Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 29- -3- -2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 87 Una colección viajera: Madrid, Barcelona, Málaga, Sant Feliu... NATIVIDAD PULIDO MADRID. Todos estábamos pendientes de la negociación entre dos Cármenes de armas tomar (Calvo y Thyssen) la venta al Estado español de la parte más importante de la colección personal de la baronesa, que ésta cedió gratuitamente por once años (hasta 2013) y que cuelga hoy en las paredes de la ampliación del Museo Thyssen. De hecho, la pinacoteca se amplió precisamente para acoger dicha colección, pues, aunque aún no es propiedad del Estado, se prevé que sí lo sea en un futuro. Según la ministra de Cultura, ese futuro es cercano, pues pretende cerrar el acuerdo antes de que acabe la legislatura. Son tres centenares de obras de artistas internacionales, entre ellas algunas tan conocidas como Mata Mua de Gauguin. Pero la noticia saltó ayer en Málaga. El acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento y la baronesa permite crear el primer museo con su nombre- -como adelantó ABC, hubo muchos problemas para que Carmen Thyssen- Bornemisza pudiera registrar su nombre- que contará con 358 obras de pintura española; en especial, andaluza. De nuevo, un préstamo gratuito, esta vez por quince años. Tenemos obras de su colección en museos de Madrid, Málaga... También en Barcelona. Parte de los cuadros de la histórica colección Thyssen que estaban depositados en el Monasterio de Pedralbes pasaron al Museo Nacional de Arte de Cataluña, que además recibió un nuevo depósito de la Colección Carmen Thyssen: nada menos que 350 obras de pintura catalana, que se exhiben de manera rotatoria en dos salas. Y no acaba ahí el periplo viajero de la colección. A las numerosas exposiciones que ha acudido por todo el mundo (ha viajado desde 1996 por Shanghai, Pekín, Nueva York, México, Roma, Bruselas... y en España se ha mostrado en Barcelona, Bilbao, Málaga y Valencia) hay que sumar un sueño de Carmen Thyssen: crear un museo con obras de su colección (también de pintura catalana) en Sant Feliu de Guíxols, donde ella posee una casa. En 2004 se firmó un acuerdo para que dicho museo se instale en un antiguo hospital de esta localidad gerundense. Andrés Barba y Javier Montes, premio Anagrama de Ensayo En su obra La ceremonia del porno analizan el impacto creciente de la pornografía en las sociedades modernas EFE BARCELONA. La obra La ceremonia del porno presentada con el titulo Pornografía y representación de los escritores madrileños Andrés Barba y Javier Montes, ha ganado la 35 edición del premio Anagrama de Ensayo- -dotado con 8.000 euros- a la que concurrían 133 originales y que se falló ayer en Barcelona, El jurado, compuesto por Salvador Clotas, Román Gubern, Xavier Rubert de Ventós, Fernando Savater, Vicente Verdú y el editor Jorge Herralde, concedió el premio por mayoría, quedando finalista Poética del Café del profesor valenciano afincado en Girona Antoni Martí Monterde. Andrés Barba, novelista con cuatro obras publicadas en Anagrama, explicó en rueda de prensa que en La ceremonia del porno subyacen principalmente como ideas clave que para todos hay una pornografía y nadie es ajeno a lo pornográfico y que la aproximación a la pornografía es una experiencia que se da en el marco de una ceremonia con características muy particulares Javier Montes, escritor, traductor y crítico de arte, colaborador de ABCD las Artes y las Letras, ha apuntado que en la sociedad actual cada vez se ve porno con más frecuencia y ha sostenido, asimismo, que los consumidores cada vez son más productores y sujetos porno Todos estos fenómenos están en el libro, igual que el consumo masivo de pornografía en países como Irán o Afganistán, sociedades oficialmente represoras. Otra paradoja que analizan en este título, que les ha supuesto un año y medio de trabajo, es, según Barba, que estamos viviendo una segunda oleada global de pánico al porno, después de la vivida en los años setenta En su comparecencia dejaron claro, además, que a diferencia de otros ensayos sobre esta cuestión, furibundamente contrarios o que tienen la característica de que se acercan con elegante neutralidad a la pornografía, en su obra no hay una toma de posición, simplemente contamos el estado de la situación Por su parte, Antoni Martí explora en su obra Poética del Café estos espacios, partiendo de la convicción de que el café es una singular institución semipública o semiprivada determinante en la literatura. Estamos viviendo una segunda oleada global de pánico al porno, después de la vivida en los años setenta