Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN SÁBADO 31 s 3 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es. ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero MAÑANA EN ABC La guerra de Afganistán AMENAZA LA PROSPERIDAD LA IDEOLOGÍA ay quienes perciben el cáncer ideológico como una amenaza para la prosperidad nacional. Franfkurter Allgemeine Zeitung destaca un artículo de Leo Wieland, que intenta resumir la evolución del proceso del 11- M. Y el resultado tiene tintes esperpénticos. En París, Le Monde destaca un matizado análisis de Cécile Chambraud que comienza así: Hombres encapuchados de negro y equipados con bombas han invadido la política española. Unos han asesinado a más de ochocientas personas en cuarenta años. Los otros han asesinado a 191 en cuatro minutos. Unos se expresan en vasco; los otros, en árabe... A partir de ahí, Chambraud recuerda que, en verdad, el terrorismo se ha convertido en el principal, si no en el único tema de debate de la política española ¿De dónde procede tal tensión? se pregunta la corresponsal de Le Monde, que avanza dos razones: el PP no ha digerido su derrota electoral del 14- M. Y Zapatero, agrega, ha dado la impresión de haber tenido la tentación de negociar con ETA con la intención de sacar un beneficio político para él solo A juicio de Cécile Chambraud, tales maniobras son el mejor decorado que podrían esperar los etarras si desearan organizar un atentado con fuerte repercusión política Más allá de las tormentas ideológicas, la corresponsal de Le Monde saca una consecuencia inquietante para el Estado de Derecho: La tensión ha contaminado la magistratura. La justicia española parece hoy incapaz de zanjar serenamente algunos contenciosos relacionados con el nacionalismo violento Ante las intervenciones políticas en el caso Endesa, el Economist londinense saca consecuencias igualmente negras. A su modo de ver, la discriminación política de los inversores extranjeros es la mejor manera de alejarlos, con riesgos para la prosperidad nacional. La nota pintoresca la recuerda el Times londinense, que cuenta con fina ironía las intervenciones políticas nacional- galleguistas, que exigen una revisión de la entrada gallego del diccionario de la RAE. H Acabamos de enterarnos de que el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, ha ocultado a lo largo de dos semanas la información sobre un nuevo ataque contra las tropas españolas que operan en Afganistán. El titular de Defensa ha explicado que un potente artefacto explotó a unos doscientos metros de los soldados cuando era transportado por dos individuos que viajaban en una moto. Al comparecer para explicar el atentado que en febrero se cobró la vida de la soldado Idoia Rodríguez, el ministro ha admitido que en ese país centroasiático hay un notable nivel de inseguridad Y es que la soldado mencionada, que perdió su vida por la explosión de una bomba, no murió en misión humanitaria (como decía el Gobierno de Zapatero) sino en operaciones de combate como en la propia web oficial de la OTAN se afirmaba. El oscurantismo del ministro da pie a plantearse qué otras cosas nos esconde José Antonio Alonso de lo que ocurre en aquél país. El famoso queremos saber también se extiende a la situación de nuestros soldados en una misión tan peligrosa como la que desempeñan allá. Además, reflejan las encuestas que la percepción de inseguridad respecto al país de los talibanes se multiplica entre los españoles. En resumen, la demagogia y la hipocresía del no a la guerra está quedando en evidencia ante el elocuente silencio de lo que está pasando en Afganistán. Manuel Murillo González Sevilla se decidan a dar tan arriesgado paso y prefieran seguir viviendo con sus familias. El Gobierno de Zapatero no ha hecho prácticamente nada en este asunto. Sus iniciativas para promover los alquileres ha resultado un fracaso. Uno de los proyectos estrella de María Antonia Trujillo, la Sociedad Pública de Alquiler, continúa recortando sus expectativas. Si en mayo de 2006 anunció que se proponía cerrar ese año con 5.500 contratos, cuando pasan dos años y cinco meses desde su constitución en octubre de 2005, continúa estando muy lejos de ese objetivo, con un total de 4.007 viviendas alquiladas. Y lo mismo ha ocurrido con las soluciones habitacionales, como dice la ministra, de treinta metros. Juan Carlos Moreno Moles Sevilla internacionales. No hace falta decirlo, pero no somos buenos en el fútbol. Y por mucho que se esfuercen en vendérnoslo todos los años, nunca ganamos nada. Y aunque yo no vea los partidos, es imposible no enterarme de cuándo juega la selección de fútbol, en qué canal y a qué hora. Creo que nuestra selección de waterpolo se merecía que hubiésemos estado pendientes de ella. Aunque sólo fuera un poco. Luis Gavira Caballero Madrid Mártires del atasco ¿Cuántas horas pasamos en los atascos de las grandes ciudades? El tiempo es un bien preciado para cualquier ciudadano, más aún si tenemos en cuenta las pocas horas que disponemos para dedicarlas al ocio. En el año 2015, los atascos habrán asfixiado las grandes ciudades. Le contamos lo que ocurre en otras capitales del mundo. Tartamudo, nadie Un gallego llegó a El Salvador hace muchos, muchos años, y explicaba a sus conocidos la carta que acababa de recibir de España: Mi madre va a A Guarda para despedirse de mi hermana que se va a A Estrada Este hombre es tartamudo sentenciaron los lugareños. Y así quedó reflejado. Pasados los años, Francisco Rodríguez, diputado del Bloque, pide a la Real Academia Española que retire del diccionario tan ofensiva acepción. Yo me uno con entusiasmo a la iniciativa, como no puede ser menos, pero ruego a la Academia que, al mismo tiempo que elimina la acepción, aclare al señor Rodríguez que, en la lengua de Cervantes, es grave cacofonía juntar varias aes Decir La fiesta va a A Coruña son ganas de parecer tartamudo sin serlo. Y puesto que pedimos, sin fisuras, a la Academia que gallego no sea sinónimo de tartamudo, supliquemos a la Docta Casa que nos evite la práctica del tartamudeo forzoso cuando hablemos en castellano. Porque a lo peor, Rodríguez pretende que los gallegos dejen de ser tartamudos y volvernos tartamudos al resto. Pablo González de Amezúa Madrid Desprecio al waterpolo Ya me costó bastante enterarme de la hora a la que se jugaba la semifinal del Campeonato del Mundo de Waterpolo de Melbourne, entre España y Hungría (13,00; hora española) Pero me costó aún más saber en qué cadena se emitía, porque era en ninguna. Me pongo a buscarlo cambiando de canal a canal y veo que vamos desde la retransmisión en directo desde un helicóptero de la inauguración del fabuloso y magnífico túnel de la M- 30 a comentarios sobre la nueva vida de Farruquito en la cárcel. Desde hace años, no ha llegado tan lejos la selección española de waterpolo y, cuando lo hace, nadie demuestra que le importe. Me parece mal que se muestre tan poco interés por los deportes en los que de verdad somos buenos y por los deportistas que de verdad se esfuerzan en conseguir títulos Belarmino García Las ganas de vivir han jugado un papel importantísimo en la vida de Belarmino García, consejero delegado de France Telecom, que esta semana explica en Infoempleo cómo Amena, hoy Orange, se abrió hueco en el competitivo y duro mercado de la telefonía móvil: No puedo pedir nada a nadie que yo no sea capaz de hacer conmigo mismo Arresto en casa Se han celebrado en toda España numerosas concentraciones de jóvenes reclamando el derecho constitucional a una vivienda digna. Es archiconocido que para acceder a una vivienda hay que disponer de dinero, cada vez más, pues los precios no dejan de subir. Si antes una hipoteca se concedía a quince años, con un importe máximo del 80 por ciento del total, hoy se hace hasta a cincuenta años y con un importe del 120 por ciento. Todo ello supone, en la inmensa mayoría de los casos, la ruina de la economía doméstica. La gente va cayendo en la trampa, quedando en deuda de por vida. La precariedad en los empleos, los raquíticos sueldos, incluso la misma precariedad de las relaciones personales, hace que muchos de los jóvenes no Anuncios Como cada domingo, nuestro periódico ofrece este suplemento en el que el lector encontrará todo lo que necesite.