kilos Roca declaró ante el juez que le tocó la lotería 80 veces en su vida H. BARBOTTA J. CANO MARBELLA MÁLAGA. Aunque su situación actual no sea la mejor- -lleva un año entre rejas- -no se puede negar que Juan Antonio Roca ha sido, por diversos motivos, un hombre afortunado. La suerte de la lotería le ha sonreído en múltiples ocasiones. Al menos, eso dice él. En su última comparecencia ante el juez Torres (el día 19) el ex asesor de Urbanismo declaró que ha resultado agraciado en diferentes sorteos unas 80 veces a lo largo de su vida, según las fuentes consultadas. El instructor preguntó a Roca sobre los premios de lotería que al parecer le han tocado, al considerar que podría tratarse de una maniobra para blanquear dinero. El presunto cerebro de la trama argumentó que suele jugar mucho dinero. Y claro, el que arriesga, gana. Tanto que, según indicó, le ha podido tocar la lotería- -en distintos sorteos y todo tipo de premios- -unas 80 veces en su vida. El magistrado le interrogó también sobre cuántas veces resultó agraciado en los últimos 15 años con premios superiores a 3.000 euros, que son los que se cobran en el banco. Según fuentes cercanas al caso, el ex asesor indicó que le había tocado unas 15 veces en los últimos años. A su mujer y a sus hijos también les ha sonreído la fortuna. La investigación policial y judicial del caso Malaya determinó que entre los tres obtuvieron premios por valor de 600.000 euros tras haber sido agraciados en distintos sorteos (Lotería Nacional, Bonoloto, Once, Quiniela... en un periodo de apenas seis meses durante el año 2005. Ordenan readmitir al jefe de Policía local de Marbella El Ayuntamiento de Marbella tendrá que readmitir al superintendente de la Policía local, Rafael del Pozo, según un auto del Juzgado Número 3 de lo Contencioso- Administrativo de Málaga, que declara nulo la suspensión de empleo y sueldo ordenada por la gestora el pasado 21 de marzo contra el agente, imputado en la Operación Malaya por tráfico de influencias, entre otros supuestos delitos, informa J. M. Camacho.