Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA Zapatero abre un nuevo proceso s El desafío de Batasuna SÁBADO 31 s 3 s 2007 ABC El PNV amenaza con retirar a los ertzainas de las cárceles si no se transfieren las competencias S. N. VITORIA. El PNV parece dispuesto a lanzar un nuevo órdago al Ejecutivo central a cuenta de la política penitenciaria, consciente quizá del momento crucial que vive el proceso y del poco margen de maniobra con el que cuenta Rodríguez Zapatero. Así, el parlamentario peneuvista José Antonio Rubalkaba amenazó ayer en la Cámara vasca con solicitar al lendakari la retirada de la Ertzaintza de las cárceles de la Comunidad si el Gobierno central persiste en su negativa a transferir las competencias sobre prisiones. La advertencia del dirigente del PNV se produjo en el transcurso de un debate en el Parlamento en el que fue aprobada una iniciativa del tripartito que reclamaba el traspaso de estas políticas, con lo que se pretendía dar cobertura a la demanda. El texto fue aprobado gracias a la ausencia de cinco parlamentarios del PSE- EE y el PP, lo que permitió que la suma de los votos de PNV EA, EB y Aralar fuera suficiente para alcanzar la mayoría. El PCTV no participó en la votación, según informa Ep. ¿Quieren los centros penitenciarios? Que se los queden. Pero eso sí, de colaboración con esa política del Estado español, cero. Y la Ertzaintza, fuera de los centros penitenciarios advirtió el diputado nacionalista. Carteles anunciadores del acto batasuno de hoy en la localidad vizcaína de Baracaldo TELEPRESS Sin condena de la violencia Batasuna se esfuerza por renovar su imagen cerca de las elecciones: Sacar el conflicto de la calle vías pacíficas Una consecución de mensajes que algunos sectores reciben con alborozo, pero que jamás han llegado al fondo de la cuestión: condenar a ETA. Ni lo harán POR M. LUISA G. FRANCO BILBAO. A la espera de despejar la incógnita sobre si habrá finalmente o no acto de Batasuna hoy en Bilbao, el mensaje que la coalición ilegal había preparado para el escenario del BEC no incluye la condena de la violencia, por lo que, aunque el entorno político de ETA pretenda presentar una imagen renovada y de apuesta por las vías políticas con la mirada puesta en su presencia en las próximas elecciones municipales y forales, su unidad indisoluble con la banda terrorista convierte en irrelevante cualquier nueva propuesta que baje el listón de las tradicionales reivindicaciones de la coalición ilegal. El reciclaje de mensajes de los últimos tiempos, profusamente aireados por Arnaldo Otegi en periódicos, ruedas de prensa y foros de todo pelaje, circulan por eufemismos como sacar la violencia de la calles apuesta por la vía pacífica que sería un error que ETA atentara en estos momentos ¿y antes? ¿y después? Pero jamás ha habido, ni se espera, una condena de la violencia, un reproche a ETA, nada. Es imposible mantienen quienes conocen el mundo etarra. Nunca dirán nada de ETA porque equivaldría a una escisión. No han dejado de ser la misma cosa, ni quieren dejar de serlo. Y si alguien tiene alguna tentación de irse, ya se sabe que las escisiones no se consienten en ETA En medios políticos vascos hay absoluto escepticismo sobre la posibilidad de que la cercanía de las elecciones lleve al entorno político de ETA más allá de las posiciones políticas que ha defendido en los últimos días, que se concretan en la propuesta de autonomía para el País Vasco y Navarra como paso previo a la independencia. Esta finta tampoco engaña, porque sigue siendo una reivindicación sostenida por la amenaza de ETA frente a la voluntad democrática de los ciudadanos. Ni siquiera las palabras de Otegi en los últimos días, defendiendo las vías políticas para conseguir el objetivo de la independencia, pueden considerarse un cambio respecto a posiciones anteriores, ya que la coalición ilegal ya había propuesto en Anoeta que ETA quedara al margen de una negociación política entre partidos, aunque posteriormente aceptó la pretensión de la banda terrorista a de figurar como el artífice de un cambio del marco político vasco. Y es que sigue mandando quien tiene las pistolas. El presidente del PNV Josu Jon Imaz, señalaba ayer en ese sentido que la actitud de Batasuna en estos momentos no es coherente con la propuesta de Anoeta y descartaba que en el acto anunciado para hoy en el BEC que Batasuna mantiene, a pesar de la prohibición judicial, se fuera a rechazar nítidamente la violencia, como exige la sociedad vasca Imaz reiteraba el mensaje en el que ha insistido el PNV desde el atentado de Barajas y el comunicado de ETA reservándose la posibilidad de atentar. No podemos entrar en el juego que propone Batasuna de que si entramos a negociar un acuerdo político y a ETA le gusta, parará la violencia y si no le gusta, continuará. No admitiremos nunca una negociación bajo chantaje repite continuamente Imaz. El presidente de la ejecutiva del PNV explicaba ayer que las expectativas respecto a que Batasuna se alejase de la violencia son ahora menores que cuando se inició el proceso de paz que pretendían dirigir el Gobierno y el PNV y que en estos momentos la opinión pública no sabe si está parado, como afirman sus protagonistas, o en marcha, como dijo recientemente el lendakari. Yo pensaba que había alguna probabilidad de que aceptaran el planteamiento, pero tras las dos reuniones que mantuve con ellos en enero constaté que Batasuna se ha saltado ese emplazamiento de alejarse de la violencia dijo ayer Imaz. La coalición pretende presentarse a las elecciones y que se ponga en marcha la mesa de partidos para la negociación de un acuerdo político (de autodeterminación) sin condenar la violencia. Por fin, un pero a la agresión Cinco días después de la agresión sufrida por el abogado del Foro Ermua Antonio Aguirre por parte de un partidario de Ibarretxe, el PNV emitió la primera condena pública del hecho. Fue su presidente, Josu Jon Imaz, el encargado de emitir este lamento, aunque lleno de matices, pues inmediatamente aseguró que tanto el agredido como el pequeño grupo que le acompañaba habían acudido al lugar provocar e insultar a personas que estaban con serenidad y en silencio Imaz no especificó si el agresor formaba parte de las personas serenas y silenciosas. Imaz apeló a analizar en su integridad esa tangana y la actitud del Foro Ermua sin que esto sirva ni como eximente, ni justificación ni poner las dos cosas al mismo nivel ni nada parecido. Allí hubo elementos de provocación que generaron un clima que produjo toda esa situación dijo. Descenso de las expectativas Decir algo contra ETA equivaldría a una escisión, porque siguen siendo lo mismo, y quieren seguir siéndolo