Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 MADRID VIERNES 30 s 3 s 2007 ABC La violada por seis latin confunde a los agresores y sigue traumatizada Los imputados, de origen ecuatoriano, negaron ser de la banda y se culparon entre sí M. J. ÁLVAREZ MADRID. Sigue conmocionada. Un año y casi cuatro meses después de la presunta violación que sufrió a manos de seis latin king en Collado Villalba, la víctima, que el 6 de diciembre de 2005 tenía 17 años, se vio obligada a recordar la pesadilla. Fue ante la sección XV de la Audiencia Provincial, en la primera sesión del juicio que comenzó ayer y que se reanudará el 16 de abril. Visiblemente nerviosa, y muy afectada por lo ocurrido, la joven, que declaró a puerta cerrada y protegida por un biombo, no logró identificar las caras de los imputados, ya que cuando fue agredida la llevaban tapada indicó uno de los letrados. El fiscal considera que fue agredida sexualmente por seis ecuatorianos. De ellos, sólo dos de los presuntos autores se sentaron ayer en el banquillo; al tercero se le acusa de cooperador necesario, al igual que el cuarto, que no se presentó y se le declaró en rebeldía. Otro es menor y está internado en un centro, a la espera de juicio. Los otros tres no pudieron ser identificados en su día porque iban encapuchados. Como consecuencia de estos hechos, la menor se quedó embarazada y abortó, informa Ep. Para el Ministerio Fiscal, Giovanny José Cano, de 24 años, conocido como King Cano y supuesto líder o corona de los latin se citó aquel día con la menor, y se dirigieron a la parte de atrás de una fábrica abandonada. Poco después, llegó el resto del grupo, integrado por diez personas, entre ellos los dos presuntos autores: Pablo Efraín Villegas o King Pinky de 22 años, y Walter Patricio Yáñez, de 19. También estaba Darío Javier T. M. de 19 años, (el huido de la justicia) quien se encargaba de vigilar por si venía alguien. Para los tres, incluido Giovanny, pide 78 años de cárcel, como autores materiales o ayudantes necesarios. Cuando se encontraron, se saludaron con los dedos pulgar y meñique y a sabiendas de lo que iba a suceder, se retiró unos metros del resto del grupo informa Efe. Entonces, sujetando por piernas y brazos a la mujer uno de los menores la violó. Y así, los otros cinco. Sin embargo, ayer, los tres imputados negaron ser miem- El sexo, presente en los rituales para entrar en la banda ¿Violación múltiple como ritual de iniciación a la banda? Esa es una de las preguntas relacionadas con el caso de Collado Villalba que sigue sin tener respuesta por ahora. Y es que el sexo está presente en las pruebas que deben soportar las mujeres que desean formar parte de una banda juvenil. Ellas son aspirantes a reinas o queens y, tras varias fases, pasan a observación. En estos casos, el jefe puede asignarle a la joven un novio y éste obligarle a mantener relaciones sexuales con él u otros amigos de su confianza, dado que estas pandillas son muy machistas y consideran a las mujeres de su propiedad. Lo mismo sucede cuando ya son admitidas y quieren subir en el escalafón. El guión, idéntico, se repite aunque la chica no sea del grupo si mantiene relación de amistad con algún miembro del mismo. Es el peaje que deben pagar a cambio. Tres de los acusados, en la mañana de ayer, cuando se dirigían a la Audiencia Provincial ERNESTO AGUDO Giovanni, considerado corona y amigo de la joven, planeó lo ocurrido, según sus compañeros bros de dicha banda y haber participado o ayudado a las agresiones. No obstante, incurrieron en muchas contradicciones. Así, Cano negó haber estado con la víctima ese día y Fruto de los brutales hechos la joven, que entonces tenía 17 años, se quedó embarazada y abortó manifestó que se enteró de lo ocurrido por un amigo, quien le dijo que cuando ella llegó al lugar preguntó por mí y al ver a Walter le llamó por mi nombre Esta confusión la volvió a La cita la planeó un corona repetir la víctima ayer, a pesar de conocer a Giovanny, que llevaba el rostro descubierto. El corona agregó que, siempre según su amigo, la joven accedió a mantener relaciones sexuales con Yáñez, y que después, Villegas le invitó a que hiciese lo mismo con el resto. Ella aceptó que fuesen uno por uno Agregó que la menor y él estuvieron enrollados pero que él la dejó. Ella me ha metido en esto Walter ratificó que Giovanny no estuvo presente pero ne- gó su versión y aclaró que quien intentó forzar a la joven fue Pablo, King Pinky aunque aseguró que él les separó. Dijo oír déjame y al acercarse, encontrarse a Pablo con los pantalones bajados y a la chica llorando con la falda alzada aunque: no vi que la estuviera violando El tercer acusado en declarar fue Villegas, quien negó los hechos que le imputó Yáñez, ya que dijo que aquel día se marchó porque vi las cosas raras y no había más chicas para estar con nosotros Quiero preñarte mensaje que envió el acusado de abusar de una niña de 10 años en Miraflores ABC MADRID. El padre de la niña presuntamente violada por Jesús Agustín Hernández en agosto de 2004 aseguró ayer que la noche antes de los hechos, sobre las 23.45 horas, el acusado envió un mensaje al móvil de su mujer, que, -según dijo- solía utilizar su hija, de 10 años, en el que decía quiero preñarte Este testimonio se produjo en la segunda jornada del juicio que se sigue en la Audiencia Provincial, en el que el acusado reconoció que el número de teléfono desde el que se envió el citado mensaje coincide con el suyo, informa Efe. También comparecieron cinco médicos que coincidieron en que la víctima presentaba lesiones por contusión, arañazos y heridas en el labio y el párpado, pero que no pueden asegurar cómo se produjeron En sus informes agregan que no se observó desgarro vaginal ni rotura del himen en la víctima, ya que no llegó a haber penetración y no se encontraron restos de esperma. No obstante, el médico que realizó la primera inspección ginecológica aseguró que sí sufría un enrojecimiento vaginal que pudo haberse producido por una infección porque la causa es difícil de determinar en los niños Según varios forenses, los hechos produjeron en la víctima un estrés postraumático grave a lo que añadieron que las lesiones son compatibles con un intento de agresión sexual violenta y que el testimonio de la niña es probablemente creíble Las forenses que trataron al agresor- -para quien el fiscal solicita 15 años de prisión- informaron de que el acusado presenta un trastorno adaptativo del control de impulsos, dependencia del alcohol y una desviación sexual con componentes pedófilos y voyeuristas y que éste no se mostró arrepentido, porque en todo momento negó los hechos El agresor padece una desviación sexual con orígenes pedófilos y voyeuristas, según los forenses