Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 30- -3- -2007 Zapatero abre un nuevo proceso s El desafío de Batasuna ESPAÑA 15 la suspensión de actividades de Batasuna. La Ertzaintza no tiene conocimiento de que puedan existir este tipo de vinculaciones externas y manifiestas con organizaciones ilegales añadió. El acto se atribuye, en genérico, a la izquierda abertzale Sobre la izquierda abertzale ya se pronunció el juez Garzón el pasado mes de enero al rechazar la petición de prisión hecha por la asociación Dignidad y Justicia contra Arnaldo Otegi por sus declaraciones sobre el atentado de ETA en la T 4. Garzón señaló en su resolución que Otegi no habló en nombre de Batasuna, sino de la izquierda abertzale que definió como un concepto mucho más amplio y diferente a la formación ilegalizada. Advertía también el magistrado que la suspensión de actividades no afecta a la izquierda abertzale y que, en cualquier caso, para ello debería demostrarse previamente que su dirección está en manos de ETA También señalaba el juez que ni Otegi ni ningún otro imputado en la causa que se conoce como Batasuna herriho tabernas tienen suspendidos sus derechos civiles o políticos, por lo que tiene todo el derecho a manifestarse La actividad política de Batasuna y su voluntad de presen- tarse a las elecciones municipales- -sea cual sea la fórmula que finalmente elija- -volvió a ponerse de manifiesto públicamente el pasado sábado. En ese caso fue la abogada y dirigente de la formación ilegalizada Jone Goiricelaia quien, en otro evento pre- electoral que se celebró sin ningún tipo de impedimento pese a que Batasuna tiene prohibido ejercer cualquier actividad, aseguró que van a volver a las instituciones. En la rueda de prensa ofrecida en la Cámara autonómica, Balza aprovechó para arremeter contra el Partido Popular por su iniciativa de presentar un requerimiento ante la Consejería de Interior para que prohibiera el acto. El responsable de Interior del tripartito vasco recordó al PP que no es la Policía, sino el juez, a quien corresponde decidir sobre la validez de este tipo de convocatorias, por lo que reclamó a los populares que dejen hacer su trabajo a los jueces y que esperen a que estos adopten una decisión al respecto. Balza ya ha registrado en la Cámara su negativa rotunda a la petición de los populares por entender que carece de apoyo jurídico y que se trata de una desvergüenza jurídica Con la boca pequeña El PNV apoya públicamente la presencia de Batasuna en las urnas, pero en privado cuenta las alcaldías que podría arrebatarle s Urkullu dice que Batasuna tiene siglas suficientes para ir a las elecciones y la ataca con fuerza: es el principal rival electoral del PNV POR M. LUISA G. FRANCO BILBAO. Mientras el PNV defiende públicamente la presencia de Batasuna en las próximas elecciones municipales y forales, su maquinaria interna está haciendo cuentas electorales de la pérdida de alcaldías que supondrá para el partido la participación del entorno político de ETA en los comicios. El Gobierno vasco y los dos socios del PNV en el Ejecutivo, Eusko Alkartasuna e IUEB, se están posicionando con absoluta claridad en defensa de la presencia electoral de la denominada izquierda abertzale Sin embargo, el PNV introduce matices de calado en sus declaraciones de apoyo. El portavoz del partido, Íñigo Urkullu, ha pedido a Batasuna que acepte el juego democrático, condene la violencia y se sacuda la tutela de ETA Estas declaraciones parecen más propias del Partido Popular o del PSE que de un partido nacionalista que no está de acuerdo con la aplicación de la Ley de Partidos. Urkullu, en su estrategia de desgaste de Batasuna, su principal rival electoral objetivo, denunció, cosa inédita, que tiene siglas de sobra, durmientes o no para estar en las elecciones. El respaldo del PNV a Batasuna se expresa con la boca pequeña Urkullu reclamó a la izquierda abertzale una condición en la práctica imposible: que pida a ETA que cese la amenaza, la coacción y la pretensión de tutelar la vida política Curiosamente, ni EA ni IU hablaron de condiciones tras conocerse la inscripción de ASB, sino que coincidieron incluso con las argumentaciones de Otegi en la rueda de prensa del pasado miércoles. Unai Ziarreta, de EA, dijo que los estatutos de ASB cumplen con la legalidad y Mikel Arana, de IU, pidió al Gobierno visión de Estado y altura de miras para no ilegalizar al nuevo partido. EA e IU están menos pendientes de la rivalidad electoral del entorno político de ETA que el PNV que no deja de contabilizar la pérdida de poder municipal que le supondrá el regreso de Batasuna. En 2003, cuando se celebraron las anteriores elecciones municipales y forales, había alcaldes de Batasuna en 17 localidades vascas, en la mayoría de las cuales fueron sustituidos por los candidatos de la coalición PNV- EA, partidos que en esta ocasión se presentan por separado. Llodio, Legutiano, Elorrio, Lequeitio, Gatica, Mondragón, Pasajes, Anzuola, Arechabaleta, Andoain, Escoriaza, Ibarra, Motrico, Segura, Tolosa, Villabona y Cizúrquil son los municipios donde gobernaba el entorno político de ETA, algunos de los cuales son poblaciones importantes. Negativa de Balza Diecisiete alcaldías