Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA Zapatero abre un nuevo proceso s El rearme de la banda SÁBADO 31 s 3 s 2007 ABC Edurne Uriarte LOS TRES EUROS DE ETA asta ternura me produce que el presidente no sepa el precio del café en la calle. Porque este hombre no ha podido salir a la calle desde hace tres años, lo que no es una ironía sino la otra cara del poder. Demagogias aparte, es poco envidiable. Y cuando tenía menos poder, tampoco salía mucho del Congreso. Por lo que cuentan quienes le conocen, también entonces vivía las veinticuatro horas para la política. Y eso me suscita simpatía. Por su pasión por la política. Lo que me provoca escándalo es su desconocimiento de otro precio. El de ETA. Ésa es la principal conclusión que podemos extraer de la detención del comando Donosti y de las alertas policiales sobre la banda, que Zapatero ha prometido un proceso de paz a los españoles a partir de un lamentable desconocimiento sobre ETA y sobre su precio. Esa ignorancia es la que explica que el Gobierno haya realizado dos importantes cesiones a la banda, el envío a casa de De Juana y la retirada de cargos contra Otegi, que se haya pasado varias semanas en anhelante espera de un comunicado que permitiera lavarlas ante la opinión pública. Y que se encuentre con este premio, con un comando listo para atentar porque esas cesiones y otras como el acuerdo previo para la mesa de partidos le parecen insuficientes a ETA. El proceso de paz diseñado por Zapatero y por esos asesores que saben tan poco y andan tan ligeros de principios como él tiene dos problemas. El primero, su falta de límites democráticos, su disposición a pactarlo casi todo con los terroristas. Y el segundo, su sonora ignorancia sobre la banda. Ambos combinados, Zapatero había calculado que podría pagar unos 80 céntimos a ETA. Sabía que eran antidemocráticos, pero siempre que la cosa no pasara del euro, también había previsto que los españoles lo tolerarían. A cambio de tranquilidad. Y se ha encontrado con que el precio de ETA es como el del café que Jesús Cerdán, el de la famosa pregunta, se tomó en el hotel antes de ir al programa, unos tres euros. Llevó el ticket a Zapatero y le pidió un autógrafo. ETA quiere llevarle otra cosa. Un atentado. Para que se entere de una vez de su precio. H Uno de los detenidos del Donosti sobre estas líneas. A la derecha, Yurrebaso y Suárez, apresados en Francia EFE VOCENTO Txeroki transmitió al Donosti que estuviera listo para dar fuerte Los dos detenidos en Francia declaran que son correos en la negociación con Zapatero JAVIER PAGOLA MADRID. Los dos etarras detenidos en Francia el pasado miércoles tras saltarse un control de carretera, Juan Carlos Yurrebaso Atutxa y Kepa Mirena Suárez Huarte, declararon a la Policía, ya en la comisaría, que estaban en la negociación entre ETA y el Gobierno y que su labor era actuar como mensajeros de la banda terrorista. Mientras unos pistoleros esgrimen su implicación en el supuesto proceso de paz otros, como los integrantes del comando Donosti se preparaban para una ofensiva terrorista, afortunadamente frustrada por la brillante operación de la Guardia Civil. Así, el jefe del aparato militar Garikoitz Aspiazu Rubina, Txeroki transmitió al jefe del grupo desmantelado, el liberado José Ángel Lerín Sánchez, que había que estar preparado para dar fuerte pero hasta el momento de su captura no le había transmitido la orden expresa de atentar. ¿Argucia? ¿confesión inesperada? Lo cierto es que los dos veteranos terroristas aseguraron estar en la negociación pese a que uno de ellos portaba una pistola. A los expertos antiterroristas no les consta una participación activa de ambos en el denominado proceso de paz Otra cosa es que hicieran labores de meros recaderos para llevar mensajes, incluso de chóferes o de hombreslanzadera de los cabecillas cuando se desplazaban por territorio francés. Precisamente, la Policía francesa sospecha que detrás del vehículo, robado el pasado mes de septiembre, en el que circulaban Kepa Mirena Suárez Huarte y Juan Carlos Yurrebaso Atutxa, en dirección al norte del país, marchaba otro en el que podría ir algún dirigente etarra. Juan Carlos Yurrebaso coincidió por primera vez con el actual dirigente del aparato político José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera a finales de los años setenta en un campo de adiestramiento para terroristas de Yemen del Sur, junto a otros etarras. Precisamente, cuando regresaba de ese país fue detenido en la escala que realizó en Holanda. Tras su entrega a la Justicia española, Yurrebaso cumplió una condena de once años y quedó en libertad en 1991. Posteriormente, se desplazó a Venezuela, donde se le perdió la pista, hasta que regresó a Francia para reincorporarse a la banda. Por su parte, Suárez Huarte estaba huido desde noviembre de 2004, cuando la Guardia Civil le buscó por su actividad dentro del aparato de captación de la banda terrorista en la provincia de Vizcaya. También había cumplido anterior condena, entre 1987 y 1995. Ninguno de los dos tenía antecedentes penales en Francia. Por otra parte, las investigaciones abiertas tras la desarticulación del nuevo comando Donosti confirman, día a día, la amenaza real de una ETA acechante, dispuesta a volver a actuar en cualquier momento, pese a que, según su último comunicado, mantiene vigente el alto el fuego permanente De la Vega: El nivel de alerta es total, como el primer día La alerta entre las Fuerzas de Seguridad ante la posibilidad de que los terroristas cometan un atentado es total, como el primer día según María Teresa Fernández de la Vega. El nivel de atención hoy no es mayor ni menor que antes, es total. No hemos bajado la guardia ni un minuto aseguró en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. De la Vega destacó que España tiene unas excelentes Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, profesionales de primer nivel, que previenen, protegen y vigilan en todo momento porque trabajan permanentemente para garantizar la seguridad, hoy, antes y mañana Ante la posibilidad de que ETA está preparando un atentado, insistió en que no se puede bajar la guardia, nunca se ha bajado ni se bajará El dirigente del aparato militar Garikoitz Aspiazu, Txeroki transmitió al jefe del comando Donosti José Ángel Lerín Sánchez, que había que estar preparado para dar fuerte Fuentes próximas a la investigación matizan que, en principio, no había dado una orden expresa para empezar a cometer atentados, pero esta podía llegar en cualquier momento. De hecho, tenías datos de matrículas tras hacer seguimientos. De hecho, en ese último comunicado, difundido el pasado mes de enero, la banda ya advirtió de que si el Gobierno no cumplía los compromisos a los que habría llegado con ETA en los prolegómenos de la tregua se reservaba la capacidad de cometer más atentados como el de Barajas. Mientras, uno de los ocho detenidos por su presunta relación con el comando Donosti Julen Larrañaga, quedó en libertad en la madrugada de ayer, tras prestar declaración ante la Guardia Civil. Larrañaga, de 40 años, había sido detenido el pasado miércoles en la localidad de Ordicia. Matrículas