Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA SÁBADO 31 s 3 s 2007 ABC La Policía pierde altura Para ser Policía hay que valer, y mucho. Lo que ya no será imprescindible es ser alto. El Gobierno reduce la altura mínima a los aspirantes en cinco centímetros, hasta dejarla en 165 POR M. CALLEJA MADRID. El tópico del español bajito acabó hace mucho tiempo y la estatura media de nuestros jóvenes ya no tiene nada que envidiar a la de otros países de Europa. Según un estudio, la estatura media de los jóvenes se ha incrementado en unos once centímetros desde 1910, y ahora está en 175. Pero mientras los españoles son cada vez más estirados, la altura de sus policías mengua poco a poco. ¿Cuál es el misterio de esa paradoja? La culpa la tiene el Gobierno. El Consejo de Ministros volvió a rebajar ayer por decreto la estatura mínima para los aspirantes al Cuerpo Nacional de Policía. Un Cuerpo que tendrá, de golpe, cinco centímetros menos de estatura mínima exigible. Desde el decreto de 1995, cualquiera que quisiera presentarse a un proceso de selección de Policía Nacional sabía que tenía que medir 170 centímetros como mínimo, si era hombre, o 165, si era mujer. Por debajo de esas medidas no podía ingresar. Otro decreto, de marzo de 2006, redujo cinco centímetros la talla mínima exigida a las mujeres, que pasó así a 160 centímetros, pero mantuvo la de los hombres en 170. Y un tercer decreto, el de ayer, ha rebajado la altura masculina exigible a los 165 centímetros. La rebaja en la estatura que se pedía a las mujeres se hizo porque estaba por encima de la media nacional, lo que complicaba mucho la incorporación del género femenino en el Cuerpo de Policía. En el caso de los hombres ocurría al contrario: lo exigido estaba por debajo de la media. ¿Por qué se cambia entonces? Según la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, se trata de eliminar una barrera inútil como es, al parecer, que un policía tenga que ser medianamente alto. El Gobierno asegura que así se homologa la estatura en España con la que se exige en la gran mayoría de los Estados de la UE Lo que se incrementará, desde luego, es el número de aspirantes, justo cuando las plazas ofertadas en 2007 han aumentado hasta las 5.575. La nueva estatura se aplicará también a la Guardia Civil. Los Reyes, con el presidente de Guatemala, Óscar Berger, y su esposa, Wendy Widmann EFE Los Reyes llevan la Transición a El Salvador y Guatemala PALOMA CERVILLA ENVIADA ESPECIAL GUATEMALA. Sus Majestades los Reyes finalizaron ayer en Guatemala la gira centroamericana que les ha llevado también a El Salvador, en un momento en que ambos países conmemoran el aniversario de la firma de los acuerdos de paz, quince años en el caso de El Salvador y once en el de Guatemala, y en los que España tuvo un papel fundamental. El objetivo de este viaje ha sido el de apoyar su consolidación democrática y reiterar el compromiso de España con la mejora en el funcionamiento de las instituciones del Estado. Don Juan Carlos así lo puso de manifiesto en su intervención ante la Asamblea Legislativa de El Salvador, en la que, además, puso la Transición española como ejemplo de concordia y reconciliación. Igualmente, en su visita al Ayuntamiento de Guatemala, cuyo alcalde, Alvaro Arzú, fue presidente de la República, el monarca reiteró la determinación de España para seguir acompañando esta paz, lograda con tanto esfuerzo y mostrando su apoyo para que este proceso se consolide y llegue, con sus efectos beneficiosos, a toda la población de Guatemala En esta visita, que se celebra treinta años después de la primera y única que han realizado Don Juan Carlos y Doña Sofía, los Reyes tuvieron un recuerdo para las víctimas de dos sucesos que empañaron en su día las relaciones entre ambos países. El asesinato en El Salvador en 1989 de cinco jesuitas españoles, entre los que se encontraba el sacerdote Ignacio Ellacuría, y el asalto a la embajada española en Guatemala en 1980, en el que fallecieron 39 personas, entre las que se encontraba el diplomático español Jaime Ruiz del Arbol. Al margen del aspecto político del viaje, una de las notas más destacadas ha sido el reforzamiento de la cooperación entre ambos países. España invertirá en El Salvador este año 57 millones de euros, diez más que en el ejercicio anterior. La inversión en Guatemala será de 37 millones de euros para diversos proyectos de cooperación.